Descripción y fundamentos de la metodología Housing First. Por Cristina Ortega

 

El modelo Housing First surgió en Estados Unidos y fue desarrollado por el Psicólogo Sam Tsembréis de la ONG Neoyorkina Pathways to Housing. Desde sus inicios en 1992 está recibiendo mucha atención entre los técnicos de Servicios Sociales de atención primaria, profesionales del tercer sector ode servicios especializados e investigadores/as, así como mandos políticos de otros lugares del mundo,  incluida Europa, y dentro de ella también España (Raisfundacion.org, 2016).

La organización estadounidense PathwaystoHousing estudió la posibilidad de que las personas que vivían en la calle podían mejorar su calidad de vida (mayor integración en la comunidad, comienzo de recorridos sociales, mayor empoderamiento, mayor adhesión al tratamiento psiquiátrico, auto aplicación de medidas de reducción de daños, mejora en las actividades de la vida diaria como higiene…) si accedieran inmediatamente a una vivienda en lugar de vivenciar una inestabilidad de alojamiento condicionada a un sistema meritorio, de lo que nació Housing First, para dar solución a todas estas personas que no encontraban respuesta a sus necesidades en ningún recurso residencial existente, y que preferían, por lo tanto, vivir en la calle.

Teniendo en cuenta los diferentes documentos que desarrollaban las características del Modelo Housing First, se puede dilucidar que entre los fundamentos y valores de dicha perspectiva de atención se encuentra la concepción de la vivienda (individual e independiente) como Derecho humano y constitucional, respeto por todas las personas sin condiciones de exclusión, compromiso de acompañar y trabajar con y para la persona hasta que lo requiera, fomento de la autodeterminación, separación de la vivienda y el tratamiento (en el sentido de que lo terapéutico no condicione la acogida), orientación y trabajo por la recuperación del usuario/a y la reducción de daños del consumo y del Sinhogarismo de largo recorrido (Becker, 2012; Bush 2012; Sánchez 2015).

Housing First implica una vivienda inmediatamente disponible, individual y permanente, digna y adecuada a la necesidades de la persona, además de apoyo sanitario y social (mediada por la autodeterminación de la persona) y está dirigido  a toda persona que viva en la calle, sobre todo a las que presentan un largo recorrido en situación de sin hogar, enfermedad mental y problemáticas de consumo  de sustancias. A la persona se le informa de tres simples pautas que debe cumplir: abonar 30% de sus ingresos para el pago del alquiler (si los hubiera), buenas relaciones en la comunidad (sobre todo la de vecinos)  y aceptar una visita semanal de un profesional (Becker, 2012; Bush 2012; Sánchez 2015).

Así, Housing First no sería solo una vivienda sino una intervención integral, no consistiría en pisos compartidos a no ser que la persona así lo decidiera, así como no  implicaría un cese impuesto  del consumo de sustancias. Housing First  presenta  diferentes niveles y servicios atendiendo a las diferentes necesidades, ajustando cada hogar, su hogar, sin obligar a las personas a mudarse y sufrir el Síndrome de la puerta giratoria y la Institucionalización[1] .En muchas ocasiones el actual sistema en escalera resulta inflexible y despersonalizado, impidiendo ofrecer una  atención individualizada.

Al hablar  de Housing First no nos referimos a un simple programa, sino de una nueva mirada al Sinhogarismo, un nuevo modelo.  Así no sería una opción entre otras, sino que debemos valorar todo el registro de posibilidades para las personas que, por diferentes motivos, se encuentran en exclusión residencial, pues cada recurso tiene unos factores de éxito diferentes, y todos deben complementarse en la lucha contra el Sinhogarismo, si bien eliminando actuaciones arcaicas y dinámicas de poder.

Para algunos autores Housing First es un sistema completo de reorientación, un cambio de ADN de cómo una comunidad responde al sin hogarismo, que permitiría a la comunidad, como un todo,  dar soluciones  breves  y directas, ayudar a las personas sin hogar  a conseguir un hogar permanente con rapidez, y que cuenten con el cuidado y el apoyo necesario  para alcanzar una mejor calidad de vida(Housing First is not aprogram, it is a whole system orientation response (n.d.).

Housing First  no está enfocado como recurso terapéutico, aunque si pretende avances en este sentido, pues su  centro de atención se encuentra en asegurar una estabilidad de hogar como plataforma para conectar con las personas y así conseguir otros fines, que podían ser ciertamente el tratamiento del consumo de sustancias  o la mejora de su situación mental, o simplemente objetivos  enfocados en la dignificación de la experiencia vital como por ejemplo la Reducción de Riesgos y Daños[2] del consumo y del Sinhogarismo de largo recorrido.

Esta nueva forma de mirar la realidad de nuestro entorno puede suponer cambiar la corriente dominante y aparece como reacción al modelo tradicional de tratamiento de las drogodependencias y de alojamiento, en el cual las personas deben ir avanzado por una ardua escalera que no se adapta a todos los momentos y realidades que conforman la realidad multicausal del Sinhogarismo. Este acompañamiento y apoyo  puede moverse en un gradiente de baja, media y alta intensidad de apoyo psicológico, social o sanitario y de baja alta y media exigencia en relación con los consumos, horarios, etc.

