La Aventura de la Crianza

lac-1

Si algo ha cambiado del cielo a la tierra es la manera en que hoy afrontamos nuestros roles de madres y padres. Antes, las abuelas eran las portadoras del saber necesario para la crianza de sus nietos; nos enseñaban a cargarles, alimentarles, asearles, curarles y educarles.  Hoy, aunque las personas mayores siguen haciendo valiosas aportaciones – también con cuota masculina –  como sociedad hemos hecho un fuerte viraje  hacia la ciencia, buscando afanosamente entre manuales, magazines,  charlas, congresos y cursos, todos aquellos secretos para maternar y paternar con “éxito”.  A una labor exigente le hemos venido sumando más peso, intentando “danzar” en estos asuntos al ritmo del ABC de la educación.  Llevamos un par de décadas buscando afuera  las ayudas, los métodos, los pilares para lograr educarles “bien”.

Buscar adentro

¿Y si además de buscar afuera dejáramos energía y espacio para buscar por dentro? Allí es posible encontrar las llaves que abren las compuertas de la intuición masculina y femenina que hay en cada ser humano; por dentro podemos encontrar a un hombre o una mujer llena de capacidades insospechadas para maternar o paternar;  sobre todo, encontrar motivos y recursos para gozar y disfrutar de esa fuente de alegría y de aprendizaje que es una niña o un niño con su espontaneidad, su deseo de juego y su constante curiosidad. Los mayas decían que nuestros hijos vienen a enseñarnos lo que no hemos logrado aprender.

Un curso para conectarse

La Aventura de la Crianza es un curso online (sí, un curso) que le ofrece  a mamás y a papás la oportunidad y el espacio para buscar dentro de sí mismos la tranquilidad, el encanto, la confianza y la curiosidad necesarias para acompañar en la vida a niñas y niños.  Es un curso que les ayudará a hacer esa conexión imprescindible consigo mismos,  con sus propios cuerpos, con sus pensamientos,  emociones y sentimientos; con toda su creatividad y con toda su capacidad crítica y empática. Una vez hecha esta conexión, el vínculo con sus hijos e hijas fluirá y se fortalecerá con más facilidad. En ese propósito, las 10 habilidades para la vida serán los hilos para tejer gradualmente esos vínculos: consigo mismos, con sus hijos e hijas y con el contexto.

4 semanas que dejan huella

Es un curso de un mes (4 semanas) en el que más que adquirir conocimientos, van a compartir una experiencia emocionante  con madres y padres que viven en contextos diferentes .  No hay un horario de clase, no hay calificaciones, ni hay instrucciones que seguir. Hay que tener toda la disposición para aprender de sí y de otras mujeres y hombres que tienen  ganas de maternar y paternar cuidando y acompañando a sus hijos sin descuidarse y abandonarse a sí mismos:

  • Me ha gustado mucho porque me ha ayudado a conocerme mejor y a darle un enfoque diferente a la crianza de mi hija. Me ha roto los esquemas en el buen sentido y me ha dado ideas nuevas”. 
  • “En este curso experimenté un cambio de la visión tradicional de padres y madres, hacia la construcción de una relación más horizontal  y equitativa, basada en la confianza y la celebración familiar”.  
  • “En este curso pude aprender que para criar a un niño tienes que conocerte y desatar muchas situaciones que cargas, que no te permiten realizarte libremente, que son tóxicas para tu vida y la de tu familia”.

 

Así lo vivieron algunas de las personas que participaron en la primera edición de La Aventura de la Crianza. Si quieres tomar parte en la segunda edición, puedes apuntarte aquí. Iniciaremos el 7 de mayo y terminaremos el 2 de junio. Revisa en este enlace  los objetivos,  contenidos y precio.

¡Órdago! se renueva para prevenir el abuso de drogas con adolescentes de 12-16 años

portada-profesorado-2017-blog

¡Órdago! es el primer programa de prevención dirigido a adolescentes creado por EDEX. Nació con vocación de reforzar las herramientas preventivas en manos del profesorado de Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O.), y con esa lógica se viene aplicando con el impulso de administraciones públicas dentro y fuera de nuestro país, favorecido por el hecho de estar disponible en varias lenguas.

Después de un largo recorrido, en el curso del cual ha experimentado las diversas transformaciones que el paso del tiempo, las prácticas docentes y las apreciaciones de los profesionales recomendaban, el apoyo recibido por parte del Plan Nacional sobre Drogas nos ha permitido dar un nuevo salto. Y lo hemos dado en tres direcciones:

  • Facilitar la aplicación del programa con 3.000 alumnas y alumnos, así como su profesorado, de centros educativos de las comunidades autónomas de Aragón y Galicia.
  • Revisar los contenidos del programa, al objeto de:
    • Presentar el programa de manera que, además de servir para trabajar en contextos escolares, sea posible su utilización en otros espacios educativos.
    • Incorporar con mayor claridad una mirada de género, tanto en el lenguaje como en cuanto a consideraciones sobre diferencias entre chicas y chicos en el acceso a los consumos (prevalencias, factores de riesgo y de protección, etc.)
    • Hacer referencia a la omnipresencia actual de las TIC, de manera que los ejemplos que se plantean en las diversas actividades que conforman el programa resulten más significativas para adolescentes de hoy.
    • Incorporar un buen número de propuestas audiovisuales procedentes, sobre todo, del programa de promoción del bienestar adolescente, Retomemos.
    • Actualizar el sitio web del programa para hacerse eco de las modificaciones señaladas. Del mismo modo, incluimos una nueva sección, Recursos, que pretendemos alimentar con diversas herramientas y mantener actualizado.
  • Crear un curso online de formación del profesorado y otros agentes sociales en prevención y habilidades para la vida, cuya primera edición comenzaremos a difundir en las próximas semanas.

