EL CHICO DE LA CALLE. Capítulo IV: Sevilla

-

No recuerdo como llegue la primera vez a SEVILLA. Sería sobre 1990 y me acuerdo de que fue el hermano de mi madre, Antonio. Yo lo llamoToño. Me recogieron en la estación de trenes del centro, para trabajar en su bar judío. Toño es gay y está casado en Holanda con Gerad. Su compañero es Holandés, años más tarde han  adoptado a un niño. Me llevaron a las afueras de SEVILLA a Santa Genoveva, una urbanización dé chalets donde me dejaron una habitación. Tenían 2 perros y piscina.

A la mañana me despertaron, sobré las 7 de la mañana. Para ir a Sevilla. El bar se llama igual que una ciudad importante de ISRAEL, TEL AVIV creo. Fuimos en su furgoneta vieja pero andaba bien, llegamos en una hora, en barrio de los remedios, tenía decorado judío con candelabro de 7 velas, típico judío, y la estrella de David. Me metieron en la cocina, a pelar y cortar patatas toda la mañana, después a poner las mesas, en la barra no me dejaban de momento. Yo aprovechaba a beber chupitos, sin que mi tío se diera cuenta. Acababa colocado, pero trabajaba como un vasco, sin descansar, y después a limpiar la cocina y el bar entero, barrer y fregar los vasos y platos, y acabábamos a las 4 de la madrugada. A casa cansado medio borracho, jajajajaaja mi tío no se daba cuenta. (más…)

Primera norma conyugal… No me mires mal. Por Jack

La novia cadáver, Tim Burton

Ir y venir, es

una rutina

Del posible futuro

una agonía.

(más…)

Sábado 1 de Julio MUNDUKO ARROZAK 2017

-

Desde la Comisión Ciudadana Antisida de Bizkaia nos complace invitaros a participar con nosotras en esta gran fiesta. En una comunidad donde cada vez hay más muros, más trabas y más obstáculos para la convivencia, nos complace invitaros a este lugar donde cada vez cabemos más, todas y todos, una pluralidad de voces,  de miradas y de maneras de vivir, diferentes y singulares.

ARROCES DEL MUNDO 2017, 14ª edición, se celebrará el Sábado 1 de julio de 2017 en la Plaza Corazón de María, del barrio San Francisco.

Coordinadora de Grupos de Bilbao la Vieja, San Francisco y Zabala

Munduko Arrozak 2016

EL CHICO DE LA CALLE, Capítulo III. Burgos

-

Decidí irme a BURGOS ostia, era invierno. Un frío y en la calle no sabía dónde dormir, me estaba congelando. Fui a un supermercado a robar bebidas fuertes de alcohol, coñac y anís del mono, para hacerme un sol y sombra. Me entero que hay albergue pero solo te dejan 3 días, ostia hace un frió que se te congela el pensamiento. Hay un pueblo que se llama Frías, allí iba con mi familia, en un camping teníamos un modulo como una casa, pero mis padres no se fiaron de mi, ni me dejaron las llaves para que estuviera allí.

 

Me volví alcohólico de tanto beber para quitarme el frío, a sol y sombra esperaba al lado del bar a los que madrugan y les pedía, para café y un chupito. Me veían helado temblando del frío, y sacaban su buen corazón y me ayudaban creían en mí, yo les decía que no estaba acostumbrado a este frío, y que venía de Bilbao. Y más me ayudaban por decir la verdad. (más…)

Housing First Light (HFL), por Cristina Ortega

 -

Housing First Light ofrece viviendas individuales, de alquiler en el mercado público o viviendas sociales, y un equipo móvil interdisciplinar de profesionales que acudiría a la vivienda para proporcionar un apoyo de intensidad baja. El perfil puede ser familias desahuciadas o en riesgo,  un individuo que esté en riesgo de exclusión residencial y también personas jóvenes. Se fomenta el uso de la red de recursos sanitarios  y sociales ya existentes en la comunidad (Pleace, n.d.)

Barrio de San Francisco, Bilbao

Aunque el establecer criterios para Housing First Light se torna complicado, es posible analizar algunas comparaciones con PHF con el fin de entender mejor sus características definitorias (Pleace, n.d.): (más…)

Los restos de mi momento, por Jack

Con el reflejo de tu mirada

llegó la madrugada

y al caer el anochecer

respiré otra vez,

sin perecer.