Se pretende fomentar la normalización y huir del estigma, ya que Housing First  no sigue la idea de alojamientos que congregan personas en situación de exclusión social, sino lo que se pretenden es la inclusión de estas viviendas en la comunidad que se ve como un espacio de oportunidades para recuperar la relación con el entorno y construir una red social de apoyo(Raisfundacion.org, 2016).

La vivienda, vista como un hogar independiente y permanente, fomenta el derecho a la intimidad y a la seguridad,  ya que no se encuentra  necesariamente relacionada con lo terapéutico ni sometido a él, por lo que el apoyo es concebido como permanente y continuo en el tiempo y la intensidad mediada por la autodeterminación de la persona. Según el planteamiento del modelo Housing First, la vivienda es valorada como un principio indispensable  para comenzar  diferentes procesos y la estabilidad de hogar no se encuentra condicionada la adherencia a un tratamiento (CRICH, n,d ).

Housing First ofrecería a la persona un paquete de recursos organizado en relación con las necesidades individuales, habilidades, bienestar social y de salud de las personas sin hogar que van a disfrutar de estos servicios. Este apoyo es ofrecido por una trabajo colaborativo  y en red entre el equipo interdisciplinar del recurso de  alojamiento con servicios sociales y sanitarios (Tainio and Fredriksson, n.d.) con el principal objetivo de paliar  los problemas derivados de la imposibilidad de obtener una residencia estable.

Cada persona tendría al menos un profesional de referencia que se encargaría de detectar las necesidades, y abordarlas llevando a cabo acciones apropiadas en un plan de atención individual, siempre con el claro objetivo de dignificar la vida de estas personas, usando los servicios sociales existentes como herramientas para  conectar a la persona con la red, con la cartera de servicios que ofrece la comunidad.

Estos/as  profesionales deben estar  formados/as en el papel de entrenadores/as vitales, deben fomentar la participación activa en el mando de su propia vida y su integración, además de no presentar un modelo de pensamiento bajo los fundamentos del sistema meritorio, sino haber internalizado los valores del modelo Housing First. También es importante el apoyo de la comunidad, una sociedad que entienda los conceptos del modelo y los apoye (Tainio and Fredriksson, n.d.).

Cristina Ortega
Psicóloga e investigadora en el IDD 

 

[1]Sumisión de un individuo al régimen de vida de una institución.

[2]Concepto que incluye a todas aquellas intervenciones y estrategias, en los ámbitos de tratamiento, prevención e inserción social, cuya finalidad es disminuir los efectos negativos del consumo de sustancias, por ejemplo a través de utensilios y formas de consumo más higiénicos o seguros.


 

TAMBIÉN EN FIESTAS!! Prueba del vih/sífilis en Bilbao

-

El Servicio de atención, consulta y realización de la prueba del vih/Sífilis de la Comisión Ciudadana Antisida de Bizkaia permanecerá abierto durante la Aste Nagusia.

Consulta abierta en el nº 6, 1º Dcha de la Calle Dos de Mayo

Martes y Miércoles de 16.30 a 19.30

UN SERVICIO CONFIDENCIAL, GRATUITO Y SIN NECESIDAD DE SOLICITAR CITA PREVIA

94 416 00 55

COMISIÓN CIUDADANA ANTISIDA DE BIZKAIA

Munduko Arrozak 2015

UN SERVICIO CONFIDENCIAL, GRATUITO Y SIN NECESIDAD DE SOLICITAR CITA PREVIA.

94 416 00 55

COMISIÓN CIUDADANA ANTISIDA DE BIZKAIA

CAPÍTULO VII. Mis Viajes. Vida de un toxicómano, por Leoelim

-

Mis viajes

He viajado mucho, empecé levantando piedras hasta los 18 años. Toda EUSKADI me la conozco. He sido un aventurero y he viajado por España, Francia, Italia y Estados unidos y contaré todos mis viajes. Primero el País vasco, pueblos y capitales, Bilbao,  Vitoria, San Sebastián y sus pueblos haciendo campeonatos de deporte rural vasco.

Empecé con 12 años, en Leioa con panaderos, eran 4 hermanos y 3 me enseñaron a levantar cuadrada, bola, cilíndrica, la más común. Me hecho el camino de Santiago 2 veces andado por una promesa. Ya iré contando durante este capítulo y demás, era joven y apuesto, y las apariencias engañaban a más de uno, no tenía pinta ni de punky ni de yonky, cuando no me interesaba que los demás supieran mi problema con lo tóxico. Era un artista mintiendo a la gente, para conseguir lo que quería, dinero.

Ahora estoy en Andalucía, calor abrasador, con mochila al hombro siempre parecía un caracol jajajajaja tenía 2, una atrás y otra delante, tenía una cocina para hacer comida, tenia esterilla, tienda de campaña, la soledad no me daba miedo, prefiero estar solo que mal acompañado. Me fui a CADIZ, pueblos, estuve en HUELVA, ALMERIA, MALAGA,  JAEN y en sus pueblos, algunos ni me acuerdo. Bebía mucha cerveza, era insoportable. Un Bilbaíno en tierra del fuego. GRANADA hermosa ciudad, me encantó Sacromonte, cuevas llenas de hippies, y me junte con ellos, fumaban mariguana y bajaban a Granada a buscarse la vida, tenían un montón de perros, alguno venían con nosotros, yo tocaba la flauta con mi funda de cuero y mi coco tallado, y sacaba bastante dinero, pero ese dinero se repartía entre todos para comer y comprar maría, siempre colocado jajajajajaajaja.

