EL CHICO DE LA CALLE. EL PRINCIPIO, por Leoelim

DEDICADO A HASIERA Y A TODOS LOS COMPAÑEROS DEL CENTRO Y A LAS PERSONAS QUE VIVEN EN LA CALLE

Capítulo I. El principio

Es temprano, no he dormido bien es incomodo, en cuanto sale el sol me despierto, dormir en un coche abandonado, en mi barrio Astrabudua, con 15 años llegaba tarde de una fiesta y mi madre seguro que no me iba a dejar entrar en casa, vaya con ama.

Son las primeras veces que me quedo a dormir en la calle, rabia sentía por tener miedo, tendría 15 años por miedo a mi madre, a la broncas y a los gritos. Los nervios de mi madre es la que manda en casa, mi padre apenas está, está trabajando y llega tarde, a la noche lo veo un rato.

Mi Idaho privado, Gus Van Sant

Y bebido y con jaleo con mi madre todas las noches, siempre igual la misma canción harto estaba ya, menos mal que es verano, qué hace calor sino con frío lo pasaría peor. Hay una fábrica abandonada cerca de la estación de trenes, pero eso es para el invierno, lo estoy preparando buscando un chonchón, para dormir mejor, ya pillare mantas de casa sin que se entere mi madre. Viene mi padre y se monta jaleo por mi culpa, le dice a mi madre como me deja en la calle, durmiendo en un coche abandonado en la plaza Josu Murueta en todo el centro del pueblo.

La plaza se llama así porque mataron a un vecino que se llamaba Josu Murueta y en memoria de él se llama así, fue en una manifestación y los policías grises lo mataron a balazos.

Andaba por Romo, las Arenas había mucho punk, y mucha marcha e iba mucho. Ahora ya ni voy, había un bar que se llamaba la gallega y tenía un futbolín y jugábamos con litros encima, buenos recuerdos y las peleas con otros punkys borrachos.

Vivimos en el país

Del olvido

Y el perdón,

O por lo menos comprensivo

Con los presuntos ladrones,

Pero a la vez.

Es el principio, dé mi vida de calle LEOELIM sufrirá, mucho en este libro y lo contare todo donde dormía y como, a veces ni dormía por culpa del miedo, los municipales la policía, ya me conocen, y saben mi problema pero nada pueden hacer, cada vez que me pillan me llevan a casa por ser menor de edad, pero cuando tenga 18 años van a pasar de mi, casi lo prefiero no sé donde me meto, no es buena vida vivir en la calle, estoy más tiempo en la calle que en casa, mis hermanas, no me dan problemas, yo soy el problema, una vez en portales dentro, qué buena idea. Ningún libro es igual pueden ser parecidos, pero son diferentes son otras historias. Es mi segundo libro y siento orgullo poder contar a otras generaciones mis sufrimientos y sentimientos soy humano aunque a veces en mi vida en la calle no lo parecía las apariencias engañan.

En la vida hay algo

Peor que el fracaso

El no haberlo intentado,

Nada

He llegado a dormir en mi propia iglesia San Lorenzo, y allí fui bautizado, y hecho mi primera comunión, pero yo con los católicos no quiero saber nada. Una vez jugando me caí al agua, pará cuando llegue a casa mi madre me pego una ostia, por ir mojado. Fue en la plaza Josu Murueta había placas para hacer barcos. Pero antes de que pasara todo esto yo tenía un amigo bueno llamado tintxu  es rapero de tin mc  no voy a decir su nombre, por respeto le tengo estima le aprecio me ayudo en el pasado cuando yo, andaba mal él lo sabia estuve en Santander viviendo juntos, en una casa, dé dos habitaciones mi trabajo era pegar carteles de conciertos que luego era invitado allí conocí a mi novia sorda, sé llama Reyes y es guapa, vive en Astillero un pueblo que se parece a Erandio jakjajajajja de verdad, teniendo dinero lo puedes todo, estuve 6 meses cuando se me acabo a la puta calle y me fui dejando todas mis cosas, que luego perdí para siempre, por eso tintxu estará siempre en mi corazón, y hoy en día se que está preso. Pero lo veré y hablaremos de nuestros tiempos, nuestros recuerdos.

Me escape a SAN SEBASTIAN, con 17 años, le robe al repartidor de una pastelería, a las 6 y media de la mañana, ohhhh que ricos jajaja robando para sobrevivir, me compre una flauta, por 15 euros, y empecé a caminar la parte vieja de San Sebastián buscar un hueco, que no haya nadie y allí me pongo a tocar, mi música celta, con un coco.

Pocos ven lo que somos

Pero todos ven lo que

Aparentamos.

Me entero por otros como yo, que hay un albergue municipal, a mi me interesa, puedo dormir en una cama, en condiciones justas, ducharme que llevo unos días, que no he visto el agua y la necesito.

Protocolo social, hablar con una asistenta social, explicar mi situación vaya y le digo que estoy enganchado a la coca, me dice que mientras no consumas dentro no hay problema.

Bien, mi primer albergué fue el de SAN SEBANTIAN ya vendrán más de momento es el principio tres días me dejaron nada más.

Llegue a trabajar para una obra, Gracias a un empresario que me daba dinero todos los días en un banco del Santander hasta que un día me dijo quieres trabajar legalmente yo dije que si, al siguiente día empecé yo dormía en un frontón, y se lo dije para un adelanto y me lo dio, yo fui a una pensión.

Se me acabo a los trabajadores y me pillaron suerte que solo me echaron y no me pegaron el contrato y yo me puse hecho una furia se me acabo el contrato ya esta joder la que lie.

También consumía cocaína, en menor medida, en  aquella época era un niño, solo quería disfrutar pero… me equivoque de camino.

Me van mejor los petas y la cerveza, y las personas, quería relacionarme con ellos, pero alguno se pasaba a mas.

Cuando llego la heroína, se enchancho….y quería que los demás también hicieran lo que hace el que manda el líder, el que dice como se hace las cosas y trae material, primero traía cachis, después traía heroína y cocaína, y enchancho a la peña a mi peña,

Se esnifaba la heroína, jajaja no sabía fumarla, ni pincharse, menos mal, eran mis amigos del barrio Astrabudua,y yo caí en la red de la droga.

Empecé a pincharme con 14 o 15 años, mis amigos no lo sabían solo dos que íbamos juntos el Pina es su mote, y yo, los primeros cocolones éramos 30 tíos. Sólo quedamos dos vivos.

LEOELIM

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.