Como decíamos ayer…

Retomo de nuevo esta tarea tan interesante de “bloguear” tras un lapso de tiempo en el que la cotidaneidad de los asuntos me impiden ser tan fiel como me gustaría y como debería. Voy a empezar parafrasenado a Fray Luis de León quien retomó en sus clases en Salamanca tras cinco años encarcelado por la Inquisición con la lapidaria frase “Como decíamos ayer…”

Ciertamente han pasado muchas cosas, y la mayoría de ellas trágicas o negativas, en estos meses de ausencia “bloguera”. Así, el reciente terremoto de Haití en el que la miseria se ha aliado con la desolación y la muerte, nos recuerda lo frágiles que somos ante la fuerza de la naturaleza que, una vez más, se ceba en los más débiles. Habrá que ver cual es la respuesta de la comunidad internacional una vez finalizada la ayuda urgentista, importante y necesaria en los primeros momentos, cuando el terremoto y sus fatales consecuencias dejen de ser portada de los noticieros. Será entonces cuando los haitianos precisen más que nunca de la solidaridad internacional.

También está resultando dramática las consecuencias de la mal llamada crisis económica que en realidad responde a causas estructurales donde la ambición de unos pocos arrastra a una mayoría hacia el paro, la pobreza y la exclusión. En estas, el gobierno nos prepara una Ley que llama de Economía Sostenible, pareciendo querer ignorar que para alcanzar la sostenibilidad hay que incluir las vertientes social y medioambiental.

Y es aquí donde retoma actualidad una frase del Abbé Pierre en la que decía que “las leyes hechas para servir a los ricos conducen a la catástrofe, incluso a la de los ricos, mientras que las leyes hechas para servir a los más pobres salvan al mundo, incluso a los ricos”.

Será una tarea de todos y todas luchar por ello.

Un saludo solidario.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.