5ª CONVIVENCIA DE GRUPOS DEL NORTE

UNIDAD Y CONFORMIDAD

Me llamo Ángel y soy adicto. Esta mañana me he animado a escribir unas líneas sobre lo que significan para mí los Doce Pasos de NA en un aspecto muy determinado y que para mí ha sido muy enriquecedor. Cada persona poseemos una combinación única de genes que heredamos de nuestros padres. Una combinación única e irrepetible, excepto en gemelos monocigóticos que comparten al 100% esta característica genética (a pesar de todo, su interacción con el ambiente hace que sean dos personas distintas). Esa combinación única que nos hace singulares dentro de nuestra especie unida a la relación con el medio en el que nos desenvolvemos, donde nacemos, con quién vivimos, a qué colegio vamos, en qué trabajamos etc., para mí ha supuesto encontrar la riqueza que me proporciona cada compañero de NA con el que comparto.
Tenemos un objetivo común por encima de todo que es la recuperación, tal y como rezan las Tradiciones y a esto es a lo que se refiere la unidad de NA ya que no deben primar intereses particulares. Los Doce Pasos y las Doce Tradiciones son el hilo conductor que nos une y cualquier compañero que se recupera tiene muy presente lo que dice cada paso al igual que el trabajo del Programa es garantía de recuperación.
Pero como decía al principio, no somos uniformes. De ahí que cada uno de nosotros haya tenido experiencias y vivencias distintas y entienda cómo debe trabajarse la recuperación bajo su punto de vista. Pienso que el prisma desde el que vemos la recuperación es más o menos común a todos nosotros, pero en esa variabilidad de formas de pensar está esa riqueza que poseemos. Nunca escucharemos lo mismo en cada reunión y siempre llegará un compañero que nos aportará algo nuevo cada vez que le escuchemos. Este hecho es el que nutre nuestra recuperación: aprendo de los compañeros a los que escucho ya que cada uno comparte algo distinto y bajo su particular punto de vista. También puedo decir que esta variedad de formas de pensar me hace ser consciente de que no tengo todas las respuestas y que hay alternativas que pueden ser ciertas y que mi criterio no es el único ni el correcto. Constituye un aprendizaje constante escuchar a los demás, puedo incorporar nuevos aspectos a mi forma de trabajar la recuperación, puedo encontrar respuestas que yo no tengo y por último me hace ser tolerante: Acepto que cada uno de nosotros somos diferentes y tenemos particularidades pero que aunque existan, nos seguimos recuperando.
Un abrazo y feliz 24 horas.

La importancia del servicio para mi vida y mi recuperación.

Hola me llamo Agustín y soy adicto,
En primer lugar felicitar a los servidores de la revista, que hacen una gran labor en llevar el mensaje por toda la geografía española, así como en hospitales y cárceles. Además, está abierta para todos los adictos que quieran utilizarla, tanto para leerla como para comunicar sus experiencias, que es otra manera de hacer servicio. Quiero explicar mi experiencia en el servicio y como ha beneficiado esto a mi vida y a mi recuperación. Deciros que por mis características personales (dualidad) ha sido bastante complicado el empezar y ser constante. Con el primer servicio que tuve en esta maravillosa confraternidad, que fue de cafetero, en el grupo Caminando Juntos de Los Barrios (Cádiz), que por aquellos tiempos era por un año, lo cumplí lo mejor que pude en todas las reuniones. Este servicio me supuso que en mi trabajo, bastante dañado por mi adicción, fuera constante y no faltara, que por cualquier excusa lo hacía. Esto iba mejorando conforme seguía haciendo servicio en Narcóticos Anónimos. El hacer servicio en los grupos, en el área así como en cárceles y hospitales me hace que me sienta útil y que mi vida tenga sentido. Un buen sentido es pasar el mensaje, como en su día me lo pasaron a mí, que me saco del infierno donde estaba hundido y creo que me salvo la vida. Por todo esto, estoy agradecido, ¡qué no es poco!
Uno de los aspectos más gratificante que tiene el servicio en mi vida personal y en mi recuperación, es olvidarme del ego, que tanto daño me ha hecho en mis enfermedades. Cuando llevo a un recién llegado a una reunión o cuando llamo o me preocupo por un compañero que lo está pasando peor que yo, dejo a un lado la autocompasión y pongo en práctica la compasión, frase de un compañero queridísimo por mi que dice: “no auto, sino compa”. ¿Qué hace esto por mí? simplemente que me olvido de mi historia y me encuentro infinitamente mejor.
El servicio en N.A. y en mi vida no solo hace que me sienta mejor y con mas autoestima, sino como dice otro querido compañero, “la vida es como un frontón si le das con mala leche, te devuelve mala leche, pero sin embargo si damos compasión, servicio, humildad y demás principios espirituales recibirás de la misma manera”.
El servicio en recuperación me ha enseñado que lo que hagas por los demás sin esperar nada a cambio, Dios, como yo lo concibo, me lo devolverá por triplicado, no cuando yo quiera ni como yo quiera, pero lo cierto es que lo recibo.

