Diario de la expedición humanitaria a Sumatra

7 de octubre

Primera fase del viaje completada. Se espera que a lo largo de la tarde de hoy, el equipo de ayuda humanitaria salga de Bangkok hacia Madang donde está previsto llegar sobre las 03:00 (hora local). Desde allí, el equipo partirá hacia una zona rural situada a unas dos horas de viaje. Allí, la misión encomendada es dar soporte al hospital de la zona, el cual, ha quedado destruido.

8 de octubre

El equipo de ayuda humanitaria, ha terminado ya de montar el grueso del campamento bajo unas condiciones climáticas durísimas (altas temperaturas, humedad del 95%…). Al final, hemos llegado a las 08:00 (hora local. El lugar donde vamos a asentarnos es junto a la fachada semi-derruida del hospital de Parit Malingtang: nuestra misión es dar apoyo al personal del hospital destruido. Debido a las deplorables condiciones en las que se encuentra la zona, seguramente será necesario realizar salidas a los pueblos circundantes, pues es posible que la gente que los habita se encuentre incomunicada. Sólo así podremos llevar asistencia médica a todo aquel que lo necesite. Para mañana se espera que el campamento este cien por cien operativo y comience a facilitar asistencia hospitalaria.

9 de octubre

Hemos comenzado la asistencia en el campamento. Los equipos de DYA y el SAMUR han establecido dos Puestos Médicos Avanzados que cuentan con: quirófano de campaña, una sala de reanimación y una sala de curas/yesos, todo ello atendido por anestesistas, cirujanos, traumatólogos y personal de enfermería. Además, la pediatra del equipo DYA ha atendido a 25 niños de diversas patologías pediátricas, fundamentalmente diarreas. La misión se ha completado con el desplazamiento de dos equipos médicos hasta pueblos cercanos para la atención de pacientes que no podían desplazarse hasta el campamento base. En total, a lo largo del día de hoy, se han realizado 75 atenciones.

10 de octubre

Jornada de gran actividad en el campamento. Se ha atendido a 40 personas de diversas patologías, destacando especialmente el caso de una familia entera aquejada de sarna. También se han realizado 4 intervenciones quirúrgicas bajo anestesia general, dos de ellas a niños para desbridamientos y curas de extremidades inferiores. Hoy también nos hemos desplazado a pueblos cercanos para ofrecer asistencia sanitaria gratuita a quienes lo precisen. Una de dichas aldeas se encontraba internada en la selva y todavía nadie se había acercado a ella con ayuda humanitaria desde el día del terremoto.

12 de octubre

Debido al temor de que a fecha de hoy todavía se encuentren núcleos de población completamente desatendida, continuamos con las labores de reconocimiento de la zona y el reparto de kits higiénicos a la población. El número de pacientes tratados entre ayer y hoy ha sido de unos 300. También se han efectuado dos intervenciones quirúrgicas por problemas traumatológicos. En 2 ó 3 días comenzará la fase de repliegue de los equipos para, previsiblemente, regresar a casa el próximo viernes.

14 de octubre

Seguimos sin tener ni un minuto de descanso, ya que la llegada de gente que precisa atención primaria es un goteo continuo. A esto se unen las altas temperaturas del lugar (el termómetro hoy marcaba 50ºC), que hacen nuestro trabajo aún más duro. El equipo de anestesistas y cirujanos sigue realizando intervenciones quirúrgicas a diario: hoy, por ejemplo, se ha intervenido a una persona con problemas maxilofaciales. La misión de ayuda humanitaria está llegando a su fin en lo que a los equipos desplazados se refiere: está previsto que el repliegue del campamento comience mañana jueves (los materiales sanitarios y fungibles de las diferentes organizaciones desplazadas, serán donados mañana al hospital de Madang).

15 de octubre

Fin de la misión. Esta mañana temprano hemos comenzado las tareas de desmontaje del campamento donde nos encontramos ubicados todos los integrantes de las diferentes organizaciones que han acudido al auxilio de los habitantes de la isla de Sumatra. Sobre las 20:00 horas (hora local) saldremos hacia la ciudad de Madang y ya de madrugada embarcaremos en el aeropuerto internacional de Minanikabau con destino a casa. Atrás quedan horas y horas de intenso trabajo, de ver miseria, destrucción, caos… aunque nos traemos el agradecimiento y el cariño de los habitantes de la isla de Sumatra, porque, aunque sea por unos pocos días, hemos conseguido devolver la alegría a muchos niños y mejorar el estado de salud de cientos de las personas.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.