Vaya arte dejaron los árabes en GRANADA, es hermosa, gracias por ellos. Albaicín casas blancas donde se escuchaba flamenco, también he trabajado en el campo en Jaén en la aceituna, y en Huelva la fresa, ósea que no he parado. Conozco Vera en Almería playa nudista, no tenia bañador, tal como DIOS me trajo al mundo, hermoso lugar también. Salí fuera de ANDALUCIA, MURCIA, CIUDAD REAL, BADAJOZ, TOLEDO,CACERES,ALBACETE,VALENCIA,CACERES,CUENCA,SALAMANCA,TERUEL,GUADALAJARA,ZARAGOZA,CASTELLLON,TARRAGONA,BARCELONA,SORIA,ASTURIAS,LEON,BURGOS,CANTABRIA,LUGO,ACORUÑA,PONTEVEDRA,PALENCIA,LA RIOJA ,HUESCA ,GIRONA, todo esto me lo conozco y los pueblos algunas veces, iba sin pagar, otras pagando depende del momento, siempre cogía el bus o el tren que iba de colada, bueno, sin pagar para que el lector entienda, pero antes de viajar tuve que dejar los perros de Sevilla, y las casas okupas, una se quemó, 2 se cerraron, y una la vacié y la deje cerrada para cuando yo viniera otra vez.

Estuve en Baeza (Jaén) trabajando la uva, trabajo duro, y con calor Úbeda (Jaén) había un montón de personas esperando, para trabajar por las mañanas venia un capataz y elegía a las personas en condiciones para el trabajo. Viajando buscando donde trabajar el campo, estuve en Casalareina patatas recogía, pagaban bien en La rioja. En muchos pueblos de España, los ayuntamientos me daban alojamiento o comida, depende de sus presupuestos, cómo un sin techo. Pues no veas la que se liaba cuando yo y mi lokita aparecemos con las pintas punky. Pos eso, Guardia Civil en 5 minutos,  Extremadura, Valencia y Andalucía, trato pésimo, documentación, “ohhhh uno de Bilbao” decían siempre, política maldita política LEOELIM no ha votado nunca no millita en ningún partido ni votara. El problema viene después que ven que llevas chutas mal, en esos pueblos no quieren yonkys de fuera y menos vasco, ósea a seguir andando encontramos un pueblo abandonado cerca de Puerto de Santa María (Cádiz).

EL AMOR NO MATA,

ES EL ODIO EL QUE MATA, MALDITO ODIO

Y A MI ME ENSEÑARON

A ODIAR NO

DE MATAR

Ahora toca provincia  (Cádiz) donde estuvo el CAMARON de la isla. Cantaor estuve en su bar lleno de fotos del con otras personalidades. Y un honor para mí poder contarlo por aquí, CHICHLANA, también la  conozco Y CADIZ capital estuve 2 meses solo, iba a un comedor y comía algo. Drogas regular de calidad, me estaba casando de viajar de de un lado al otro así que volví a SEVILLA,  allí estaba Marta, mi punky, mi amor esperándome siempre mi llegada, y así fue, investigué sobre las casa, okupada  por mi, vaya la cerraron. En los siguientes capítulos verán que mi lucha a pesar de ser toxicómano, he luchado por la vida hasta sangrar.

MINUTO A MINUTO ¿SIEMPRE ESCAMPANDO DE LA MUERTE?

LEOELIM

HASTA CUANDO PIENSAS DESCANSAR TU ALMA

DISFRUTA DE LA VIDA, PARA ESO ESTAS VIVO

SEGUNDO A SEGUNDO

HORA TRAS HORA

LEOELIM

Capítulo V y VI, SEVILLA. Vida de un toxicómano…

-

Conocí  a la Madre de Marta y me enseñó su casa. Era enorme con patio, para el verano andaluz. Me enseñó SEVILLA y consumíamos en su casa, ella tenía dinero pero yo no. Yo pedía en el  corte inglés del centro, había una estatua del pintor Velázquez, famoso allí aun conservaba la casa que databa del siglo XVI, estaban los modistos Victorio y Luchino.

Y que yo más tarde conocería a Víctorio el modista, me acosté con él, y me pagó una pensión, desayuno, comida y cena durante un mes ¡increíble¡.

Conocí un centro de día como HASIERA se llama ANTARIS, estaba en la alameda de Hércules al lado del mercado de las drogas, allí pillaba yo y había otros muchos más. He andado descalzo como los hippies, por las calles de Sevilla, no me dolía, era inmune al dolor con solo pensar lo que me hizo mi ama, dejarme tirado cuando más ayuda necesitaba…

Rabia para un toxicómano. Eso no era nada, basura utilizaba a la gente. Manipulaba, medias mentiras. medias verdades para una dosis. Con Marta bien, alguna vez teníamos broncas, y yo me iba a sacar dinero al ambiente Gay de la plaza de armas, cerca de la estación donde me recogió mi tío cabrón. Estuve en su restaurante más de 3 meses trabajando como un esclavo, no me pagó, los lunes me daba día libre y me daba para el bus a SEVILLA y algo de dinero, 25 euros, al final le mande a la mierda y me volví a BILBAO.

