La ambulancia adquirida por DYA durante su última misión a Filipinas, ya salva vidas en el país asiático

Una de los objetivos principales de la tercera de las misiones enviadas por DYA a Filipinas tras el paso del devastador tifón Haiyan, fue el de comprar y habilitar una nueva ambulancia que mejorara los servicios de atención sanitaria de la región. 

Tras varias semanas de acondicionamiento, este vehículo de emergencia ha entrado recientemente en servicio, como demuestran estas fotografías que nos han enviado nuestros primos de DYA Filipinas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Las ambulancias de la DYA, ya salvan vidas en el Sahara

Las dos ambulancias donadas por la DYA, que el pasado mes de octubre partieron dentro de una caravana humanitaria con destino a los Campamentos de Refugiados Saharauis, llevan ya varias semanas operativas.

Finalmente, sus destinos han sido el colegio “Simón Bolívar” en el Campamento de Smara y Rabouni, el centro político y administrativo de los cuatro campamentos de refugiados que existen actualmente en la zona de Tinduf, en Argelia.

 

 Nueve vehículos en total

 Además de las dos ambulancias de la DYA, la caravana humanitaria organizada por los voluntarios de “Euskal Trenbideetako Langileak Mugarik Gabe” (asociación de ferroviarios vascos de las empresas de EuskoTren y Metro Bilbao) estaba compuesta por otros siete vehículos: dos furgonetas aportadas por Metro Bilbao, un microbús cedido por EuskoTren, un autobús donado por un particular y tres trailers complementados por la Asociación de Amigas y Amigos de la RASD de Gasteiz.

Para estar siempre al tanto de la actualidad de la DYA…

www.dya.es

Agresividad al volante

Al hablar de conductores agresivos solemos pensar sólo en aquellos que vemos enzarzarse en una discusión, llegando a veces a las manos. Sin embargo, existen muchas otras conductas agresivas al volante:

Los que hacen sonar sus claxon como protesta a la mínima (por ejemplo, un leve retraso al salir de un semáforo), los que no perdonan cualquier pequeña torpeza -aparente o real- de otros usuarios olvidando que todos somos humanos, los que insultan o gesticulan desde la seguridad y la impunidad que les ofrece su propio vehículo, los que (en autovía) circulan de manera errática adelantando por todos los carriles, los que rompen las distancias de seguridad pegando el morro al de delante, los que aceleran y frenan a su aire (y muchas veces con motivos revanchistas o competitivos)…

¿Cómo erradicar esas conductas de la carretera? La respuesta a esta difícil pregunta es tan “sencilla” que se resume en dos únicas palabras que, por desgracia, cada vez se encuentran más en desuso dentro de nuestra sociedad: educación y civismo.

5 minutos vitales

Si alguna vez se encuentra con un accidente, de lo que haga o deje de hacer durante los pocos minutos que tarda en llegar una ambulancia puede depender el futuro de las víctimas.

Y es que, aunque no tenga conocimientos de primeros auxilios, si usted mantiene la calma y la serenidad, puede ayudar…

… Desconectando el contacto e inmovilizando el vehículo.

… Señalizando el accidente con los triángulos para evitar nuevos accidentes.

… Llamando al 112 y aportando todos los datos posibles: lugar del siniestro y número de víctimas, etc.

… Cubriendo a la víctima con una manta para evitar la pérdida de calor y protegiéndola con un paraguas si hace mucho sol o llueve.

MUY IMPORTANTE: Si no posee conocimientos de primeros auxilios nunca toque ni intente mover a la persona accidentada (salvo en caso de peligro de incendio del vehículo), tampoco le dé de beber aunque se lo pida, ni ponga nada debajo de su cabeza.

Las principales preocupaciones de la DYA en la actualidad son…

Los obstáculos a los que deben enfrentarse las ambulancias en nuestras ciudades y, especialmente, en Bilbao…

… los numerosos casos de soledad y los intentos de autolisis (suicidio) que se producen….

