34 años de la “Marcha Verde”

El 6 de noviembre de 1975, catorce días antes de la muerte de Franco, el rey Hassan II de Marruecos inició la llamada “Marcha Verde” sobre el entonces Sáhara español.

350.000 ciudadanos marroquís y 25.000 soldados realizaron una invasión en toda regla que aceleró la descolonización española (y recolonización marroquí) de este territorio de 266.000 kilómetros cuadrados, provocando la huída masiva de la población civil saharaui hacia la desértica región argelina de Tindouf, que aún ocupan hoy, 34 años más tarde, a la espera de que se solucione el conflicto.

La Marcha Verde fue una invasión ilegal del territorio del Sáhara Occidental que fue condenada por el Consejo de Seguridad de la ONU en su resolución 380.

En un discurso pronunciado con motivo del 34º aniversario de la ilegal anexión del territorio, el rey Mohamed VI de Marruecos afirmó, entre otras cosas, no estar dispuesto a “renunciar ni a un grano de arena” de las que considera las provincias del sur. Marruecos sigue ejerciendo en este desierto un colonialismo trasnochado, muy parecido al que ejercía España. Y además, es de destacar que un Estado miembro de la ONU celebre como “fiesta nacional” el día en que se produjo una violación del Derecho Internacional condenada por la propia ONU.

Recordemos que el Sáhara Occidental es, a día de hoy, uno de los 16 territorios no autónomos que aún están pendientes de descolonizar, según el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

Pero mientras no se encuentre una solución a este complejo conflicto, con la situación completamente estancada, las víctimas seguirán siendo los refugiados que han sido abandonados y olvidados en los miserables campamentos de la hammada argelina.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.