EL ANONIMATO EN NA

Narcóticos Anónimos. Región Española. Subcomité de Crecimiento y Desarrollo
EL ANONIMATO EN NA.
Dice la “Visión del servicio en NA” que todos los miembros tenemos el “derecho“ de hacer servicio en NA. Y dice también que por medio del servicio podemos crecer espiritualmente y realizarnos como personas.
-¿Cuál es el motivo de que el servicio nos ayude al crecimiento espiritual y a la realización? – para mí ese motivo es EL ANONIMATO.
Desde que nacemos vemos y aprendemos que para recibir siempre hay que dar algo a cambio, que en esta vida nada es gratis, que todo tiene un precio. Luego durante nuestra adicción activa nos vemos manipulando, mintiendo, robando y vendiendo lo que no es nuestro, todo para recibir “algo” a cambio… y seguimos comprobando que la vida es así: ”tanto tienes, tanto vales”.
Entonces, por fin, un día llegamos a un grupo de NA y vemos que hay otro camino, una forma distinta de hacer las cosas: “no nos importa lo que tengas”, “sólo podemos conservarlo si lo compartimos”, “cuanto más damos más recibimos”… sorprendentemente, ya no estamos solos: tenemos una nueva oportunidad. El anonimato nos permite desprendernos de nuestro ego y nos permite ver los beneficios de aplicar principios espirituales en nuestra vida: la entrega desinteresada, el servicio desinteresada, dar sin esperar nada a cambio, la igualdad, humildad, respeto… ¿Qué quieren decir estas palabras ahora para nosotros?
Muchos ya hemos hecho algún servicio: quizás limpiar, ordenar la literatura o preparar el café para los demás; lo hemos hecho poniendo el corazón y alguien ha reconocido el servicio hecho con amor, alguien nos lo ha agradecido y nos hemos sentido bien. Pero el anonimato nos da acceso a un nivel distinto, un nivel superior de espiritualidad, nos abre a otra dimensión del servicio a los demás: “el servicio desinteresado”. No sabemos a quién puede beneficiar lo que hacemos y ni siquiera pretendemos que se nos reconozca.
No lo hacemos solo por nuestros compañeros actuales, lo hacemos por todos aquellos que podrán encontrar NA en el futuro, lo hacemos por gente que no nos conoce y que no conoceremos, lo hacemos también, por todos nosotros. Aquellos que van a las cárceles y a los hospitales a hablar de NA, aquellos que abren un grupo día tras día y a pesar de ser siempre los mismos, de repente, un día, se ven recompensados al ver la cara de alivio de un recién llegado y sienten que ha merecido la pena el esfuerzo. Mantienen abiertas las puertas del grupo y mantienen abiertas las puertas de la esperanza.
De repente, a pesar de todo, ese grupo se estabiliza y crece, y vemos que esos grupos empiezan a parir a otros grupos y vemos que cada vez hay más sitios y más gente tiene una oportunidad:
la oportunidad de recuperarse y vivir.
Todo esto es el anonimato para mí

Diego, un adicto agradecido.