Deseamos que estos cambios contribuyan a que el programa siga resultando atractivo y útil para los equipos profesionales que confían en él a la hora de dinamizar procesos preventivos con chicas y chicos en edad adolescente.

KutxaEskola: plataforma digital para promover la formación del alumnado en valores y habilidades parala vida

post-kutxaeskola

¿Qué es?

KutxaEskola es la plataforma digital creada por EDEX para poner a disposición de la comunidad educativa una batería de herramientas didácticas pensadas para fomentar la formación en los ámbitos de la salud, la prevención del abuso de drogas, la convivencia y las habilidades para la vida.

En estas cuatro áreas ofrece recursos en diversos formatos (audiovisuales, textos, juegos, sitios web, exposiciones y secuencias didácticas), dirigidos al profesorado, a las familias y al alumnado con edades comprendidas entre 6 y 18 años. La plataforma pretende apoyar el proceso de desarrollo de valores y habilidades psicosociales necesarias para una socialización gratificante y equilibrada.

Contenidos

Tanto el profesorado como el alumnado y las familias con hijas e hijos en Educación Primaria y Secundaria encontrarán en este espacio multitud de recursos educativos centrados en estos cuatro temas:

  • Educación para la salud: una educación efectiva en este ámbito permitirá a cada persona tomar las decisiones más adecuadas para que su estado de salud sea el mejor posible en cada momento.
  • Prevención del abuso de drogas: para reducir los riesgos relacionados con el consumo excesivo de las diferentes drogas existentes en nuestro entorno, cada persona tiene que ser capaz de tomar decisiones inteligentes (informadas, autónomas, responsables) ante la amplia oferta de sustancias existente.
  • Convivencia y ciudadanía: la diversidad que nos caracteriza como especie es utilizada en algunos casos como coartada para justificar problemas de convivencia entre diferentes (sea por cuestiones de género, de origen cultural, etc.). Disfrutar de esa diversidad y evitar conflictos requiere de cada persona una actitud de apertura.
  • Habilidades para la vida: disfrutar de la vida social depende en buena medida del manejo equilibrado de estas 10 habilidades para la vida: Autoconocimiento, Empatía, Comunicación asertiva, Relaciones interpersonales, Toma de decisiones, Manejo de problemas y conflictos, Pensamiento creativo, Pensamiento crítico, Manejo de emociones y sentimientos, Manejo de tensiones y estrés.

Acceso

El acceso a todos los recursos de la plataforma (285 en el momento de redactar esta entrada) está abierto, tanto para utilizarlos como para descargarlos y compartirlos, en este sitio web: http://www.kutxaeskola.eus

Si bien en estos momentos se encuentra disponible solo en euskera, en estos momentos acometemos su rediseño para disponer de la versión en castellano.

Ciudadanía desde el aula

con-los-cuentos

Sí…desde el aula

Cuando escuchamos la palabra ciudadanía es posible que a nuestra mente vengan con más rapidez  palabras como “voto”, “elecciones”, “impuestos” o “derechos”; y con mucha lentitud,  palabras como “escuela”, “conversación”,  “moral” o  “didáctica”.  Y éstas sí que tienen relación con la ciudadanía. Si a una niña o a un niño, en su paso por la escuela le han dejado siempre con la palabra en la boca, su manera de ejercer la ciudadanía será muy distinta de aquellos que han aprendido a expresar su pensamiento y a escuchar el de sus demás compañeras y compañeros de clase y el de sus docentes.  Una escuela donde se construye un ambiente de confianza, de concordia, en donde las personas que forman parte de esa comunidad se sienten escuchadas y con capacidad para expresar lo que piensan, sin dudas, aporta a la ciudadanía, al ejercicio de convivir entre personas diferentes en un mismo espacio, con iguales oportunidades de participación.

Es lo que han venido haciendo, desde marzo de 2015, en el oriente de Colombia, al sur del Departamento de Santander, 90 docentes  de la Provincia de Guanentá, en zonas rurales y urbanas, coordinados por el Grupo de Investigación Tarepe, de Unisangil, con apoyo de Colciencias y de una alianza estratégicade la que EDEX también ha formado parte.

Lo que más valoramos

En marzo de 2018 se completarán los 36 meses previstos para este programa denominado Ciudadanía desde el aula.  Tras haber sido invitados a  participar en varias de las formaciones ofrecidas al grupo de docentes del proyecto “Conversar es nuestro cuento“, a lo largo de estos años,  aprovechamos la ocasión para compartir lo que desde EDEX más valoramos de esta experiencia:

  1. Otra manera de ser autoridad: Las 24 personas que hacen parte del grupo docente de este proyecto hoy tienen varias horas de entrenamiento en algo que podríamos llamar “la serenidad de su autoridad”. Están en capacidad de poner sobre la mesa -no de imponer- su punto de vista, como uno más de entre los diferentes puntos de vista de sus estudiantes.  Igualmente, con más facilidad, hoy, cuando se encuentran con una pregunta por parte de sus estudiantes a la que no saben qué responder pueden decir: “no lo sé. Pero,  ¿qué les parece  si lo investigamos juntos y hablamos de ello la próxima clase?”.  De otra parte, han dejado de subir el volumen de sus voces para lograr la atención de sus grupos. Como lo expresaba una docente en la última reunión: “en mi escuela ya no se regaña”. Para qué gritar, desgastarse y mal-tratarse, si se puede conversar.
  2. Más innovación, menos repetición: Estas maestras y maestros de primaria no sólo hoy han fortalecido su pensamiento creativo para innovar en recursos didácticos que hagan más fácil la conexión con los contenidos. También, para descubrir otras inteligencias distintas a la matemática y la lingüística. Hoy, en sus grupos no pretenden que todas las niñas y niños sean buenas para lo mismo; buscan que cada quien pueda identificar su propio talento y fortaleza.
  3. Son más optimistas ante a sus estudiantes: A medida que avanzaban en los dos aspectos anteriores, las personas docentes de este proyecto iban descubriendo que su labor como formadoras era más efectiva si dedicaban más tiempo y espacio a destacar los aciertos de sus grupos que sus errores. En otras palabras, han logrado desarrollar confianza en la capacidad de aprender que tienen niñas y niños. Y como la confianza es un búmerang, niñas y niños han logrado más cercanía con sus docentes.
  4. Saber contar lo que se hace: Tan importante como hacer bien lo que hacemos lo es también contar bien lo que se hace. Destacamos la manera en que se ha socializado la información y todos los avances protagonizados en las diferentes escuelas participantes a través de los medios comunitarios de la región y a través de las redes sociales. Esto ha representado el aumento de la valoración de esta profesión docente entre los habitantes de los diferentes municipios que han sacado sus voces y la de sus estudiantes, públicamente, dando testimonio de lo trabajado en estos meses.

Empoderamiento docente

Esto es lo que se empieza a ganar cuando la conversación entra en la escuela. En el aula lo han hecho de la mano de la serie “Cuentos para Conversar”, que pone al alcance de niñas, niños y docentes, situaciones de la vida cotidiana en las cuales proyectarse. Y fuera del aula, desde la manera en que se ha llevado a cabo el acompañamiento y la asesoría por parte del grupo Tarepe, de Unisangil. Han sabido concertar con estos docentes y con sus directivas, de igual a igual, buscando poner en práctica los mismos criterios aquí descritos: sin imponer, con confianza en su capacidad transformadora y con mucha creatividad.

Hoy estos docentes saben que a la escuela no sólo van a enseñar matemáticas, geografía, historia, o lenguaje.  Que también les están enseñando a niñas, niños y jóvenes a relacionarse con las demás personas de una manera más tranquila,  colaborativa y respetuosa.

Seguro que son muchos más los aspectos por destacar de esta experiencia que sin duda aporta a la ciudadanía en un país como Colombia donde hemos tenido décadas de entrenamiento en relaciones atravesadas por la violencia.

Nace nueva alianza en el Occidente de Colombia

mano-ahimsa-colombia

Un taller de Habilidades para la Vida durante dos días, una reunión de intercambio entre dos fundaciones que trabajan con ellas, una visita al trabajo en terreno en una comunidad. Parecen tres acciones sueltas, pero son parte de un mismo tejido, el de una nueva alianza que ha iniciado a mediados de febrero en el occidente colombiano, entre la Fundación AHIMSA, la Institución Educativa Técnico Ambiental Fernández Guerra del municipio de Santander de Quilichao y la Fundación EDEX. Cada una de las actividades con que iniciamos la alianza, merece su propio comentario.

A la orilla del Cauca

En la orilla del Río Cauca está la comunidad de Piles. Una parte de ella pertenece a Cali y la otra a Palmira. Cualquier creciente del río les inunda. No tienen propiedad sobre sus tierras, ni calles pavimentadas, ni casas estables. Viven de la quema de madera con la que obtienen carbón, generan poco ingreso y mucho humo. Muchas carencias y también muchas potencias, entre ellas las personas que le habitan, las capacidades que pueden llegar a desarrollar y el disponer de un lugar que cuidan como propio, en donde construyen su esperanza.

Se trata de la sede de la Fundación AHIMSA (No violencia con amor, en sánscrito), que trabaja allí desde hace 5 años y que 4 tardes a la semana abre sus puertas para aprender, jugar, llorar juntos, reír uno junto al otro, comer algo y seguir comprendiendo cómo acabar con la pobreza que les acecha. Todas las actividades que se desarrollan en la casa con niñas, niños, jóvenes y madres, se impregnan del enfoque de HpV como una manera de lograr empoderamiento individual y colectivo, capaz de romper el círculo de la pobreza y construir vidas de mejor calidad.

Vimos al equipo de AHIMSA y a las personas que viven en Piles, escuchando con atención, ofreciendo apoyo emocional, refuerzo de tareas escolares, conversando sobre sexualidad, compartiendo alimentos, entrenando Kung fu, aprendiendo danzas, haciendo música, explorando el teatro, pintando paredes, cuidando huertas, abonando la autoestima de las madres, desarrollando motricidad fina en los más pequeños, creando lazos, tejiendo afectos, siempre con el amor como motor del trabajo, el amor por la humanidad y por el derecho de todas las personas a una vida digna. Fue una tarde llena de enseñanzas sobre el poder transformador de las habilidades cuando se les ve como motor de cambio de nuestras realidades.

Luego de compartir con el equipo de AHIMSA su trabajo en la comunidad de Piles, tuvimos un día de intercambio en Cali sobre las HpV, las maneras de tramar procesos formativos con ellas, los aprendizajes que cada quien ha cultivado en su experiencia y lo que podríamos aportar desde cada organización en alianzas futuras. Quedó sobre la mesa la conclusión de que podremos construir proyectos conjuntos en donde tales habilidades sean el hilo conductor.  También quedó en el recuerdo que el inicio de la relación con AHIMSA fue a partir de un correo de su director, interesado en tomar el Transcurso, algo que finalmente hicieron dos personas de la fundación.