(más…)

Marcar un límite a la voluntad terapéutica. El ejemplo HOUSING FIRST

-

Muchas de las prácticas sociales e institucionales que alberga la red asistencial y, en particular, los dispositivos creados para personas en situación o riesgo de exclusión social se basan en modelos de reeducación y tratamiento que condicionan de manera muy notable tanto el acceso al servicio como el trabajo de acompañamiento, propiciando en multitud de ocasiones el abandono de estos programas.

Se trata, en consecuencia, de profundizar tanto en los límites éticos como en la separación necesaria que existe entre la voluntad terapéutica, a veces feroz, y la función social de acoger y alojar a aquellas personas que se encuentran en una situación extremadamente vulnerable.

Mantener esta función “social” es precisamente lo que permite marcar un límite a una voluntad terapéutica que, sin este límite, arriesga transformar la institución en un lugar de alienación, improvisación y de experimentación a ultranza.

En este sentido, el modelo Housing first plantea una separación muy interesante a la par que necesaria y contundente entre lo terapéutico y lo social. Dando a entender que si bien ambas tareas son compatibles también es cierto que se corresponden con momentos y tiempos distintos. Separar ambas perspectivas permite pensar los recursos residenciales para las personas sin hogar desde un prisma diferente a la actual lógica predominante.

Además, tanto para la una como para la otra, es necesario e imprescindible contar con el consentimiento del sujeto. Un sujeto de derechos, un ciudadano de pleno derecho que solicita, siguiendo los trámites necesarios, ser puesto al abrigo en una institución. Baste decir que en el contexto actual de los servicios residenciales tienden a confundirse estos dos campos, lo terapéutico y lo social, como si formaran parte de una unidad indisoluble y amalgamada. (más…)

CAPÍTULO II EL CHICO DE LA CALLE. La vida da vueltas, por Leoelim

-

Después me escapaba de Astrabudua a Bilbao. Había mucho abandono entre Astrabudua y Luchana,y yo aproveché la ocasión para okupar alguna vivienda. Era la época de Eskalduna, la iban a cerrar. Recuerdo batallas con la policía, en el puente pelotazos, a mí me dieron uno de rebote, no veas como duele. Me dieron en las costillas, se me pusieron moradas y tardé una semana en curarme. Encontré una casa vacía y entré a ver como estaba, si podía dormir allí dentro. Me di cuenta de que era posible, estaba llena de polvo, del tiempo que llevaba cerrada. Vi una escoba y un recogedor y me puse a limpiar. Había 3 habitaciones, pero no había luz ni agua, compré unas velas y agua de 5 litros para beber.

Una cadena, un candado y la cerré. Al día siguiente volví, tenía un lugar para drogarme tranquilo. No lo había contado en el anterior libro, quemé una casa vacía, solo, por ver como venían los bomberos y la policía. Me gustaba verla como se quemaba y más fábricas abandonadas, por la ribera de Luchana. Cuando me escapaba estaba solo cuando hacia esto. Lo que hoy es Bilborock estaba abandonado y era un chutadero, y murieron gente, amigos míos. Por eso hoy no quiero entrar allí, está pasando el puente de la merced, el puente de los diablos, así lo llamo yo y no me gustan. (más…)

A Estibaliz, de Manu

No le des

más vueltas

al mismo pensamiento. (más…)

EL GRAFITI EN NUESTROS BARRIOS. Durante todo el mes de Abril

-

Un proyecto fotográfico  en disarmonía con el ideal de la época, el mercado y las ciencias. Un fenómeno que indaga e investiga sobre las posibilidades de ocupación de otros espacios y lienzos ha habitar; espacios no convencionales, que se convierten en el único medio de expresión para muchos. Diferentes formas de creación urbana y plural. Un arte “de resistencia”, un arte de los desechos y los restos.

La exposición podrá visitarse durante todo el mes de abril en la ExpoGela/BilbaoHistórico. Calle San Francisco 32

A veces se trata de actos que emergen en oposición a lo establecido por una cultura como ideales de convivencia ético-estéticos; o en respuesta a un medio que, en no pocas ocasiones, se nos muestra indiferente y hostil a nuevas formas de satisfacción, en tanto en cuanto se singularizan. Otras veces, es fruto de elaboraciones artísticas y modos de expresión urbanos diversos que también reclaman su lugar, y su parcela. En cualquier caso, lo que queda es una marca, un nombre, un rastro. Una huella que dice algo, nombra un malestar, un anhelo, e incluso cifra una nada; una ausencia de significaciones. (más…)

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.