Hace unos años, llegué a un grupo de NA, al que me quedé por supervivencia, porqué personalmente no sentía ningún ambiente de recuperación ni espiritualidad. Hablando por teléfono con la amiga de Portugal, que me sugirió NA, debió intuir lo que me estaba pasando, ya que como recién llegado no era capaz (todavía me cuesta), separar los principios de las personalidades, y me invito a que le acompañara a una CRENA en Valencia. Ahí entendí la grandiosidad de NA, “Es un programa Mundial”. Por eso me gusta tanto este logo con el que empiezo esta experiencia. Han pasado unos años y a Dios gracias la situación en mi grupo habitual, ha cambiando totalmente y aquí viene mi reflexión del porqué, básicamente son dos cuestiones:
1) L@s miembros hemos buscado padrinos madrinas y estamos trabajando los pasos. (Gran cambio familia), un padrinazgo de verdad es fundamental. Recuerdo una frase muy sabia que decía que un buen maestro no es el que tiene muchos discípulos, sino el que crea muchos maestros.
2) La importancia del servicio, yo leo el solo por hoy en castellano porque hay un@s “servidor@s” que lo tradujeron, fui a una CRENA porque un@s servidor@s la organizaron, asisto a una reunión, porque
un@s servidor@s, la abren, la limpian y puedo hasta tomar una infusión caliente porque un@s servidor@s han hecho la compra, mis inquietudes tienen respuestas porque un@s servidor@s las llevan al
Área, donde otr@s servidor@s buscan soluciones para mí, ¿no es maravilloso?. Podría seguir seis folios más pero…
Mi maravilloso padrino me sugirió un servicio en mi grupo habitual y otro en el Área, es lo mejor que me ha pasado, el servicio es esa gran herramienta bumerán, que solo la descubres cuando la realizas.
Quizás mis miedos y mi baja autoestima hicieron que tardase en cogerlos, pero si quiero evolucionar, tendré que poner algo de mi parte.
Diego un adicto agradecido

Desde dentro (Enero)

Queridos Compañeros,
Soy un adicto de 21 años de edad. Actualmente estoy cumpliendo una pena de prisión de tres años. He encontrado NA en el interior, después
de luchar con la adicción a las drogas desde la edad de 14 años. Con los años, mi enfermedad avanzaba. He estado entrando y saliendo de las cárceles y hospitales, y ahora estoy en la cárcel.
Mi adicción me ha llevado a perder todo lo que he amado, incluyendo a mi hijo. Tiene casi seis años, y he perdido un montón de recuerdos con
él a causa de mi adicción a las drogas. Ahora, porque yo estoy limpio y trabajo conmigo mismo, soy capaz de hablar con él por teléfono. He estado encarcelado durante seis meses. Me perdí su graduación de preescolar, ahora se dirige al jardín de infantes.
NA ha ayudado a darme esperanza. Se me ha demostrado que los adictos pueden recuperarse. No importa cuáles sean tus circunstancias, programa de NA puede devolverte el sano juicio. La adicción a las drogas controlaba cada parte de mi vida. Cuando llegué a la cárcel y estuve limpio, ¡me di cuenta de que no hay peor cárcel que la de mi propia mente!
Ahora estoy aprendiendo a vivir una vida mejor sin drogas. ¡NA me ha ayudado a cambiar de muchas maneras! Tengo una mejor perspectiva y una mayor tolerancia con los que me rodean. Estoy tan agradecido por lo que NA ha hecho por mí que trato de animar a otros.
Ser un miembro de NA significa que soy libre para ser yo mismo y que no seré juzgado por las cosas que he hecho en el pasado. Se siente muy
bien saber que hay otros como yo, que han pasado por experiencias similares.
NA nos permite compartir nuestras historias y darnos esperanza mutuamente. Le debo mucho respeto y agradecimiento al programa de NA.
Gracias.
Vuestro amigo,
Desde Reaching Out

