…REMATAR LA JUGADA

  Llevo 9 meses en el Proyecto Berrituak de Bidesari. Un proyecto que trabaja con personas que se encuentranalmente estas personas vienen con un camino recorrido, de modo que esa inserción ya lleva tiempo trabajándose, pero esta es la fase donde las personas trabajan más su autonomía y protagonismo porque han realizado un trabajo personal y grupal que les permite contar con herramientas para poder cambiar de estilo de vida.
Acompañamos a estas personas un equipo de educadores, para que las diferentes áreas (personal, socio- laboral, familiar, ocio y tiempo libre, económica…) que conforman su vida se vayan integrando de la mejor manera.

Seguir leyendo….

ERAIKITZAILEAK GARA.

Duela 4 urte erakunderen batean bolondres sartzea pentsatu nuenean, ezagutzen nituenen artean zeinekin etor nintzatekeen bat galdetzen nion nire buruari. Aurretik Giza Eskubideen talde baten parte izan nintzen garapenerako GKE batean, batez ere Kolonbian izaten ziren bortizkeriak zalatzen zituena, eta SOS Arrazakeriatik antolatzen zituzten jardueretatik gertu izan nintzen baita. Baina gogotsu nengoen bazterketa egoeran dauden pertsonekin lan zuzenean aritzeko. Bidesarik preso dauden pertsonekin egiten zuen lana ezagutzen nuen gutxi gora behera. Eta Miguel ezagutzen nuen, asteburuetako proiektuaren arduraduna, eta horrek hurbilketa errazten zuen zalantzarik gabe.

Hasieratik positiboki harritu ninduen taldearen parte egiten zuten persona guztien konpromezuak. jarraitu irakurtzen

Somos constructores

Cuando hace 4 años pensé en implicarme en alguna asociación como voluntaria, me preguntaba en cuál de las que conocía podría encajar mejor. Antes había participado en un grupo de Derechos Humanos dentro de una ONG de Desarrollo que principalmente denunciaba los atropellos que continuamente se producían en Colombia, y también había estado vinculada a las actividades que realizaban en SOS Racismo. Pero creía que era el momento de involucrarme en la acción social directa con el colectivo de personas en exclusión. Conocía a grandes rasgos el trabajo de Bidesari con las personas presas y, además, conocía a Miguel, responsable del proyecto de fines de semana, y eso sin duda me hacía más fácil el acercamiento.
Desde un principio me sorprendió favorablemente…seguir leyendo .

CAMPAÑA “YO CORRO POR BIDESARI”

CAMPAÑA “YO CORRO POR BIDESARI”

 

 Como ya sabéis, hemos iniciado una nueva campaña de sensibilización para visibilizar nuestra labor. La campaña “Yo corro por Bidesari” (http://bidesari.org/2013/05/yo-corro-por-bidesari/) consiste  en participar y sumar Kilometros por Bidesari mediante entrenamientos y carreras. Contamos desde el mes de Mayo con un cuentakilómetros en el que se van sumando todas las pruebas realizadas. A día de hoy, colabora ya un corredor habitual (Alberto Romillo) que ha participado en los 30Km de la Kosta Trail y va a participar en los 42 Km de Galarleiz

¡¡Tenemos camisetas técnicas de la campaña sin dueño!!                                      

Si quieres colaborar con nosotros y conseguir una camiseta solo tienes que participar en 3 carreras al año, contarnos tu experiencia para publicar en nuestra web y mandarnos una foto del evento con la camiseta.

 

Nos gustaría poder formar un grupo para finales de Junio y juntarnos un día para conocernos y hablar de la experiencia. Da a conocer la campaña y colabora con Bidesari. Animaros a participar!! Escribrenos a isauto@bidesari.org.

 

 

¿Cuántos kilómetros creéis que seremos capaces de sumar?

COMUNICADO DE CÁRITAS BIZKAIA

COMUNICADO DE CÁRITAS BIZKAIA

 

Ante la agresión a una trabajadora de Cáritas y a un usuario el pasado jueves 23 de Mayo de 2013, Cáritas Bizkaia quiere manifestar lo siguiente:

 

A las víctimas de las agresiones, sus familias y allegados: nuestro apoyo incondicional y nuestro reconocimiento, nuestra cercanía ahora y en adelante. Sabéis que todas las personas que formamos parte de Cáritas compartimos vuestro dolor y vuestra tristeza, y os reiteramos públicamente nuestro apoyo. A todas las personas que os habéis interesado por las víctimas, muchísimas gracias de todo corazón. Las víctimas y sus familias nos piden que transmitamos su deseo de continuar con su recuperación alejados del ruido mediático.

