INFORME SITUACION EMERGENCIA FILIPINAS

El Padre José Víctor (Jovic) Lóbrigo, Director del consorcio BCDI (Bicol Consortium Development Initiatives), nuestro socio estratégico con el que estamos trabajando en esta emergencia, consiguió finalmente llegar a las islas de Leyte y Samar a finales de la semana pasada, tras un arduo viaje.  

El viaje a la zona afectada se ha realizado entre los días 22 y 25 de noviembre, tras mantener reuniones en Manila, previas a la salida, con personal de Cordaid (organización holandesa de la red de Caritas y miembro de CIDSE), Catholic Relief Services (CRS) y el Secretariado Nacional de Acción Social dela Conferencia Episcopalde Filipinas (CBCP-NASSA). 

Hemos recibido el primer informe de evaluación de daños en el día de hoy y los datos que ofrece son de un estado de devastación total, con gravísimas pérdidas de vidas humanas y cuantiosísimos daños materiales.

 El primer día de viaje se ha desarrollado en la ciudad de Tacloban, en la isla de Leyte. Ya desde el avión, el estado de destrucción es inimaginable: más de una semana tras el impacto del tifón, las excavadoras siguen encontrando cadáveres entre los escombros. El Padre Jovic ha mantenido reuniones con el alcalde de la ciudad y con los responsables de los Departamentos de Bienestar Social, de Energía y de Gestión Presupuestaria, con el fin de ponerse al día sobre los esfuerzos que están realizando las autoridades. En la reunión con el Secretario del Departamento de Energía, también estuvieron presentes los responsables dela Compañía Nacionalde Electricidad, así como de diversas cooperativas eléctricas, que le confirmaron que esperan tener el fluido eléctrico totalmente restablecido en los centros urbanos de Samar y Leyte para antes de Navidad. Ha visitado también la ciudad de Palo, en la misma isla, reuniéndose con el Arzobispo John Du y el personal del Centro de Acción Social dela Archidiócesis. MonseñorDu recalcó la importancia de las acciones de capacitación en materia de reducción y prevención de desastres naturales, opinión compartida por el Arzobispo de Calbayog (Samar) que se encontraba de visita y que asistió también a la reunión.

El segundo día de visita, el Padre Jovic ha viajado a Samar Oriental, en un viaje de 4 horas en barco, desde Tacloban hasta Borongan, en el que ha podido constatar la destrucción absoluta de todos los municipios costeros de Samar y cómo esta área se encuentra mucho menos atendida que la isla de Leyte. En la reunión con el obispo de Borongan, Moseñor Crispín Varquez y con el Director de Acción Social de la diócesis, Padre Juderick Calumpiano, le han puesto al día de cuáles son las necesidades más urgentes a cubrir durante los próximos 3 meses: alimentos, utensilios de cocina, lonas para servir como refugio temporal, viviendas y recuperación de negocios y medios de ganarse el sustento. Asimismo, han establecido las áreas de actuación más urgente: el municipio de Hernani, con 13 barangays (barrios), 9.421 habitantes o 2.464 familias. La segunda prioridad es el municipio de Balangkayan, con 15 barangays, que cuenta con 9.939 habitantes o 2.261 familias. Y la tercera es Lawaan, con 16 barangays, donde residen 10.225 habitantes o 2.045 familias.

Las líneas de acción que se proponen de forma inmediata (25 noviembre a 15 diciembre) son las siguientes:

-Distribución de 21.000 paquetes de alimentos básicos (cada uno con 5 kgs de arroz, 4 latas de conserva, y 5 paquetes de fideos), a un coste unitario de 500 pesos filipinos, o 10,5 millones de pesos de coste total, equivalente a 200.000 Euros, incluyendo los costes logísticos de la operación.

-Distribución de lonas para refugio temporal: se precisan 7.000 lonas (las necesidades son de 21.000 unidades, pero Caritas Internationalis aporta 14.000).

-Kits de higiene básica (cada uno con jabón, cepillo y pasta de dientes, detergente, compresas, alcohol y muda de ropa interior), a un coste unitario de 400 pesos filipinos, o 2,8 millones de pesos de coste total, equivalente a 50.000 Euros.

-Utensilios de cocina (cacerolas y sartenes).

Para una segunda fase, a desarrollar en enero de 2014, se prestará asistencia psico-social y espiritual a las víctimas y se desarrollarán proyectos  de reconstrucción con sistemas de remuneración del trabajo con alimentos (food for work).

En una tercera fase, a planificar a partir de enero 2014, se realizará la reconstrucción de viviendas e infraestructuras productivas.

Otras posibles líneas de intervención: los trabajadores de la compañía eléctrica están trabajando sin descanso, las 24 horas del día, a fin de tener el suministro restablecido antes de Navidad. Pero ellos también son víctimas y necesitan igualmente apoyo psico-social. Además, según la opinión del Arzobispo de Palo, constatada por los otros obispos de Leyte y Samar, es indispensable llevar a cabo un programa de capacitación para la reducción y prevención de desastres naturales entre todos los centros de acción de social de las distintas diócesis. Esto se puede empezar a planificar a partir de enero de 2014.

 La intervención de Manos Unidas se realizará canalizando los fondos por medio de nuestro socio local BCDI y en coordinación con Cordaid, a fin de no solaparnos ni dejar otras áreas desatendidas.

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.