Autoengaño

Fuerza que tiré por la borda,
estigma de perdedor,
poemas que no sienten nada.
Llantos sin compasión.
Abismo en la dulce morada.
Algo que duele en el alma.
Desespero en revolución
cuando quieres… y no puedes.
El corazón que más siente
es el que sufre en silencio,
por discordancias fuertes
y estropicios en descensos.
Sólo deseo aprender
de errores hoy positivos.
Autoengaño que desde niño,
crecí con él hasta hoy.

NO HE SIDO YO.

Cuanto más tiempo pasa más claro tengo que no he sido yo. No fui yo quien un día decidió dejar de consumir, al menos al principio. La vida, las circunstancias y sobre todo la adicción me llevaron a un callejón sin salida, a un autentico precipicio que solo fui capaz de saltar con la AYUDA DE LOS DEMÁS. Miro atrás, lo analizo y es como si una mano me hubiese agarrado y sacado del agujero.
En realidad varias manos. Primero la de mi padre que me recogió de los poblados cuando estaba desahuciado. Después la de mi abuela que me financio el tratamiento , luego mi terapeuta que me señalo el camino. Más tarde mis compañeros que me dieron el apoyo y el cariño necesario que necesite para continuar. Mi pareja que me dio aun más cariño y la estabilidad que tanta falta me hacían. Mi padrino que generosamente me regala su tiempo y experiencia para que salga adelante… Una serie de manos amigas que hoy creo que son UNA sola. Que cada uno lo llame como quiera. Yo se que nombre le doy.
¿Mi parte en todo esto? Pues básicamente lo que nunca antes hice, dejarme ayudar. Personalmente pienso que de esto se sale no cuando tú lo deseas sino cuando llega tu momento. Y a medida que vas
recuperando cosas que ya creías irrecuperables vas abriendo los ojos y valorando más y más el privilegio de la recuperación. Actualmente las drogas no las considero una opción,me han dejado de atraer. Pero mi naturaleza obsesiva sigue pidiéndome a gritos con cada célula de mi cuerpo que haga cosas que me hacen daño que nada tienen que ver ya con las sustancias. Es como si en mi ADN hubiese algún tipo de mutación que me programa para la autodestrucción. Necesito este programa, necesito las reuniones y os necesito a vosotros. Hace tiempo que descubrí, acepte e interioricé esa máxima que dice “yo solo no puedo”.
Ya han pasado varios años desde mi primera reunión y he necesitado mucho tiempo para comprender y asumir el verdadero alcance de mi enfermedad. No es fácil admitir la derrota completa en otras aéreas que nada tienen que ver con las drogas. Con estas toque un fondo espantoso, y trato de no tener que llegar a esos extremos con el resto de obsesiones. Tiendo a subestimarlas, pero si uno esta mínimamente receptivo y ha logrado desarrollar cierta honestidad interior se da cuenta de que al final todo es lo mismo, da igual la forma que tome. Si doy de comer al “bicho”, da igual del modo que sea, no le bastara una tapita, ni siquiera con una ración, ni dos , ni tres … Va a seguir engullendo de forma descontrolada hasta reventar. Y yo no quiero reventar. Quiero vivir una vida digna y razonablemente feliz.

