Crisis migratoria: de la conmoción a la acción

 

Estamos ante una de las peores crisis migratorias y de refugiados de los últimos tiempos. Una crisis que ha puesto de manifiesto la grave problemática que viven en muchos de los países de origen, como por ejemplo Siria, donde más de 2 millones de niños y niñas no podrán volver a las aulas. Y es que una cuarta parte de todos los solicitantes de asilo en Europa en lo que va de año 2015 son niños y niñas. Durante el primer semestre de este año, 106.000 niños y niñas buscaron asilo en la UE, sobre todo procedentes de Siria, Irak y Afganistán, un aumento de casi un 75% respecto a 2014. Por ello, UNICEF hace un llamamiento para que se inicie una acción urgente por parte de todos los estados miembros de la UE, con el objetivo de proteger plenamente a la infancia.

¿Cuáles son las medidas urgentes que hay que tomar?

  • Mantener juntas a las unidades familiares en todo momento, mediante programas de localización y reunificación de las familias.
  • El acceso a los procedimientos de asilo, garantizando siempre el interés superior del niño/a .
  • La prestación de apoyo profesional y asesoramiento para los niños, niñas y sus familias.
  • La inversión suficiente en sistemas de protección de la infancia, servicios y capacidades necesarias para garantizar que quienes atienden a los niños están formados y son expertos en bienestar infantil.
  • Continuar con los esfuerzos para reducir la amenaza de los traficantes y otros riesgos. Todos los niños, especialmente los no acompañados o separados de sus familias, son vulnerables a la explotación, la violencia y el abuso, tanto en la travesía como al llegar a los países de destino.
  • Elaborar programas de reubicación y reasentamiento, y contar con instalaciones de recepción centradas en los niños, incluyendo la adecuada prestación de asistencia sanitaria, psicológica, educativa y recreativa.

Es fundamental que las acciones se centren siempre en el interés superior del niño y niña, un interés que pasa por estar con su familia; tiene que ver con que siga en su país, en su cultura y junto a sus seres queridos.  Cierto es que esta crisis ha despertado la solidaridad humana y los deseos por querer ayudar acogiendo a niños y niñas implicados en esta emergencia. Sin embargo, la competencia para llevarlo a cabo y determinarlo es de las comunidades autónomas, y no de las organizaciones como UNICEF. Son procesos que están regulados legalmente y tienen una serie de requisitos: determinar la idoneidad de la familia, confirmar el desamparo del niño o niña antes de ser sujeto de acogida…

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.