Para hablar con mi madre sobre su hermano Toño y me dice que él es así, vaya ostia. La urbanización estaba lejos de la capital, andado era muy lejos, una vez lo hice en verano calor terrible, 45 grados, sudaba como un cerdo bebía cruzcampo, la cerveza típica sevillana.

Lo de Marta fue amor, no solo drogas y sexo, era guapa pintas punky como yo vestíamos igual, botas militares, pantalones militares, cadena con candado al cuello, esas eran mis pintas. En algún bar no me dejaban entrar, solíamos estar en bares punkys y allí bien.

Disimular que éramos yonkys porque eso en Andalucía era mal visto, la mayoría se lo fumaban en plata, era lo normal, un vasco y una sevillana menuda pareja. Noé el hijo de  Marta era pequeño, tendría 5 años y su padre pasaba de él. Años más tarde se preocupó pero ya era tarde porque NOE pasaba de él.

Sevillla con tu color especial

me enamoraste tu torre del oro

no te olvidaré nunca. Tu rio Guadalquivir

tu arte de música flamenco

semana santa el gran poder

la virgen macarena

la gran Sevilla que conocí

sus pueblos, estepa Ecija, osuna

y 4 tetas 2 hermanas

Me tuve que volver a BILBAO un tiempo, 2 semanas porque me robaron los audífonos. Y pedí ayuda a mi madre y me compró uno más y regresamos. Marta alucinó con BILBAO, no lo conocía, yo se lo enseñé. San Francisco en 1990 y volvimos a Sevilla porque tenía trabajo en la Expo 92, era soldador y ganaba dinero, y eso a Marta le encantaba en1991.

Estaba trabajando y consumiendo con Marta, y era una locura, y aguantaba todo el dinero. Daba problemas, broncas, discutíamos pero nunca he pegado a ninguna mujer.

Y cantar otra cultura

Sevilla noches locas

Días de calor cruzcampo

flamenco palmas bailar

Andalucía de luz.

En una de las broncas conocí a otra mujer se llamaba Josefa del polígono norte. Era rubia y me gustaba pero no era yonky, solo fumaba porros y quería sexo conmigo. Nada mas, pero me enamore de ella, tenia 2 mujeres, me buscaba la vida aparcando coches en la calle cerca del arco de la Macarena, tenia 5 okupas y 5 perros en cada casa.

No manadas en la calle okupación

okupa tu mente

okupa tu lugar y vive como quieras

pero respeta el lugar

no des de comer a mis perros, solo el dueño se encarga de ellos

mantén limpio tu habitación y no te echaré

LA LEY DE LA CALLE OKUPA me enseñó Sevilla, la parte que no conocía donde pillar porros y yo disimulaba lo de Marta, estaba con las  2 estuvo en una casa mía, okupada. Una a lo suyo y la otra a lo suyo, ya pueden imaginarse mi cara, Marta chutándose en pelotas, la otra Josefa en pelotas gritándome porque tardaba tanto, las 2 estaban colocadas, y encima yo de mono (síndrome de abstinencia) y al acércame a Josefa, saca un cúter y me corta el brazo, no veas la de sangre que salió del brazo. Llegó hasta el techo,¡¡impresionante¡¡¡ y yo no sentía nada, me llevaron al hospital cercano. Al virgen Macarena, que está al lado del parlamento Andaluz, y también el albergue municipal de Sevilla, yo solo iba a ANTARIS  allí me duchaba, lavaba la ropa, te dejaban fumar y había tele, y allí conocí a Paul un alemán como yo de alto y nos hicimos amigos. Para chutarnos juntos y juntábamos lo que sacábamos, éramos fieles, uno por otro, el sacaba a veces más que yo y me invitaba la dosis, un Bilbaíno y un alemán, los 2 altos con mochilas, yo descalzo andado por las calles y plazas, teníamos hasta el mismo color de los ojos azules, él pedía a su forma y quedamos a una hora para pillar  heroína. En mis ratos libres iba a casa de Marta la punky, la invitaba y follábamos, con  Josefa igual, estaba  a 3 bandas, 3 personalidades, cada uno actuaba de forma diferente.

Odiaba  a los tontos

odiaba a los canallas

odiaba a los heavys

punky me odiaba

me odiaba, era yonky

era muy eficaz cuando se trataba de odiar.

Leoelim no tiene actualmente recursos económicos y necesita donativos.

Cuenta bancaria: 2095 0366 91 9115968131 Kutxabank.

Pido en el corte Inglés

Para contactar conmigo 944160055 (Centro Hasiera)

Leoelim,

Julio 2016, Bilbao.

 

CAPITULO VI: SEVILLA

Siempre quedaba con Paul el alemán, era mi amigo para lo bueno y lo malo, compartíamos todo, había días, que el sacaba más dinero, me invitaba la dosis. Íbamos  a la Alameda a pillar, donde había de todo también putas, era como San Francisco de Bilbao, y me acordaba del norte, me encargaba de todo, no sé cómo no me volvía loco, cuidaba las casas y los perros, estaba con Marta y Josefa y Paul. Con cada uno tenía mis problemas y siempre colocado no sabía qué hacer en Sevilla. Era grande y muchas veces me la andaba solo descalzo y la gente flipaba y me preguntaban de donde venia, y les contestaba del norte, BILBAO OHHHHH. Me decían ¿qué haces tan lejos de tu tierra? y contaba, manipulaba para sacar dinero, que no tenía trabajo, y sacaba dinero y así sacaba para la dosis y buscaba a Paul para invitarle, a veces el también tenía y lo juntábamos en una dosis doble.