Carta de Damián

Querido Damián:
Soy tu mitad buena y quiero agradecerte todo lo que estás haciendo por sacarme a la luz, por volver a creerme, por darme de nuevo ganas de tener una vida digna y feliz, por quitarme de encima esa losa que no me dejaba respirar; por todo ello te doy las gracias. Quiero decirte lo orgulloso que me siento de ti, del gran trabajo que estás haciendo, por mejorar, por cambiar para bien, por sacar y desarrollar todas tus cualidades positivas, que no son pocas. Estás demostrando una gran fuerza a la vez que buena voluntad. Eres humilde, estás luchando contra tu orgullo y le estás ganando la batalla, se ve cada día más claro. Ahora gusta y se agradece estar en tu presencia; eres activo y servicial, nunca paras de hacer cosas por los demás y por ti mismo, y eso se está notando en el cambio de actitud que tienes. Piensas siempre en hacer lo correcto por el motivo correcto, en hacer el bien, y se ve muy claro pues ya no eres tan egoísta y eso te hace mejorar cada día como persona, siempre para bien. Tienes una gran fe y creencia en tu Poder Superior y lo practicas a diario, eso te libera del peso de tener que controlarlo todo, te da paz de espíritu, ya no decides cosas concretas si no que le agradeces en todo momento y, además, tú te sientes
agradecido. ¡Bien por ti, Damián!
Vuelves a ser sensible, y tus sentimientos están aflorando de nuevo. Estás siendo honesto contigo mismo, reconociendo tu problema, rindiéndote ante la enfermedad, y ganándole la batalla, ya no luchas, y eso es bueno; ya vale de sufrir, ahora toca ser feliz. Estás siendo responsable con las cosas y contigo, cuidas tu higiene personal, eres constante con tu deporte, que tanto bien te hace, con los Pasos te estás metiendo de lleno, pidiendo ayuda, sabiendo de tu grandiosidad y haciéndolo diferente. Un gran paso por tu parte, te lo valoro. Eres generoso con tus compañeros, y te sientes bien por ello. Sincero y transparente a la hora de compartir y pedir ayuda, y eso te va a salvar la vida y hará que cada día seas más feliz, pues te lo mereces. Vas siendo capaz de oír y estar receptivo cuando te hablan, un gran logro por tu parte. También te lo valoro. Vuelves a ser el Damián que tu familia, tu pareja, tu hijo, tus compañeros y tú mismo quieren a su lado, esa persona humilde, noble, justa, amorosa, alegre y servicial que eres.
Tienes determinación a la hora de hacer cualquier cosa. Eres solidario, te sacrificas por el prójimo teniendo respeto por todos, transmites alegría y amor, por eso todos te quieren cerca, eres positivo y llegas a la gente con esperanza.
Damián, cada día eres mejor persona, estás creciendo personalmente y en tu interior lo sabes,le estás queriendo y de esa forma quieres a los demás. Sigue así, lo mejor está por llegar, no cambies, a no ser que sea para mejor. Yo te quiero así y así te quiero siempre, a mi lado, pues me transmites fuerza y seguridad.

Deseando lo mejor para tu persona y pidiéndole a Dios que te guíe, me despido, pero siempre te llevaré en mi corazón.
Un gran abrazo.
Damián – Penibética

CONFIDENCIAL EL TESORO ESCONDIDO

Hundido en el orgullo a SOBREVIVIR EN situaciones y circunstancias que me rodean abatido por los miedos, por la soledad, por el malestar físico, dependiente de las drogas y el alcohol, tapadera de
vacío interior repleto de daño y tristeza. Fondo de un pozo negro y oscuro, sin luz donde mirar. Perdido en mi propio caminar. Pero en un momento de claridad aparece dentro de mi la necesidad de
salir de donde me encuentro, necesidad de respirar.
¿Me ahogo?
Encuentro una salida, confusa en un principio ¡no veo que pueda solucionar mi problema!. …
En el dintel de la puerta hay un letrero: COMUNICACIÓN.
Con ella viene el esfuerzo de ponerme a caminar, buscar con quien hablar, personas que puedan comprender y aceptar mi malestar. Creando en mi la sensación de ayuda y motivación.
Juntos comenzamos a caminar sobre una senda dificultosa y llena de recovecos, pero en este caminar aparece la confianza, dando más fuerza al vínculo formado entre nosotros y, de este modo, cultivando
el nexo más importante, el cual cubre multitud de faltas.
ES EL AMOR Y CARIÑO ENTRE NOSOTROS.
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.