En la actualidad, alrededor de unos 67 países tienen restricciones de entrada para personas con VIH.

“En la actualidad, alrededor de unos 67 países tienen restricciones de entrada para personas con VIH, una medida que atenta contra el derecho fundamental a la libre circulación que discrimina por motivos de salud.

Entre estos países se incluye todavía EE UU. En julio de 2008, el antiguo inquilino de la Casa Blanca, George Bush, firmó una normativa que parecía iba a ser el fin de la prohibición legal de entrada al país norteamericano de personas con VIH, que ha estado en vigor desde 1987. La noticia fue recibida por las organizaciones internacionales de lucha contra el sida y por la ONU como una muestra de cambio en una de las leyes más restrictivas y discriminatorias en la política de inmigración estadounidense. Sin embargo, hasta la fecha y con la nueva administración Obama la situación no parece haber mejorado.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE UU (DHHS, en sus siglas en inglés), organismo final encargado de aplicar el levantamiento de la prohibición, va por libre y aún no lo ha hecho. Tampoco ha retirado la infección por VIH de la lista de enfermedades infectocontagiosas que impiden la entrada a ese país.” REVISTA LO + POSITIVO

Desde la Comisión Antisida insistimos en el mal uso de la categoría del VIH-sida como “enfermedad infecto-contagiosa” en lugar de “infecto-transmisible”, que provoca que con la legislación en la mano se estén cerrando recursos sociales a personas seropositivas, como son las residencias de tercera edad o las casas de acogida de mujeres maltratadas y que dificulta enormemente la labor realizada en el campo de la prevención.

El virus de la inmunodeficiencia humana tiene unas claras y conocidas vías de transmisión. Las tres vías de transmisión son:

  • Transmisión sexual: relaciones sexuales sin condón con personas que viven con el VIH-sida.
  • Transmisión a través de sangre (vía parenteral o sanguínea). Esta vía incluye entre otras cosas transfusiones de sangre o productos de sangre, uso de agujas contaminadas y tatuajes.
  • Transmisión vertical de una madre que vive con el VIH a su hijo a través de la placenta durante el embarazo, durante el parto o en la lactancia a través de la leche materna (vía perinatal o materno-infantil).
No se transmite el VIH por:

  • Compartir baños con otras personas o con personas que viven con el VIH-SIDA
  • Compartir alimento y utensilios de cocina con otras personas o con personas que viven con el VIH-sida
  • Picadura de insectos
  • Por compartir vida social
  • Por compartir el ambiente del trabajo
  • Abrazos, apretón de manos, besos
  • Abrazar, besar o cuidar de una persona que vive con el VIH-SIDA
Entonces, el contacto social con personas que viven con el VIH-sida no contiene riesgo de transmisión del VIH. El VIH solamente se transmite por vía sexual, parenteral y perinatal.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.