Les explicaré lectores lo que es una sobredosis, es la mezcla de varias sustancias a la vez y yo solo tuve 2 y en Bilbao. En Sevilla solo tomaba coca y heroína por separado, primero heroína y después cocaína, y no pasaba nada. El cocolón me hacia andar sin parar y no me cansaba, no tenía hambre, la droga te quita el hambre, te quita la vida, y no te das cuenta. En el ambiente gay conocí gente influyente, de dinero, bien me interesaba, más dinero mas droga.

Eternamente.

Estaba esclavo de la heroína

y era mi amante maldito

siempre volvía a ella

atado de pies y manos era mi dueño,

de la muerte, porque  la vida se fue

locos años se acabaron Marta

Paul, Josefa en mi memoria

Existís, os amo

recuerdos rotos, sangre y lágrimas

hemos tenido amigos míos,

no os olvido

volar y soñar juntos

para tener a vosotros

Os voy a contar que mi amigo Paul el alemán, se había ido de Alemania dejando a su mujer y trabajo por robar en su empresa, le caían 12 años de condena, por eso se vino a España escapando de la justicia de su país. España tirado en la calle, yonky, su familia no querían saber del, y se juntó conmigo. Un vasco y un alemán, éramos altos, los mismos colores de ojos, tendría yo 25 años cuando lo conocí, pero decía que había muchos buscavidas en SEVILLA que nos fuéramos a otro lugar, probamos por CORDOBA. Estuvimos una semana, había un barrio que se llamaba las flores, allí pillamos heroína. Pero no era calidad, y pillamos coca, eso era mejor, 1 gramo para 2, Córdoba era una capital pequeña y no había muchos punkys, lo que si había era muchos porros….discutamos la calidad, y no era buena, ni la heroína ni la coca, nos fuimos a la capital, a MADRID. Dormíamos en la puerta del sol, en pleno centro, lo de pillar fue más difícil. No conocíamos Madrid, ostia, había yonkys  que nos llevaban en coche a las barriadas a pillar, 5 euros más invitarle, joder, al final fuimos a puente Vallecas, y pillamos 2 gramos de coca y ohhhh calidad…

Si, Madrid estaba lleno de yonkys cuando yo estuve poco antes de que pillaran a mi amigo Paul, y aki acabo la historia con Paul, se lo llevaron a ALEMANIA y no lo he vuelto a ver más, que rabia me dio. Me quedé solo en MADRID andando perdido de un lado a otro pidiendo en la gran vía . Hasta que apareció Rafa, es homosexual, productor de cine x. Tenía casa con mayordomo, me quede flipado, me recogió de las calles, él se aprovechó de mí, yo de él. Tenía dinero, me invito a participar en una película de sexo que me daba mucho dinero, 200 euros, y dije que si, de acuerdo, con el no hice nada ni siquiera le robé. Nada y eso que tenía un pedazo de casa al lado de la gran vía madrileña.

Con el dinero compré una tienda de campaña, para viajar solo, por Andalucía de Madrid. Me fui a Córdoba, allí descubrí asuntos sociales como comedores y albergues, que antes no conocía, pero no me gustaba nada prefiero ser por libre. Fui a los pueblos Montilla, Cabra y Montoro.

Por las calles punky y yonky.

 Ahora me dedico a robar tiempo,

mi tiempo, segundo a segundo

minuto a minuto

horas a horas en escribir

mi pasión y viajar por España

y con mi flauta tocando por las calles

ganando mi dinero para sobrevivir

he conocido a personas ángeles

también demonios, el sonido de mi flauta

espantaba esos demonios,  solo conmigo mismo,

con mis recuerdos, Bilbao allá arriba

añoranza, mi hermano,  mi padre y ama

y lloraba y no sabía salir del pozo

donde estaba metido

maldita amante por Andalucía

infierno en verano

fuego ardiente, sudando y descalzo

ese era mi pasado.   

 

Leoelim no tiene actualmente recursos económicos y necesita donativos.

Cuenta bancaria: 2095 0366 91 9115968131 Kutxabank.

Pido en el corte Inglés

Para contactar conmigo 944160055 (Centro Hasiera)

Leoelim,

Julio 2016, Bilbao.

El estigma autodestructivo

 

Llamamos “estigma” a cualquier rasgo, condición o comportamiento que hace a una persona ser incluida en una categoría social hacia la que hay una opinión negativa. Es un término que fue adaptado a la sociología por Erving Goffman y que además resulta muy útil para el día a día.

Sabemos también que los estigmas vienen de ciertas ideas predominantes en la sociedad, lo que significa que hablamos de mayorías (a menudo numéricas, pero ni siquiera tienen por qué serlo; a veces, con tener más influencia y más poder ya basta) que estigmatizan a minorías, lo que conduce a estas minorías a la exclusión social.

