Los Derechos de las Personas con Discapacidad (mucha normativa)

Llevan años reconociendo que hay un profuso conjunto de impedimentos que privan a las personas con discapacidad del pleno ejercicio de sus derechos s y que esto conlleva exclusión social que debería ser abordada por los poderes públicos. Aprueban leyes muy progresistas que luego no se desarrollan y así pasa el tiempo, que pronto son años, y años,…

La ley 13/1982 de 7 de abril, de la integración social de las personas con discapacidad, fue la primera ley aprobada en España dirigida a regular la atención y los apoyos a las personas con discapacidad y sus familias, y supuso un avance relevante para la época.
Más de veinte años después, la Ley 51/2003 de 2 de diciembre de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad, supuso un renovado intento en la equiparación de oportunidades que llevó, cuatro años más tarde, a la aprobación de la ley 49/01/2007, de 26 de diciembre donde se estableció un régimen de infracciones y sanciones en esta materia.
Además, la Ley 27/2007 de 23 de octubre reconocía las lenguas de signos españolas y regulaba los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas.
De nuevo El Real Decreto Legislativo 1/2013 de noviembre, aprueba el texto refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social.
Y a todo eso hay que añadir la legislación de las comunidades autónomas….

La realidad es que los avances en los últimos más de 30 años han sido bastante escasos aunque nos los presenten como grandes pasos hacia la integración. Las personas con alguna discapacidad seguimos sin poder participar en la sociedad con las mismas oportunidades, ni de lejos pero, tenemos que enfrentarnos frecuentemente con las opiniones populares que dicen que ahora todo está muy bien preparado y mucho más fácil.
El tema de la accesibilidad no se toma en serio. Un ejemplo claro, se hacen mal los rebajes en los pasos de peatones porque no hay nadie que controle que queden al ras con la cera, sin aristas, como pide la normativa. Eso supone que tengamos muchos caminos bloqueados y se nos multiplique el esfuerzo necesario para llegar a otros. No nos queda más remedio que seguir peleando porque no hay concienciación de la mayoría de la gente y tampoco institucional.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.