El siroquito

Ya sé que siempre me estoy quejando (que si las cucarachas, que si los escorpiones, que ahora hace 50ºC, que ahora hace frío…) pero lo del siroco del otro día fue como en la película de “La Momia”, lo juro. Una montaña de arena se nos echó encima literalmente: de repente, me vi buceando en el fondo de un océano de arena roja. Después de pasados varios días, todavía tengo arena en varios orificios de mi cuerpo. Creo que las fotos lo dicen todo.


Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.