El problema del que quiero hablar es qué pasa cuando la minoría no sólo sufre la estigmatización de la mayoría, sino también la suya propia. Es decir, qué es lo que pasa cuando una persona se estigmatiza a sí misma. Y hay prejuicios que me parece que destacan por encima de los demás en este caso: los dirigidos contra la pobreza.

De mis venas, Calle Cortes, Bilbao.

El problema tal vez se deba a que a menudo es una situación desarrollada en etapas avanzadas de la vida. Así como la raza, género u orientación sexual, por poner ejemplos de otros estigmas, casi siempre son determinados mucho antes, la pobreza puede aparecer a una edad ya avanzada. Quizá por eso se produce este contraste: hay personas que, viviendo cómodamente, desarrollan prejuicios hacia las personas pobres, y cuando ellos mismos se ven en una situación de pobreza, esos prejuicios se mantienen.

Este tipo de casos los puedo ver en ocasiones; a menudo no una opinión completa sino sólo algunos indicios de mantener aún esos prejuicios, pero me parecen terriblemente destructivos. El hecho es que si una persona termina incluyéndose a sí misma en una categoría que odia, tiene que soportar vivir el día a día odiándose a sí mismo, con el daño que esto supone para la autoestima, la salud, etc.

Quizá para tratar esta situación tengamos que entender por qué se producen estas ideas. La psicología social puede darnos algunas pistas: sabemos que es más cómodo pensar de determinada manera para que el cerebro consuma menos recursos. Por una simple cuestión de escoger el pensamiento más sencillo, existe cierta tendencia en el cerebro a dar por sentado que la gente que triunfa es “buena” y la gente que fracasa es “mala”.

Es también una reacción a tantas películas e historias de nuestra infancia, en torno a las que se construye la educación, en las que los buenos siempre ganan y los malos siempre pierden. De manera que al cerebro le tranquiliza mucho pensar que todas las personas indigentes, sin techo, que se ven por la calle, han sufrido ese destino porque son malas personas y se lo merecen. La cara opuesta de la moneda explica por qué políticos o empresarios vinculados a tramas de corrupción siguen teniendo el apoyo de mucha gente: sigue la idea consolidada de que quien tiene éxito, fama y dinero en la vida es porque es una buena persona que se lo merece.

Comento esto sólo para analizar por qué existe tanto desprecio hacia la gente en situaciones de pobreza, sin entrar en los debates que se puedan generar: acostumbrarnos desde pequeños a historias donde siempre ganan los buenos y pierden los malos puede ser una buena forma de educar, pero si se persiguen como ideal, no como realidad. ¿Sería más productivo seguir haciéndolo o no? Puede ser un debate interesante para otro momento.

Pero hoy lo único que quería era visibilizar este problema y dejar claro que ninguna persona debe sentirse mal consigo misma por estar en una situación de pobreza o de exclusión social. El estigma, presente en buena parte de la sociedad y reforzado muy a menudo (por ejemplo, sólo hay que ver cómo se va incorporando al castellano la acepción de “perdedor” como adaptación del “loser” estadounidense, con todas las connotaciones negativas que ello implica hacia cualquier persona que no haya alcanzado el ideal de “éxito” social), tiene que ser combatido como podamos. Sólo luchando contra estas ideas prejuiciosas podemos aspirar a ayudar a conseguir un cambio en la vida de la gente.

Ibai Otxoa

Voluntario en Hasiera

Junio 2016, Bilbao.

Capítulo IV. Vida de un toxicómano. SEVILLA

CAPÍTULO IV

SEVILLA

Pero en 1985 nace mi hermano Rubén, desde los 14 a los 18. Bueno, hemos llegado a Puertollano, mi primera salida fuera de Euskadi. Fuera de casa de aita, ama y mis hermanas. No me preocupé de mi hermano pero al estar fuera comencé a escribirle postales de los sitios de donde estaba. Pues fue ese pueblo donde conocí a Marta, Sevillana, yonky como yo, acaba ella de salir del talego, cárcel y yo estaba de baja porque se me cayó una valla metálica encima, y yo tenía casa y dinero.

Santiago, Bilbao.

Se me acabó el trabajo, se acabó el contrato. Llamé a casa para decir que no volvía a casa 4 años trabajando, ahora a disfrutarlo. Yo era punky y yonky y me junte con una como yo con los mismos gustos. Parecíamos la pareja ideal, pero no era solo fachada. Yo tendría 22 años, ella 30, me gustó, me quede con ella. Pillamos 3 gramos de coca para la vena y tabaco y cerveza para mi casa. Estuvimos juntos una semana, una vez vino Paco a chutarse con su chuta de plata, me dejó su casa que no usaba un mes, después hablando mucho, Marta me dijo que podía vivir con ella en Sevilla. Sevilla, un nuevo lugar, sabia por mi madre, que tenía a su hermano Toño un restaurante en Triana,  un barrio de Sevilla.

Cuando llegué a Sevilla creía que era el infierno del calor que hacía, era impresionante para un bilbaíno. En Sevilla me recogió mi tío Toño, hermano de mi madre, en la estación de trenes en centro. Me llevó a santa Génova, una urbanización, y allí tenían la casa. Eran 2 tíos gays, me respetaban, me dejaron una habitación pero la mañana siguiente a trabajar en su bar en Triana, un bar judío. ¿Qué tortura? a trabajar en un bar, no tenía ni puta idea y eso que antes, cuando terminé lo de Puertolllano, estaba en metal y me gustaba más ser soldador, ese era mi trabajo.