En Santander de Quilichao

A 50 minutos de Cali se encuentra Santander de Quilichao, municipio con poco más de 50 mil habitantes. En los límites del área urbana tiene su sede principal la Institución Educativa Técnico Ambiental Fernández Guerra, una construcción nueva, imponente y rodeada de árboles y montañas. Allí trabaja una orientadora, que hace 7 meses nos escribió solicitando ayuda. Veía a las personas jóvenes del colegio expuestas a riesgos frente a la oferta de drogas, la vivencia de la sexualidad y las violencias. Sentía que no era suficiente lo que se hacía desde las aulas ante esos desafíos.

Su mensaje sirvió de hilo para tejer la alianza. Lo compartimos con AHIMSA, por su cercanía geográfica y su capacidad técnica, y logramos que cada parte pusiera su aporte, haciendo posible un taller de HpV dirigido a docentes de la Institución.

El salón al que fuimos convocados se llenó con 50 personas. Mirándonos a las caras dimos inicio al taller. Para muchas de ellas la motivación inicial era poca, “No tenía expectativas ya que no quería estar en el taller”, escribió una de las personas asistentes. Con mucha participación y buen humor, fuimos encontrando el sentido de las HpV en la vida personal y en el trabajo diario en las aulas con los estudiantes: “Pasó que me pusieron a pensar sobre muchas cosas que hago y digo”, escribió otra asistente.

Y apareció lo que buscamos en los talleres, que cada persona y colectivo construya sentido propio a las HpV: “Aprendí muchas cosas para practicarlo primero con mi hija, luego con mis estudiantes. Debo ser mucho, mucho, mucho, más flexible”, agregó alguien. Y dijo una más que “… aprendí que no siempre tengo la razón, debo escuchar y ser más tolerante”. Al revisar lo que fue la vivencia de los dos días, otra persona escribió que fue. “…otro cuento, participativo, de vivencias cotidianas, de aciertos y errores con conclusiones prácticas para mí, y nuestra vida en el lugar donde estamos”. Esta selección de testimonios (TALLER HPV SANTANDER DE QUILICHAO TESTIMONIOS), escritos al finalizar el taller, dan cuenta de lo que experimentaron y aprendieron las personas que asistieron.

Finalmente exploramos los materiales didácticos donados por EDEX (Retomemos Alcohol y Retomemos Adicciones) y el grupo encontró en ellos herramientas suficientes para iniciar el proceso de formación en habilidades con su estudiantado: “Los libros súper, enseño en los grados 10 y 11 y sé que les gustará porque es aprendiendo desde la cotidianidad…Me encantó todo lo que no se vio pero que estuvo allí dentro de nuestras historias de vida, despertando consciencia aquí y ahora”.

Al cierre, satisfechos y con ganas de empezar “a hacer” quedó sellado el compromiso de ir poco a poco, cada quien y desde su lugar, fortaleciendo la competencia psicosocial del alumnado. La motivación que les pone en movimiento es que cuando uno de sus estudiantes encuentre un desafío en su vida diaria, pueda disponer de mayor cantidad de opciones para actuar y de valores aplicables para orientar sus acciones.

A futuro exploraremos de qué manera es posible acompañar en su proceso al equipo docente de la Institución para que el deseo y la convicción logrados durante el taller no se marchiten.

Sembrando Habilidades para la Vida en Tierra Fértil, Costa Rica

tierra-fertil-costa-rica

En Costa Rica existe un grupo musical llamado “Malpaís” que intenta rescatar y destacar las principales características y tradiciones del país a través de su música; en una de sus canciones menciona la frase “Nos falta (…) tierra para sembrar, pero aquí con hidroponía un catre es un lechugal”, haciendo alusión a que a pesar que no se cuente con espacio o recursos suficientes, se buscan los medios necesarios para hacer germinar una semilla hasta en los lugares menos pensados.

Semillas Humanas

Si hablamos de metáforas, quizás la frase anterior es la que mejor puede ejemplificar lo que el Proyecto Tierra Fértil pretende alcanzar, pues su nombre es reflejo de su principal objetivo, ya que éste es un proyecto social y educativo, que busca promover un desarrollo afectivo, personal, social e intelectual, prioritariamente en niños y niñas de la comunidad de Guararí, Heredia; siendo una de las comunidades urbano-marginales del país en donde se presentan altos índices de consumo de drogas, homicidios, violencia, narcotráfico, deserción escolar, entre otras problemáticas sociales.

Dicho Proyecto desarrolla una serie de actividades que pretenden brindar un aprendizaje y formación integral para los niños y niñas, tales como talleres de pintura, literatura, juegos educativos, apoyo escolar, participación en giras socioeducativas, comedor infantil, campañas de salud preventiva y el taller de Habilidades para la Vida; todo lo anterior a partir del apoyo de diversos voluntarios y voluntarias que sábado tras sábado brindan su aporte a esta labor.

El taller de Habilidades para la Vida (HpV) surge a partir de la detección de ciertas necesidades en los niños y niñas de la comunidad a raíz de la zona de vulnerabilidad en la que se encuentran y el poco apoyo o acompañamiento que reciben ante las principales problemáticas sociales que presenta la comunidad y a las cuales se encuentran expuestos a diario.

