Llegada de Navidad de los niños y niñas de Chernobil

Casi un centenar de niños de Chernobil y Rusia afectados por la radiación pasarán estas fechas con sus familias de acogida
20.12.11 - LEIRE PÉREZ | LOIU.
Para algunas familias vascas, esta Navidad será aún más especial. Ayer tuvieron la oportunidad de recoger en el aeropuerto de Loiu a sus «niños de Chernobil», los menores que habitualmente vienen a Euskadi a pasar dos meses de verano y este año repiten estancia gracias a la asociación que lleva el nombre de la localidad donde hace 25 años se produjo el mayor desastre nuclear de la historia. Precisamente, la conmemoración de esa fecha ha llevado al colectivo a organizar un encuentro navideño como colofón a los actos de recuerdo celebrados a lo largo de 2011. A su vez, otros 37 menores de una región rusa muy afectada por la contaminación nuclear y por un clima extremo permanecerán con otras tantas familias hasta el 19 de enero.
Además de emotiva, para todos ellos será una Navidad con más platos sobre la mesa. Sobre todo para Marian Izaguirre, presidenta de la asociación Chernobil. Ella verá aumentada su familia en dos personas más. «Seremos siete en casa», puntualiza. Dos niños, Alexey y Andrey, que llevan varios años pasando los veranos con ellos, se sumarán a las celebraciones. Los menores, de 13 y 11 años, llegaron con «muchas ganas» de ver a su familia de acogida y también a su hermana de sangre. Y es que con Marian reside desde hace dos años Nastya Mastova, una joven de 16 años que actualmente estudia primero de Bachiller y aspira a ser enfermera. No pudo reprimir la emoción y las lágrimas inundaron sus ojos al ver a sus hermanos, aunque reconoce que «me quiero quedar a vivir aquí».
Al PIN y a Santo Tomás
Alexey y Andrey son dos de los 62 niños ucranianos que pudieron volar hasta la capital vizcaína para pasar la Navidad con su familia de acogida. Pero no todas las parejas que habitualmente reciben a los pequeños, muy a su pesar, han podido traerlos por culpa del ajetreo que suponen los encuentros familiares de estos días. Quienes no se lo pensaron ni un segundo cuando recibieron la llamada de la asociación fueron Eusebio Morales y Anabel Loza. «Es parte de la familia, nos hace mucha ilusión. De hecho ya habíamos pensado que cuando fuese más mayor le podíamos enviar un billete y que viniese a pasar estos días con nosotros», comentaron. Esta pareja es veterana, la niña que atienden en verano tiene 11 años y lleva siete acudiendo a su casa y conviviendo con las dos hijas del matrimonio.
Similar es la experiencia de Álvaro y Susana, padres de Ainhoa Larrazabal. Desde hace tres años acogen a Anzhela, una niña de 9 años que les ha puesto la sonrisa en la boca. «Estamos encantados de la vida y Ainhoa tiene con quién jugar cuando viene», añadieron. Otros como Ángel y Ana Esarte no han dudado en sumarse a la iniciativa a pesar de vivir en Pamplona y tener tres hijos de 2, 5 y 8 años. «Oímos en la radio a la asociación y pedimos información porque nos parecía una buena forma de ayudarles» recordaron.
Los niños de Chernobil acudirán a la pista de hielo de Vitoria, a la fiesta de Santo Tomás en Bilbao, al PIN e incluso a la casa del Olentzero. Los rusos, al museo del Athletic o al belén del parque de La Florida, en la capital alavesa. Desde ambos colectivos recordaron que en verano volverán a venir más niños que necesitan ayuda. Los interesados en contactar con la asociación de Chernobil pueden dirigirse a info@chernobil.org, y a bikarte@yahoo.es si quieren obtener más información.

Teléfono: 670 419 078
Fuente: elcorreo.com


Niños de Chernobil, teléfono de acogida: 670 419 078

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.