Pero en PUERTOLLANO CON PACO y MARTA, me sentí bien sin ojos de mis padres, vigilado. Y tuve que irme con MARTA, mi primera novia andaluza, Sevilla, ostia! Que calor hacia allí abajo un BILBAINO enganchado a la coca, Sevilla tiene un color especial, decían los Sevillanos jajajajajaaj vaya guasa.

Con Marta y con su madre y su hijo. Si, Marta tenía un hijo, se llamaba y se llama NOE. Hoy vive y lleva un grupo de música y no especialmente punk, por su madre el padre pasa de todo. La madre murió hace tiempo, no recuerdo cuando me dijo, pero el año 2009 conocí  a María Paz en Sevilla, en un centro de día que se llama ANTARIS, pero antes de todo eso conocí el barrio conflictivo las 3000 viviendas, polígono norte parecía que era la guerra, coches quemados, la policía nacional no entraba en el barrio… Esperaban fuera con sus furgones para cachearnos si llevamos algo ilegal, coca, o armas, yo decía que me lo metía por vena, me llevaba 2 tortazos, vasco y en Sevilla me decían. Lo pasaba mal, siempre buscándome la vida para que a Marta no le faltara la dosis de coca y heroína, las 2 sustancias juntas con cerveza y porros, todos los días teníamos broncas y discutíamos, pero nunca la puse la mano encima, follamos y se arreglaba el conflicto, me iba ella con sus colegas yo los conocía a todos, eran punkys.

POR GORBEA, ANTIGUA PLAZA NUEVA BARRENCALLE

BARRENA Y POR ARTXANDA HELECHOS HECHOS LLANTO

VIEJA BILBAO, SOPORTALES JUNTO AL NERVIÓN

MERCADO DE LA RIBERA, LO ECHABA DE MENOS.

BILBAO MIS RAICES MI VIDA.

Y  EN SEVILLA UN CALOR COMO EL INFIERNO.

CON MI NOVIA PUNKY Y YONKY.

AY QUE VER LAS VUELTAS QUE DA LA VIDA.

BILBAO BARRIZALES, LA VIRGEN DE LA CUEVA

QUE LLUEVA, LLUEVA DEL ALMA NIÑA Y TIERNA Y DESTROZADA CUANTA AÑORANZA SENTÍA POR BILBAO,

CUANTO BILBAO EN LA MEMORIA,

DÍAS COLEGIALES, ATARDECERES GRISES,

LLUVIOSOS, REPRIMIDAS ALEGRÍAS

FURTIVO CINE X.

Leoelim

Para contactar con el escritor…

leoelim@hotmail.com

MUNDUKO ARROZAK 2016

-

La Comisión Ciudadana Antisida de Bizkaia, en representación de la Coordinadora de Grupos de Bilbao la Vieja, San Francisco y Zabala, que trabaja codo con codo junto con múltiples grupos, entidades y personas de nuestros barrios os invitamos a participar un año más en uno de los eventos de carácter participativo, festivo, intercultural y reivindicativo mas importantes para nosotras.

Plaza Corazón de Maria, barrio de San Francisco, Bilbao.

El sábado 4 de junio de 2016 se celebrará en la Plaza Corazón de María, del barrio San Francisco de Bilbao la XIII edición de Arroces del Mundo.

Aprovechamos para invitaros a todos, especialmente a nuestros mas allegados, y las personas que habéis colaborado, de múltiples maneras, en nuestro proyecto común. Personas voluntarias, en prácticas, amigos, colaboradores ocasionales, etc… os debemos lo que somos y lo que hacemos. Y muchas veces no os lo decimos, así que animaros y pasaros a disfrutar del día con todas y todos nosotros.

COMISIÓN CIUDADANA ANTISIDA DE BIZKAIA

Estimado Hasiera…

-

Estimado Hasiera,

Qué decirte que no sepas, qué contarte que no vivas. Qué magnífico lugar, qué gran gente lo conforma, qué libres les haces.

He visto cómo das a muchos la vida y libertad en el intento de seguir respirando, pensándose derrotados en la batalla, pero es que tú les dejas el legado para vencer la guerra. Porque recuerdas que no se han de olvidar los agravios pasados, ni los más miserables, porque eso hace al hombre humano, y al humano estar vivo. He visto cómo despedías a alguno, y cómo acogías al próximo, y eso te hace grande y es lo que hoy te ha traído a este folio.

Patirke muy bien acompañada...

Qué capacidad de construir, desfallecer y edificar sobre barro. Qué calidad y qué calidez. Cuántos lazos desagarrados y atados has unido y liberado. Cuánta desdicha habrás visto que quienes están, se alientan: cuánto habrás aprendido. Qué de miedo habrás pasado, y qué de prejuicios  habrás eximido. Cómo cuidas la vida y los compromisos en los que crees, cómo profundizas en las personas que conforman tu vida, porque les alientas para sobrevivir. Cuídate y cuídales. Son extraordinarios, son la vida en su máxima expresión, son la realidad del mundo que me ha conmovido y que me ha enseñado sobre la libertad del ser sin ninguna restricción.

