Siria: crisis permanente con cifras escalofriantes

 

41.000 niños y niñas sirios refugiados menores de 14 años. A cada uno de ellos, que se encuentran en los campos de Za’atari y Azraq en Jordania, irán dirigidos los 14 dinares jordanos (equivalentes a  16,76 euros). Se trata de un programa lanzado por UNICEF en alianza con el Programa Mundial de Alimentos (PMA). ¿El objetivo? Que los niños y niñas hagan frente de la mejor manera posible al duro invierno y condiciones meteorológicas adversas que se esperan en el país jordano. Es por ello que las casi 13.000 familias de los dos campos de refugiados jordanos podrán adquirir ropa de abrigo para protegerse de la tormenta de invierno.

Botas, guantes, pantalones, bufandas o abrigos. Son algunos de los elementos básicos para necesidades de primer nivel que podrán comprar las familias sirias a través de los cupones electrónicos que hasta el momento utilizaban para comprar alimentos en comercios locales y que ahora podrán utilizar para hacerse con ropa de abrigo, gracias a la ayuda en efectivo de ese pago único de 14 dinares jordanos.

Este programa de invierno es solo uno de los pilares sobre el que trabaja UNICEF desde que comenzara el conflicto en Siria hace más de cuatro años. La protección frente a las bajas temperaturas en Jordania es fundamental para que los niños y niñas puedan ir al colegio. Sin embargo, las escuelas se han vuelto a convertir, desgraciadamente, en objetivo de ataques en este principio de año. Cientos de niños y niñas resultaron muertos o heridos en al menos 68 ataques a escuelas que se registraron durante el año 2014 en Siria y los países de la región. La escuela es su lugar de protección. De paz. De seguridad. Su refugio. Es su derecho a tener una educación. Aun así, esas estructuras que los niños y niñas sirios necesitan más que nunca en esta época de conflicto están siendo destruidas y la educación de miles de niños y niñas se está viendo interrumpida y gravemente amenazada.

Más de 530 trabajadores de UNICEF trabajan dentro y fuera de Siria desde el inicio del conflicto. Las áreas que salvan vidas como la de salud, agua potable, vacunación, suministros de emergencia… son la prioridad en el país de Oriente Próximo. Más de 1.715.000 niños y niñas de Siria viven como refugiados en los países vecinos como Jordania, Turquía, Líbano, Irak o Egipto. El riesgo de una generación perdida muestra la fotografía de un país que continúa en crisis y que necesita nuestra ayuda urgente.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.