Educación Primero

Resulta cuanto menos curioso que en los tiempos que corren, absolutamente digitales y donde las fronteras se han difuminado a golpe de “tweet”; sea la radio, medio de comunicación “offline”, auténtica rareza para aquellos jóvenes que nacieron con el nuevo milenio,  la que se haya convertido en “trending topic” en la cuenca del Lago Chad, para 1,3 millones de niños y niñas.

No es porque lo hayan escogido. Desgraciadamente esta región africana, que abarca 4 países (Camerún, Chad, Níger y Nigeria), se ha convertido en un auténtico infierno donde Boko Haram está sembrando el terror. Los desplazamientos a los que se ven obligadas millones de familias que quieren huir del conflicto, están generando graves desafíos humanitarios en la región.

La falta de agua, se había convertido en la prioridad de los programas de ayuda oficial. Especialmente porque millones de niños y niñas estaban expuestos a enfermedades como el cólera o la diarrea. Pero en casos de crisis humanitaria, la gran damnificada es la educación.


Por eso se hace necesario buscar soluciones innovadoras para grandes males. Allí donde no es posible instalar una escuela, ni siquiera una de campaña, se ha de hacer lo posible para que los niños y niñas no se desconecten de su educación. Fundamental para su desarrollo y el desarrollo de su comunidad.

Si los niños y niñas no pueden acudir a la escuela, la escuela viajará hasta sus casas a través de la radio. La oficina regional de UNICEF en África Occidental y Central y la Unión Europea han puesto en marcha un programa educativo a través de este medio. “Se trata de un prototipo regional de radio educativa que mantendrá a los niños en una rutina formativa muy positiva” destaca Marie-Pierre Poirier, directora de la oficina regional de UNICEF.

Se trata de 144 episodios en los que se abordarán temas como la lectura, escritura, aritmética o mensajes de supervivencia y protección infantil. Se emitirán tanto en francés como en las lenguas locales, para que resulte accesible a todos los niños y niñas y consigan mantener su ritmo educativo.

 

UNICEF considera que recibir una educación de calidad y gratuita es derecho de todos los niños y niñas del mundo, independientemente de su raza, su religión o su estatus socioeconómico. Sin embargo, la realidad nos dice que los conflictos, desastres naturales y situaciones de desventaja, hacen que la educación quede relegada a un segundo plano.

Esto mismo lo ha podido constatar Malala Yousafzai, activista por la educación que tristemente se hizo célebre por haber sido atacada cuando tan solo pretendía seguir estudiando. Malala ha visitado recientemente Nigeria, un país que tiene absolutamente lastrado su futuro: es el país del mundo donde más niños y niñas no asisten a clases. De hecho, de todos los niños y niñas que no acuden a la escuela en África occidental, el 46% son nigerianos.

Una situación aún más dramática para las niñas, para las que Malala pidió prioridad absoluta “los estudios son claros”, admitió, “educar a las niñas favorece la economía, la reducción de conflictos y mejora la salud pública”.


UNICEF colabora en todo el mundo para paliar esta situación, colabora con gobiernos como los de Camerún, Níger o Nigeria y promueve la creación de espacios para el aprendizaje y la distribución de material educativo. Y sin embargo, la respuesta sigue estando infrafinanciada.

De hecho, sobre la crisis del Lago Chad se habló por primera vez en la Conferencia Humanitaria de Oslo celebrada el pasado mes de febrero. Allí se constató que la respuesta internacional no estaba siendo la adecuada, que no había sido un asunto prioritario en las agendas públicas. Al final de la cita 14 países decidieron apoyar la solución con casi 650 millones de euros en programas.

La educación sigue siendo el pilar fundamental en el desarrollo de la infancia y la mejor inversión que el planeta puede hacer. Hay 57 millones de niños y niñas en todo el mundo sin escolarizar. Hay que seguir trabajando hasta que el contador llegue a cero con la persuasión y las evidencias; la ley y los derechos; un lápiz y un cuaderno.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.