Todo empezó en un trabajo final

A partir de una propuesta de trabajo final de graduación que abordaba la temática de HpV, desarrollada por Silvia Martínez, una de las voluntarias del Proyecto, se comienza a gestar la idea de implementar dicha metodología con los niños y niñas de la comunidad de Guararí, como una estrategia para que ellos y ellas “construyan actitudes que fortalezcan su autoestima, el aprendizaje, el deseo de superación personal y una visión positiva del mundo”; tal y como lo expresa la misión del Proyecto Tierra Fértil.

De este modo, año tras año, la estrategia va tomando forma y se va consolidando a partir de los logros observados en los niños y niñas que reciben dicho taller. ¿El proceso? Al principio se inició con un solo grupo de aproximadamente 8 niños que tuvieran edades similares (entre 9 y 11 años), los cuales debían matricularse en el taller con el apoyo de sus padres. Actualmente, 7 grupos de niños y niñas han recibido el taller de HpV.

¿Quiénes lo imparten?

El Taller se lleva a cabo con el apoyo de un grupo específico de voluntarios y voluntarias, quienes han recibido el “TransCurso, un espacio para formarnos en Habilidades para la Vida”, impartido por la Fundación EDEX y la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, por lo que ponen en práctica lo aprendido en dicho curso, aunado a las experiencias y conocimientos personales y profesionales de cada uno de ellos.

¿En qué consisten los talleres?

Son 11 sesiones que se desarrollan durante un lapso de dos horas cada una. La primera sesión es un espacio para conocerse mutuamente entre niños y facilitadores, “romper el hielo” y generar los primeros vínculos. Durante las siguientes 10 sesiones se trabajan las 10 HpV, una por sesión, a través, principalmente, de la ludoterapia; es decir, utilizando el juego como principal metodología de aprendizaje. Finalmente, se realiza una sesión de cierre, a modo de convivio, en la cual se rescatan los principales aprendizajes adquiridos durante el taller.

¿Cuáles son los principales logros?

Podrían enumerarse una serie de aprendizajes que los niños y niñas obtuvieron; sin embargo, lo más maravilloso de las HpV es que nunca se termina de aprender y hasta el grupo de voluntarios y voluntarias ha tenido experiencias muy gratificantes. El hecho de ver a una niña, en un principio tímida, logrando expresar sus emociones y pensamientos con facilidad y confianza; un niño potenciando su habilidad de liderazgo positivo y definiendo metas claras para su futuro; varios niños expresando su deseo de desarrollar estrategias que les brinden mejores oportunidades a las personas de su comunidad; y la mayoría de los niños y niñas participantes a lo largo de los años manifestando su deseo de contar con más espacios similares para seguir aprendiendo y expresándose con libertad, demuestran que las HpV en Guararí de Costa Rica están siendo sembradas sobre Tierra Fértil.

__________

Elaborado por: Stefanie Vargas Carvajal, Trabajadora Social, Asociación Roblealto, Hogar Bíblico, Costa Rica; voluntaria en el Proyecto Tierra Fértil, tefy-3110@hotmail.com

Mujeres líderes, familias y ambientes saludables.

plantilla-giron1El rol de las mujeres en el desarrollo humano y sostenible ha experimentado un gran avance, desde una mirada de las mismas como beneficiarias a otra en que son parte fundamental como líderes de sus comunidades.

De lo anterior se desprendió el interés por desarrollar un proyecto que incentivara a mujeres del sector rural al desarrollo de acciones en favor del cuidado de sí mismas como eje principal, articulado con el cuidado de otras personas y de sus entornos.

Sumando voluntades y capacidades

El pasado 1 de diciembre inició el proyecto Formación de mujeres líderes en prácticas claves en salud, con ellas mismas, sus familias y el ambiente en el área rural del municipio de Girón”, ubicado en el Departamento de Santander,  Colombia. El proyecto, en el marco de la Cooperación internacional, cuenta con la financiación del Ayuntamiento de Santurtzi y de EDEX, en España, y el Instituto de Programas Interdisciplinarios en Atención Primaria para la Salud de la Universidad Industrial de Santander, PROINAPSA – UIS.

El proyecto se inicia con la formación y capacitación a un grupo de 40 mujeres lideresas de las veredas Chocoita y La Parroquia en prácticas claves de salud, las cuales tienen como hilo conductor el “cuidado”: cuidarnos, cuidar a la otra persona y cuidar el ambiente. Para ello, inicialmente se identificará el estado actual de las mismas y se priorizará con el grupo de mujeres las prácticas a fortalecer durante el proyecto.

En cada encuentro se definirán acciones a realizar con ellas mismas, sus familias y sus entornos, de acuerdo a la metodología “aprender – haciendo”. Además, se incluirán prácticas en la elaboración de productos naturales para el aseo personal y de la casa, que puedan contribuir a la salud y al mismo tiempo, promuevan el emprendimiento, aportando a la mejora de su calidad de vida.

Posteriormente, cada una de ellas, mediante la estrategia de educación “par a par”, llegará a otras 5 mujeres, esperando una cobertura ampliada de 200 participantes. Así mismo, planearán, desarrollarán y evaluarán una actividad de movilización social con sus comunidades, en la que compartirán con otras personas los aprendizajes realizados, ejerciendo también su rol de mujer líder.

