218 MILLONES DE MENORES SE VEN OBLIGADOS A TRABAJAR

¿Le gustaría a usted que su hijo pasara 12 o más horas al día trabajando? Pero no ayudando en casa o ganando un sueldo digno con seguridad social. Si no, en una mina, en el campo, o en la construcción. No, ¿verdad? Pues imagínese como viven los 126 millones de niños y niñas que según UNICEF trabajan en condiciones de peligro. Para que la gente conozca las vivencias de estos menores se celebra el 12 de junio el Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

El término “trabajo infantil” se refiere a todo trabajo que priva a los niños y niñas de su niñez, su potencial y su dignidad, lo cual es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico. Especial mención merece el hecho que a los menores se les prive de acudir a clases y a la escuela. Además, muchas veces deben combinar el duro trabajo físico con el estudio, lo cual les quita mucho tiempo. Tiempo que deberían aprovechar para ser niños, no para trabajar.

X aniversario del Convenio 182 de la OIT

La celebración del Día Mundial contra el Trabajo Infantil coincide, este año, con el décimo aniversario del Convenio 182 de la Organización Internacional del Trabajo. El Convenio reclama que se deben adoptar medidas para erradicar las peores formas de trabajo infantil como la esclavitud. Los países que lo han ratificado deben, con carácter de urgencia, adoptar “medidas inmediatas y efectivas para conseguir la prohibición y la eliminación del trabajo extremo en menores”.

Mediante este Convenio se pretende impedir la ocupación de niños en las peores formas de trabajo infantil. Además se quiere prestar ayuda directa para liberar a los menores y asegurar su inserción en la sociedad. Para ello resulta imprescindible asegurar la rehabilitación de los niños y niñas y darles acceso a la enseñanza básica gratuita.

Con el Convenio y una educación adecuada, los gobiernos de los países firmantes, se comprometen a diseñar programas de acción, a tomar medidas para evitar que los menores sean captados para trabajar, y a dar a los niños y niñas acceso a una educación básica.

La educación es un punto fundamental y necesario para estos jóvenes. Con una educación eficaz, la erradicación del trabajo infantil sería más fácil, además de posible. Cuanto más tiempo pase un niño o una niña en la escuela, menos tiempo estará en el trabajo, y los riesgos para ellos será menores.

Demasiados menores trabajando

En estos momentos se calcula que existen unos 218 millones de niños y niñas que trabajan, de los que el 70% se dedican a la agricultura. Según los datos de UNICEF, África subsahariana se lleva la peor parte con un tercio de la población menor de 15 años que trabaja, 48 millones de niños y niñas aproximadamente.

En Latinoamérica y el Caribe y en Oriente Medio y África septentrional UNICEF calcula que el 15% de los menores se ven obligados a trabajar. La otra cara de la moneda son los países con economías industrializadas y de transición, donde solo el 2,5% de los niños tienen que atarearse. Es una cifra mucho menor que las demás, pero muy alta todavía.

Aunque la mayoría de los menores que trabajan en la agricultura, muchos niños y niñas se dedican a los denominados “peores formas de trabajo infantil”: trabajos en minas, manipulando productos químicos y pesticidas y con maquinaria peligrosa. Otros menores trabajan en servicios domésticos de casas particulares o como obreros de la construcción.

3 metas de UNICEF y OIT

UNICEF y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se han puesto como objetivo para este año tres metas. La primera es conseguir respuestas políticas para atacar las causas del trabajo infantil, prestando especial atención a la condición de las niñas. En segundo lugar, se pretenden conseguir medidas urgentes para erradicar las peores formas de educación infantil. Y por último, se quiere prestar mayor atención a las necesidades en educación y formación de capacidades de adolescentes, incidiendo especialmente en las niñas.

El trabajo infantil es, desgraciadamente, un problema que apenas conoce la población. La educación, la rehabilitación y la reinserción social de los niños y las niñas son prioritarias. Es un problema que no debe de pasar inadvertido delante de los ojos de la sociedad.

____________________________________________________


PULSE AQUÍ PARA VER FOTOS

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.