Vida de un toxicómano. Capítulo I Astrabudua, por LEOELIM

Dedicado a Hasiera, Comision Antisida de Bizkaia, por acogerme en los momentos duros de mi vida. A Cosme y Ane y demás compañeros que me ayudaron a realizar este libro basado en hechos reales, por su hospitalidad, gracias de todo corazón.

CAPÍTULO I

Astrabudua

Para empezar este libro, el primer libro, les diré lectores que contaré todo de mí, como testimonio. He consumido todas las drogas que hay, opio, speed, cocaína, heroína, ketamina, LSD, alcohol Hachís, mariguana, trankimazines, y a veces en grandes cantidades, estoy cansado. Nací en Bilbao el 29 de julio del 71, tenia 2 hermanas mayores y después vino Sergio, que murió con 3 años. No recuerdo la edad que yo tenía pero afectó a mi moral, mi alma se rompió. No entendía ¿Por qué no está mi hermano Sergio? Emociones rotas, dolor callado, oculto en las sobras de mi alma. Por eso fumaba mas y mas. Impotencia, era esclavo de lo tóxico.

Aquí nació Leoelim

He vivido en ASTRABUDUA, Erandio, municipio independiente  de BILBAO. Hasta los 18 años que me fui de casa de mis padres era un infierno todos los días igual. Éramos dos chicas y dos chicos, yo el tercero. Y cuando murió Sergio, el cuarto apareció, Rubén, Marta,  Cristina, Jorge, Rubén.

Lectores, métanse en mi libro, escúchenme mis palabras, mis viajes, mi vida de toxicómano. Había una cueva entre Astrabudua  y Leioa,  y allí nos juntamos treinta tíos, fumando y bebiendo cerveza, y después vino la heroína, maldita sea. Recuerdo que encontré una bayoneta de la guerra civil y yo la limpie, y me  dieron dinero para porros, no sabía  dónde me metía, maldito mundo. Tenía miedo en casa cada día que venía  aita, broncas, gritos, llorar, impotencia, rabia, y mucho dolor.

Con 14 años empecé a torturarme, se burlaban de mi condición de sordo y por no ser menos, consumía como ellos. Después de mi primer chute de heroína vomité. El cocolón me gustó, sinceramente lector, en los 80 era buena calidad.

Todo lo que cuento es real como la vida misma, me hago llamar LEOELIM porque no quiero que nadie sepa mi nombre. Quiero ser anónimo, LEO es mi horóscopo, y ELIM es mi hijo. En este instante no sé donde se encuentra, sé que está con María Paz Valenciana. Mi hijo nació en Málaga.  Bilbao, Valencia y Málaga.

Tenía peleas con otros que se burlaban, de aquí viene mi agresiva VIDA. En los siguientes capítulos sabrán mas sobre mi agresividad, léanme. De aquí viene la maldad, el ser otra personalidad, ser otra persona. Siempre ganaba, y levantaba piedras hasta cien Kilos, tenía varias personalidades.

Con la policía Nacional, siempre teníamos problemas, nos confiscaban lo que tuviéramos, tóxicos ilegales por eso nos escondíamos en el colegio. Éramos unos treinta todos los días y cada uno sabía donde vivía fulano de tal, y a gritos, no había móviles esos años. Yo era mal estudiante, repetía cursos y después, en verano, a recuperar y en septiembre. Un rollazo, mi primer robo fue las joyas de mi ama, tendría 15 años y las vendí en BILBAO, en San Francisco, a un club de putas, a cambio de drogas.

Dese cuenta lector, conocerá varios LEOS, no hay uno, hay varios personajes en este libro. Esta el LEOELIM bueno respetuoso, durante el día y la noche el infierno, y días también en su casa. La fachada era engañar a sus padres hacer que eres feliz cuando no lo eres. Soy sordo desde los 3 años por eso me cambiaron de colegio, no podía entender al profesor, éramos muchos en clase. Siempre colocado me cambiaron de colegio, con sordos aprendí lenguaje de signos. Eso fue con 15 años, hablaba perfectamente, pero no sabía hablar con las manos, experiencia agradable. Allí conocí a LAURA mi primera novia sorda, años locos, ella no sabía nada de lo que yo hacia, se lo ocultaba por miedo, siempre miedo.

 

SIEMPRE SEREMOS 4    

El futuro tiene muchos nombres;

Para los débiles es lo inalcanzable.

Para los temerosos, lo desconocido.

Para los valientes es la oportunidad.

Probar la experiencia de mi sufrimiento.

En carne propia la carga la meto en este Libro

sigan leyendo y descubrirán al verdadero Leoelim

es mi primer capítulo y seguirán.

Otros muchos más tengo mucha vida que contar

Escuchen, abran sus corazones, escuchen música

He pagado cárcel, ya lo contaré en los próximos capítulos.

Y yo, la justicia estoy en paz, por robar a un cura que

me recogió de la calle, tendría 17 o 19 no recuerdo.

Le robe la casa entera, durante una semana.

Le copie las llaves, y sus números de su tarjeta de crédito.

Me pedían 8 años de condena, quedaron en 5 años.

Estuve en busca y captura, 2 años mientras estaba en casa.

No me metía en líos, por si me pedían el D.N. I.

Si no preso me llevaban, sentía miedo, nunca he estado preso.

Años más tarde, conocí la cárcel, fue en Sevilla

por el robo del cura, 5 años no recuerdo cuando entré ni

cuando salí, salgo en Bilbao en casa de mi madre.

Astrabudua vuelvo a mi tierra, de SEVILLA A BILBAO.

 

Preso en canguro, bus de presos, con guardia civil. Me pillaron en Sevilla, polígono norte, comprando hachís, y vieron que me estaban buscando hacia tiempo. Yo les dije, que ese era su trabajo, “policía nacional, espóseme”.

LEOELIM

Marzo 2016, Bilbao

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.