Se considera que el proyecto puede potenciar las acciones que este grupo de mujeres viene desarrollando como líderes de sus comunidades, de diferentes maneras:

  • El fortalecimiento de sí mismas y de sus relaciones con otras personas, mediante el conocimiento y la práctica de habilidades psicosociales para la vida, el ejercicio y fomento de derechos sexuales y derechos reproductivos, la equidad de género y el autocuidado, contribuyendo a la formación de personas empoderadas, saludables y líderes en sus comunidades.
  • El fomento de prácticas saludables, como la preparación, manipulación y conservación de alimentos, así como el lavado de las manos, favorecen el mejoramiento de las condiciones alimentarias y de nutrición.
  • El fortalecimiento de sus capacidades para desarrollar acciones que favorezcan el medio ambiente, como el manejo y uso de elementos de reciclaje, el uso de elementos de aseo, el control de vectores y plagas que representen un peligro para la salud y medidas adecuadas para tener agua segura para consumo.
  • La formación y capacitación en prácticas claves de salud facilitará  también, que otras mujeres se beneficien de este proceso, lo cual garantiza mayor sostenibilidad del mismo.

En marcha

En un ambiente de cordialidad, afectividad, optimismo y compromiso, se realizó la primera reunión con representantes de las mujeres de ambas veredas, se revisaron las acciones y se establecieron compromisos por cada una de las partes. Algunas de las expectativas que manifestado son: “este proyecto me gusta, aprenderemos para nosotras, pero también para nuestras familias”; “es una oportunidad para ser mejores cada día y para nuestras vidas”; “tenemos toda la voluntad de participar y aprender”.

Durante 6 meses estaremos compartiendo, aprendiendo y acompañando a este grupo de mujeres líderes en el fortalecimiento de las relaciones con ellas mismas, sus familias y su entorno, contribuyendo así a su salud y su calidad de vida.

KutxaEskola: 6 urtetik 18 urtetara bitarteko ikasleak balioak eta bizitzarako trebetasunak sustatzeko plataforma

post-kutxaeskola

Zer da?

KutxaEskola plataforma digitala da, Euskadiko hezkuntza-komunitatearen eskura euskarazko tresna didaktikoen multzo bat jartzen duena, osasunaren arloan hezteko, droga-abusua prebenitzeko, bizikidetza inklusiboa sustatzeko eta bizitzarako trebetasunetan prestakuntza emateko. Lau arlo horietan hainbat formatutako baliabideak eskaintzen ditu: testuak, ikus-entzunezkoak nahiz joko elektronikoak, irakasleentzat, familientzat eta 6 urtetik 18 urtera bitarteko ikasleentzat erabilgarri.

Plataformak haurren sozializazioa atsegingarria eta orekatua izan dadin behar diren balio eta gaitasun psikosozialak sustatzen laguntzen du, osorik euskaraz eskaintzen diren eduki digitalen bidez.

Edukiak

Lehen Hezkuntzako eta Bigarren Hezkuntzako irakasle eta ikasleek, bai eta senideek ere, makina bat hezkuntza-baliabide aurkituko dituzte (ikus-entzunezkoak, testuak, jolasak, webguneak, erakusketak eta sekuentzia didaktikoak) atari honetan, lau gai hauei lotuta:

  • Osasunerako hezkuntza
    Pertsona baten osasun-egoera, alde batetik, zoriari eta genetikari dagokio, baina, batez ere, gizarte-baldintzei eta bizitza-estiloei. Esparru honetako hezkuntza eraginkorrak une bakoitzean ahalik eta osasun-egoera onenean egotea ahalbidetuko duten erabakiak hartzea ekarriko du.
  • Droga-abusuaren prebentzioa
    Gure inguruko droga ugarien neurrigabeko kontsumoari loturiko arriskuak murrizteko, pertsona bakoitzak zentzuzko erabakiak (informatuak, autonomoak, arduratsuak) hartzeko gai izan behar du, egungo substantzien eskaintza zabalaren aurrean.
  • Herritarrak eta bizikidetza
    Espezie gisa bereizten gaituen aniztasuna, zenbaitetan, ezberdinen (genero, jatorrizko kultura eta abar direla-eta) arteko bizikidetzako arazoak justifikatzeko balio du. Aniztasun horrez gozatzeak, gatazkak saihestuz, pertsona bakoitzaren irekitasuneko jarrera positiboa eskatzen du.
  • Bizitzarako trebetasunak
    Bizitza sozialaz gozatzea 10 trebetasun hauen erabilera orekatuaren mende dago, hein handi batean: Norberaren burua ezagutzea, Enpatia, Komunikazio asertiboa, Pertsonekin harremanetan jartzea, Erabakiak hartzea, Arazoak eta liskarrak konpontzea, Pentsamendu sortzailea, Pentsamendu kritikoa, Emozioak eta sentimenduak kontrolatzea, Tentsioak eta estresa kontrolatzea.

Sarbide

Plataformaren baliabide guztietara (285 une honetan) sarbidea erabat zabalik dago bai erabiltzeko, bai deskargatzeko, bai partekatzeko webgune honetan.

México, tres relatos de un país que siembra futuro

mexico-nov-2017Las más recientes semanas que pasamos en México(finales de noviembre) ,  nos permitieron trabajar con docentes de primaria y secundaria, así como con funcionarios públicos y técnicos de ONG en Tenancingo y en Toluca, en ambos casos de la mano de nuestra aliada, Seguridad Humana S.C. También nos llevaron a Puebla en donde compartimos con profesionales de un par de universidades y del Colegio de Bachilleres de Quintana Roo. Y nos condujeron, finalmente, a Querétaro en donde nos aproximamos a experiencias locales de promoción de la convivencia y el tejido social y a los casi 2000 profesionales que se hicieron presentes en el “Congreso 5.0 el hombre en busca de sentido”.