Hoy te doy gracias, y les doy gracias por enseñarme que no hace falta mucho para caminar, que  la compañía es un lujo en este mundo, y que un café caliente es demasiado importante. Les doy gracias porque he visto a valientes resurgir, y aprender más sobre cómo hacerlo. Porque ya sé de qué va un poco más esto que llaman vivir.

Cuando hablo de libertad, es la libertad que hace romper paradigmas, explorar el mundo que hay por delante para dar sentido a nuestro vivir. Libertad para desencadenar la paz que necesitamos y que tanto nos ayuda a seguir y construir. 

La libertad de la que hoy hablo es la que piensa, busca y encuentra sus propias verdades.

Estimado Hasiera, qué gran suerte haberte conocido.

Con cariño,

 

Patirke GL


								
							

Capítulo II y III Ideología y Puertollano. Vida de un toxicómano…

Al principio el colegio no me gustaba, las clases solo eran para 7 personas, aprendíamos matemáticas, lenguaje, lo típico, aburrimiento. Era un colegio grande y cazaba lagartijas para luego soltarlas en clase, jajajaaja, de música. Me gustaba el punk, Kortatu, Polla record, Parabelum, esa era mi música de los 80 a los 90, de los 90 a los 2000, el heavy. Cambiaba cada 2 por 3 de personalidad. La droga me tenía en kaos. No diferenciaba el bien y el mal. Odiaba  todo bienestar social, mierda. Era Antisocial, desde los 14 desde que vi como mi aita pegaba a ama.

Me acuerdo que hicieron un hipermercado llamado Eroski, allí iba a robar botellas de alcohol, wysky y demás, los objetos de más valor. Los vendía en BILBAO, me escapaba, ama no me dejaba ir a BILBAO, menos a San Francisco a por droga, heroína especialmente. En mi barrio solo pillaba porros de hachís para disimular que me metía chutes, alguno lo sabia pero hacia oídos sordos, no ves, no hablas, no te metas donde no puedas salir.

Su tiempo importa

 el mio tambien

Respete los tiempos

Somos humanos

tenemos sentimientos

la heroína tapa los sentimientos

olvidemos el pasado, aquellos no éramos nosotros.     

 

CAPÍTULO III PUERTOLLANO

De los 16 años. Había muchos problemas en casa. A mi ama la veía llorando y cuando aita llegaba la pegaba. Alguna vez he intervenido pero ha sido peor. Me fui a la calle a buscar a la cuadrilla, Ahí estaban, siempre saltaban las vallas del colegio y a fumar porros y  beber cerveza. Cocolón así hasta los domingos, yo faltaba a misa y me quedaba con ellos un rato hablando del futbol y mujeres.

Con 17 entre de carpintero en FP, en el colegio de sordos aprendí mucho, no me dio trabajo pero experimente satisfacción torno, sillas etc.… Iba a Leioa a entrenar, era levantador de piedras, andaba mucho, ese era mi parte buena, hacia deporte vasco y me hacía sentir honor.

Mujeres y hombres me voy abrir ante usted lector, soy bisexual, ligaba 50% mujeres y hombres. Soy atractivo, guapo, educado, respetuoso, agradecido, con ojos azules como el cielo y el mar y 2 pasiones. Ganaba mucho dinero con los hombres y con las mujeres, era chico de compañía, iba a hoteles para las mujeres y para clientes hombres zonas gay. En Sevilla mucho dinero, mucha droga, pero antes de esto me fui de casa con 18 y un trabajo a PUERTOLLANO.

Ay ¡puerto y llano pueblo

de las dos mentiras

allí conocí a Paco

marinero yonky

punky-antisocial

y no te olvido, muerto

estas pero en mente  existes, nunca te fuiste

compañero Paco Puertollano.

LEOELIM

Mayo 2016

Columna de opinión, por Samuel Jim Jim

-

Como vivir en la calle y no morir en el intento

La gente que está en la calle, aparte de carecer de lo esencial, también carece de poder expresar ciertos aspectos de la vida q creo q necesitamos manifestar. No se igual parece una cursilada pero yo escribo sobre mi experiencia y yo, no solo carezco de un techo, o de un trabajo digno, lo que quiero decir con todo esto es que cada día me lamento de ciertas necesidades y carencias que echo en falta. Y que no tengo porque esta sociedad es muy curiosa, y entonces la sociedad enseguida te pone una máscara fea, que mancha toda tu reputación social, y esto a mi me importa.

Libertad de expresión

Vivimos en una sociedad que no está preparada para aceptar que dos hombres jóvenes vallan de la mano, o se coman la boca apasionadamente. Sobre todo si son dos chicos. Para la sociedad es una cosa impactante por eso es raro ver a dos chicos expresando su amor en público. La sociedad te enmascara, te señala injustamente. Libertad de expresión gay.

La casa de los sueños de Samuel

Mi casa ideal sería en el campo, con una granja y un establo. Con todos mis caballos blancos, negros  y marrones. Y cuidar de todos los animales. Yo los tendría para cuidar de ellos, no para comérmelos o venderlos. Seria una gozada de vida.

Este texto va dirigido a las personas en exclusión social y a las instituciones que pueden ayudarnos.

Autor: Samuel Jim Jim

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.