… el escaso número de agentes de tráfico que observamos en las carreteras…

… el número, cada vez mayor, de ciclistas que circulan por las aceras en lugar de por los espacio habilitados para ellos…

… la escasa educación vial de la que hacen gala a diario tanto conductores como peatones…

… el pequeño número de campañas que se realizan para educar y prevenir sobre la “triada” de los accidentes: la distracción, la velocidad y el alcohol…

… la seguridad ciudadana, la mejora de nuestras infraestructuras, la situación económica…

… Y, por supuesto, todos los voluntarios y miembros de la DYA: su número, integridad física, formación, voluntad y su animosidad y espíritu de sacrificio.

Conduccion y cocaína

Aunque el consumo de alcohol parece ir reduciéndose, no sucede lo mismo con otras sustancias peligrosas para la conducción. Por ejemplo, según los datos del Instituto Nacional de Toxicología, la cocaína está presente en el 5% de las muertes producidas en accidentes de tráfico.

Y es que, no hay que olvidar que la cocaína es una sustancia estimulante del Sistema Nervioso Central. Su consumo produce una falsa sensación de control y de disminución de la fatiga… así como una menor percepción de las conductas de riesgo: mayor agresividad en la conducción, más velocidad, maniobras más peligrosas, “piques” al volante…

Y la suma “alcohol + cocaína” es aún más peligrosa: cuando ambas sustancias se consumen juntas, el hígado genera una tercera sustancia, el etileno de cocaína, que intensifica los efectos eufóricos de la droga.

Por eso, con el consumo de cocaína como con el de cualquier otra sustancia que altere en mayor o menor medida el estado de consciencia, hemos de aplicar la máxima tantas veces escuchada de “si consumes, no conduzcas”.

¿Todavía no tienes tu pulsera ALK-STOP?

Consiguela durante la Aste Nagusia bilbaína. Del 21 al 29 de agosto.

- Del 21 al 29, en la Central de la DYA en Bilbao (Almda. San Mamés, 33).

- Del 21 al 29, en el Stand de Bilbovisión situado en el Hotel Carlton.

- El miércoles 25, de 20:00h. a 21:00h. frente al Arriaga.

- El lunes 23 y el jueves 26, después de los fuegos artificiales, en cualquiera de las txosnas de Bilboko Konpartzak.

Ayuda psicológica a los postraumatizados

Hasta el año 1998, la ayuda y auxilio que la DYA venía ofreciendo a las víctimas de un accidente, finalizaba forzosamente en los servicios de urgencia de los hospitales.

Sin embargo, los accidentes de tráfico dejan muchas veces en los implicados heridas psicológicas más profundas incluso que las propias lesiones físicas.

Por este motivo, en la DYA nos propusimos continuar nuestra labor social más allá del propio traslado ofreciendo asistencia sicológica a todos aquellos postraumatizados, que habiendo sido tratados sus problemas físicos en los centros hospitalarios, presentaban otras secuelas de orden anímico.

Para ello llegamos a un acuerdo con profesionales de Psicología de la Universidad de Deusto para poder ofrecer este necesario servicio de forma gratuita tanto a los accidentados como a sus familiares.

Curiosamente, uno de los primeros casos que atendió este gabinete no fue el de una víctima, sino el del propio causante que padecía un agudo “complejo de culpabilidad” por haber atropellado a dos viandantes que circulaban por la acera.

El coste real de los accidentes

Dejemos por un momento de lado los importantísimos daños -tanto sociales como sicológicos- que producen los accidentes de tráfico. Olvidémonos de sufrimientos para fijarnos únicamente en la fría realidad de una calculadora:

Si el coste económico anual de atender a las víctimas de los accidentes de tráfico a nivel del Estado, supera los 12 millones de Euros… mientras que lo que se gasta en educación y prevención actualmente (incluidos el mantenimiento de las infraestructuras y los agentes de tráfico) ronda los 4 millones…

¿No resultaría más rentable incrementar los gastos en educación y prevención para conseguir que el número de accidentes se redujera? ¿No es verdad que con ello se conseguiría reducir también el número de víctimas y, en consecuencia, el coste económico de las mismas?

Y es que, nosotros creemos que dedicar más recursos económicos a la prevención a la larga serviría para ahorrar dinero… y lo que es más importante, días de hospitalización, intervenciones quirúrgicas, secuelas psicológicas y un largo etc.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.