Al cerrar este ciclo de trabajo tuvimos la convicción de habernos asomado a otras realidades de la vida mexicana, las que hablan de cómo se construye un país nuevo y se teje una sociedad distinta; cómo surgen y se mueven ciudadanías nuevas, propuestas novedosas, ejemplos de coordinación y de gente que trama convivencia día a día.

A manera de ejemplo, les compartimos algunos detalles de lo que vimos y vivimos en México, un gran país que siembra futuro.

El nuevo modelo educativo: horizonte con experiencia pasada

Luego de varios años de trabajo, México dispone de un nuevo modelo educativo. Lo han concebido como respuesta a los desafíos de este nuevo siglo. En él se destaca que “adicional a los campos de la formación académica, el desarrollo personal y social de los alumnos se incorpora como parte integral del currículo con énfasis especial en el desarrollo de las habilidades socioemocionales”.

Si bien el nuevo modelo empezará a implementarse de lleno a mediados de 2018, ya existen experiencias que han logrado sumar la educación en habilidades dentro del proceso formativo.  En Querétaro vimos cómo promueven el desarrollo socioemocional  en una de las instituciones del CONALEP Querétaro. Participamos de una sesión de 30 minutos en donde con más de 40 estudiantes la docente logra hacer una pausa, promover reflexión y crear un cálido ambiente de participación. También supimos que el Colegio de Bachilleres de Quintana Roo se ha propuesto formar a sus docentes para que aprovechen cada minuto de convivencia para fortalecer el desarrollo emocional de la comunidad educativa, incluyendo familias, estudiantes y equipos docentes.

Nuestra propia experiencia con la SEP en la Ciudad de México, iniciada en 2014 y reforzada desde hace poco más de un año con la Dirección General de Fortalecimiento académico (DGIFA), nos ha mostrado la capacidad de los equipos docentes mexicanos para afrontar este nuevo desafío

Un Congreso que congregó

El Congreso Educación 5.0 El hombre en busca de sentido tuvo muchos matices destacables. El primero de ellos es que se trató de un Congreso que logró congregar a dos Congresos: el de la Comisión de Educación de COPARMEX y, el de la Confederación Nacional de Escuelas Particulares, este último en asocio con la Secretaría de Educación del Estado de Querétaro, la Diócesis de Querétaro y la Unión Nacional de Padres de familia. Quienes los organizaban, al ver que coincidían en fechas y sitio de realización, dejaron los egos a un lado, construyeron una agenda conjunta y crearon un solo gran evento con poco más de 2000 personas como asistentes. Un claro ejemplo del sentido y ganancia que promete la cooperación, que además debilita el espíritu de competencia que en ocasiones anima las decisiones.

La Agenda del evento tuvo también un interesante atractivo. La organizaron en tres momentos: el primero de ellos centrado en conferencias diagnóstico que mostraron la situación actual de la Educación en México. La segunda parte giró sobre el sentido de educar, con música, imágenes y muchas palabras inspiradoras. Y en la tercera convocó talleres que mostraron “cómos” posibles para asumir el desafío.  En los tres momentos más que soluciones, se aportó aire nuevo, otras miradas que invitaban a la pausa, la creatividad y la reflexión, como pasos previos a la apropiación de los nuevos saberes.

Una experiencia que nos emocionó

En Querétaro nos juntamos con el equipo técnico del Colegio de Pedagogos, el cual hemos acompañado en el último año a través de formación y algunos encuentros presenciales. En esta ocasión fuimos a escucharles, para conocer de cerca el programa que han creado y aplicado recientemente. Se trata del ImplicaT. En él juntan el Aprendizaje Servicio con las Habilidades para la Vida invitando a jóvenes estudiantes de licenciatura a que presten su servicio social los días sábado en escuelas de primaria, formando en habilidades a niñas y niños, aprendiendo de ellos, aprendiendo a servir y compartiendo su saber. Este trabajo voluntario lo hacen con el aval de sus universidades y con apoyos de algunas empresas que apoyan la iniciativa.

A través de un encuentro de una hora con un grupo de 15 jóvenes que son parte del programa ImplícaT, conocimos cómo es el día a día de este programa. Uno de los estudiantes de licenciatura, Leopoldo Salinas, nos contó emocionado que un día acudió a la escuela cubierto con una máscara, para celebrar el día de muertos con niñas y niños. Uno de ellos escuchó, en broma, que alguien decía que su tutor usaba máscara porque era muy feo. El niño espontáneamente se acerca, le abraza y le habla: No eres feo… si tú eres feo te debes de aceptar tal y como eres solo así serás feliz (puede leer el relato completo acá: RELATO LEOPOLDO SALINAS ).

Por cosas como estas fue que nos alegró y no nos extrañó que precisamente el 1 de diciembre el programa Implícate ganara la Medalla al Mérito Municipalista en la categoría de Municipio Incluyente. Otorgada por la Asociación Nacional de Alcaldes ANAC. ¡Enhorabuena!

Un México de posibilidades

En este 2017 hemos trabajado con muchas personas en México. Todas ellas están llenas de historias diarias, cotidianas, que pasan desapercibidas cuando se mira el bosque pero que resultan significativas cuando se observa el árbol: 980 docentes de la Ciudad de México, 280 docentes en el estado de México, 300 personas en la conferencia en Querétaro, y muchos encuentros con personas y colectivos que acá y allá tejen esta red social capaz de afrontar sus desafíos de manera positiva. Por ello decimos que es México un país de posibilidades en donde se siembran y cosechan las habilidades. Hay mucho por aprender de su experiencia y bastante trabajo por hacer para cuidar los frutos y seguir la siembra.

