YO QUIERO SER COMO…

Yo quiero ser como Mikel una persona que no se rinde ante nada ni ante nadie. Alguien que conserva la sonrisa en los momentos más duros. Una persona constante que llega a los 100 post y lo celebra con todos porque todos formamos de sus vivencias que nos cuenta día a día.

No quiero ser los que le miran y solo ven a un enfermo. No quiero que solo le vean como alguien que padece ELA olvidándose de que ante todo es una gran persona. No quiero los “qué pena” y los “pobrecitos” que se quedan solo con una imagen de la superficie y no con el fondo.

Yo quiero ser como Anabel que sale todos los días de su casa a cambiar el mundo (y muchos diríamos que a comérselo) a pesar de que el primer obstáculo que tiene es vivir en un piso sin ascensor que no entiende de sillas de ruedas ni de días en los que no puedes mover ni un pelo.

No quiero ser aquellos que le miran y deciden que el mundo ya está suficientemente bien para que la gente de “su clase” pueda pasear por ahí, porque al fin y al cabo si todos no estamos hechos igual ella tiene que aceptar sus limitaciones y conformarse con lo que hay. Luchar por más podría considerarse más bien un vicio que una virtud

Yo quiero ser como Leo recibiendo a todos con una sonrisa y conociendo los nombres y vivencias de todos los que traspasan la puerta de su trabajo, haciéndoles sentir que son las personas más importantes del mundo.

No quiero ser aquellos que la miran y piensan que por estar donde está ya ha conseguido suficiente. Los que no ven sus ansias de superación día a día y su rebeldía contra a todo aquel que le mira por encima del hombro.

Yo quiero ser como Gema pensando siempre que todo el mundo es bueno por naturaleza, que si algo sale mal es porque tienes que aprender algo que de otra forma no conocerías.

No quiero ser aquellos que no reconocen su valía académica y sus estudios porque seguramente según su opinión levantaba más simpatías por su condición. No quiero ser aquellos que le ofrecen trabajo para beneficiarse de subvenciones, ayudas etc.… por “integrarla” pero casi casi se ofrecen a pagarla en abrazos porque al fin y al cabo su trabajo no vale lo mismo que el de los demás.

Yo quiero ser como Laura plantando cara y contestando a un simple ¿Cómo estás? Con un “Bien gracias” a pesar de que todos sabemos que no es cierto pero sabemos también que quejarse no soluciona el problema y simplemente hablarlo lo dulcifica.

No quiero ser los que ven una vida joven truncada por una enfermedad, aquellos que no ven más allá de una enferma que ni se plantean la existencia de una familia, de hijos o hijas porque “bastante tiene con cuidar de ella misma y de que la cuiden”.

Yo quiero ser como Jagoba con un humor más bien negro (muy negro según el caso) capaz de bajar las cuestas de Portugalete más rápido que cualquiera que se lo proponga.

No quiero ser aquellos que miran y ven limitaciones que no existen pero que ellos crean todos los días y encima no se avergüenzan de ello. Aquellos que ni quieren ni se plantean ver mas allá de unas ruedas que seguro que tienen muchos más kilómetros que las suelas de los zapatos que ellos mismos usan.

Yo quiero ser como Bego cumplidora, eficiente, capaz de recordar datos de características que la mitad de nosotros consideraríamos fútiles y que al cabo del tiempo se revelan más que necesarios.

No quiero ser quien le mira y solo ve un trabajo mecanizado, fácil de realizar. Quien menosprecia lo que se hace y sobretodo quien lo hace sin mirar el esfuerzo que hay detrás de cada uno de ellos.

Lo dicho yo quiero ser todos ellos: luchadora, constante, eficiente, irónica, positiva, rebelde, familiar, alegre…

Me queda todavía mucho camino pero tengo ejemplos envidiables que me hacen superarme día a día… y a mí me encantan los retos

Besos a todo el mundo

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.