Una trama de habilidades se teje en Costa Rica

costa-rica-2017-portada

En el inicio de noviembre tuvimos la oportunidad de trabajar con personas del programa Ponele a la vida, convocados por el Ministerio de Salud de Costa Rica y en el marco de un contrato con la Organización Panamericana de la salud, OPS/OMS. En tres días apostamos por crear un nuevo grupo de personas formadoras en Habilidades para la Vida, que promuevan el enfoque en las regiones y lo enriquezcan con su propia experiencia. Salimos muy contentos al comprobar que los objetivos humanos, laborales y ciudadanosque nos propusimos se lograron, y que el programa Ponele a la vida  puede fortalecer su propuesta de actividad física y mejoras de alimentación, con el enfoque de Habilidades para la Vida (HpV).  Una selección de los testimonios finales aportados por las personas deja ver los tipos de aprendizajes que se alcanzaron: TESTIMONIOS COSTA RICA, Ponele a la Vida, Nov de 2017.

Más allá del taller, un hallazgo

Sin embargo, más allá de los resultados del taller de formadores, el hallazgo más interesante que hicimos se produjo al dialogar con las 45 participantes en el mismo. Un amplio abanico de personas provenientes de distintas regiones del país y sectores del gobierno y la sociedad civil: profesionales de salud, educación, líderes de comunidades, animadores de grupos juveniles, infantiles, de tercera edad, personas que trabajan con familias, con programas de protección familiar, de equidad de género, de prevención de violencias, de promoción de la convivencia, de promoción de nuevas masculinidades, de grupos deportivos, de nutricionistas…

Hablar con tanta gente, que se mueve en distintas orillas, nos permitió comprobar que las Habilidades para la Vida son ahora parte íntegra de los programas de gobierno y de las agendas de los distintos sectores. Están presentes en los programas del Ministerio de Salud, de Educación Pública, en la Política Pública de la Persona Joven, en la manera en que el Ministerio de Justicia y Paz promueve la reinserción de las personas privadas de la libertad, entre otros. En ellos se abre paso el enfoque de Habilidades, entendido como estrategia y motor para que cada persona y colectivo haga conciencia de su capacidad de intervenir positivamente en su vida. Enhorabuena. Costa Rica ha logrado potenciar sus distintos programas e iniciativas empleando este enfoque educativo para mejorar la calidad de las relaciones entre personas y empoderarlas frente a sus mundos, llenándolas de capacidad para afrontar sus desafíos.

Mirando al recuerdo

Nuestra primera vez en Costa Rica para trabajar en Habilidades para la Vida se remonta a agosto de 2010. Convocados por la OPS/OMS en el marco del programa Rostros, Voces y Lugares, estuvimos con docentes de 3 escuelas y 1 colegio del Cantón de Corredores, en el sur del país. Allí conectamos con el área rectora del Ministerio de Salud en la región Brunca y de su mano empezamos a promover las Habilidades para la Vida (HpV) con docentes de primaria y secundaria.

La experiencia fue intensa y productiva, tanto que apenas unos meses después la iniciativa rodaba por los cantones de Coto Brus y Golfito, y convocaba a mayor cantidad de actores, hasta lograr incluirse en la Agenda de Desarrollo de la Región, lo que le ha permitido sostener trabajos durante 7 años. También es cierto que en aquel momento el enfoque de HpV no estaba presente en muchas de las agendas de salud, de educación y de desarrollo del país. Aunque también lo es que ya existían en el país trabajos consolidados en el tema, como el realizado por IAFA en el campo de la prevención de adicciones.

Recordamos con cariño la historia de un docente de secundaria de Pérez Zeledón, llamado Maynor Fallas (su apellido era como una premonición, conversamos meses después con él y en medio de sonrisas). En 2012 tomó el taller de HpV y enseguida se propuso trabajar con sus jóvenes estudiantes las Habilidades para la Vida.  En el primer intento las cosas salieron muy mal; en el segundo peor; en el tercero los alumnos le pidieron que dejara de intentarlo. Sin embargo, él tuvo una buena idea, pidió ayuda a una de sus compañeras docentes y juntos empezaron el trabajo que hoy ya tiene 5 años de continuidad y buenos resultados. Una historia inolvidable y que muestra cómo es que en este país le han ido dando sentido propio al enfoque, apropiándolo.

Otra mirada al futuro

Nos compartía Elías Góngora, amigo y tutor de la Escuela Iberoamericana de Habilidades para la Vida, que hay tres verbos claves para poder saborear la vida. Hacer (estar en acción); amar a alguien y esperar, tener esperanza. Los tres verbos están vivos en Costa Rica, vimos personas y colectivos haciendo trabajo serio y continuado en el campo de las habilidades; sabemos que son seres que cultivan amor por su trabajo, por las personas con quienes lo construyen, por sí mismas; y sabemos que cultivan la esperanza de estar sembrando una semilla de futuro distinta, más solidaria, equitativa y humana.  Por eso, la mirada al futuro de este país tiene su sello de esperanza, están actuando, cada quien desde su orilla y con sus recursos y posibilidades, todos buscando formar personas y colectivos capaces de intervenir sus vidas y contextos. Para EDEX Es un privilegio haber estado y estar cerca de este proceso, aprendiendo y aportando.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.