 

A los compañeros y compañeras de profesión y de camino en la tarea: agradecer la cercanía privada y los posicionamientos públicos. Han sido innumerables las entidades sociales y personas del tercer sector que nos han hecho llegar su ánimo y apoyo en estos momentos tan difíciles. Su aliento nos ayuda a seguir en el camino.

 

A las personas que forman parte de Cáritas, tanto personal contratado como al voluntariado, socios y socias, donantes, miembros de la iglesia de Bizkaia en general: gracias por vuestra calma pese a las circunstancias, por vuestro apoyo, por vuestra cercanía y -en muchos casos- por vuestras oraciones. El sentido de lo que hacemos permanece intacto.

 

A todo el personal de Osakidetza y del Hospital de Basurto: muchísimas gracias por vuestra profesionalidad y buen hacer, y sobre todo por vuestra cercanía y apoyo humano.

 

A los medios de comunicación social: agradecemos a todos aquellos –la inmensa mayoría–  que han tratado una noticia tan dura y triste (especialmente para las víctimas y sus familiares) con rigor y respeto; al resto: rigor y respeto, respeto y rigor. Para las víctimas, sus familias y los compañeros y compañeras está siendo muy duro –tras la dureza de los sucedido– digerir algunas imágenes y textos. Varios extremos de la información que algún medio ha dado por ciertos –y algunos otros han copiado sin más cuestionamiento de dichas fuentes– no lo son. Por ejemplo, hay hechos que distorsionan el relato de lo sucedido:

  • la comunicación de la expulsión se produjo el martes (no el jueves inmediatamente antes de las agresiones), dicha comunicación se hizo con un educador de refuerzo como mandan los protocolos internos, mientras que la salida efectiva del agresor –también atendiendo a los protocolos– se iba a producir cuando se dispusiera de plaza en un nuevo recurso adaptado a sus circunstancias.
  • las personas que trabajan en el piso cuentan con la cualificación profesional adecuada. En concreto, la persona agredida es Educadora Social, con un Máster en drogodependencias y –pese a su juventud– experiencia de varios años.
  • La vivienda de Cáritas lleva seis años con esta actividad.

A los vecinos y vecinas de barrio y especialmente del bloque donde está la vivienda: gracias por vuestra comprensión y vuestro apoyo durante los años que llevamos conviviendo. Pese al suceso y al posterior –e innecesario– ‘asalto’ mediático a vuestros hogares y vuestras calles habéis sabido estar serenos y cercanos con las víctimas, con el resto de las personas del piso y con Cáritas en general. Reafirmamos nuestra disponibilidad para proseguir con el diálogo que favorezca continuar con la vida normal como hasta ahora.

 

A las instituciones públicas: agradecerles también el interés que han mostrado por las personas afectadas y sus allegados. También queremos agradecer a todas aquellas personas que en sus declaraciones públicas han mostrado su afecto y su cercanía a las personas agredidas, sus familias, nuestra entidad y el sector social desde una clave integradora.

 

A nosotros mismos, Cáritas, como parte de la iglesia diocesana: ¡Ánimo! Estimulados por la entereza de las personas que trabajan en estos recursos, sigamos fuertes en nuestra labor por los más desfavorecidos de nuestra sociedad, asumiendo la interpelación que nos hace este suceso como un acicate para la revisión de nuestro modelo de acción social de cara a mejorar la atención prestada a las personas en exclusión social.

 

A la sociedad de Bizkaia: agradecer su inteligencia y tolerancia. Bizkaia lleva mucho tiempo siendo una sociedad integradora, acogedora, avanzada y respetuosa; defensora de los derechos humanos y de la inclusión social de personas, familias y colectivos más desfavorecidos. No perdamos esa inquietud…

 

BIZKAIKO CARITASEN OHARRA

 

Cáritaseko langile batek eta erabiltzaile batek joan den ostegunez, 2013.eko maiatzak 23, eraso egin zietela eta, Bizkaiko Cáritasek ondorengoa adierazi nahi du:

 

Erasoak jasan zituztenei, beren senide eta adiskideei: gure babes osoa eta gure aitorpena, gure hurkotasuna orain eta aurrerantzean. Badakizue Caritas osatzen dugun guztiok bat egiten duguna zuon samin eta tristuran, eta, beste behin ere, gure babesa eman nahi dizuegu. Biktimez arduratu zareten guztioi, eskerrik asko bihotz-bihotzetik. Kasuak biztu duen jakin-min eta zalapartatik kanpo sendatzen jarraitu nahi dutela adierazi digute biktimek eta beren senideek.

 

Lanbidean eta lan-ibilbide honetan kide zaretenoi: pribatuan erakutsitako hurbiltasuna eta jendaurrean iritzia eman izana eskertu nahi dizuegu. Hirugarren sektoreko makina bat erakundek eta pertsonak helarazi digu bere adorea eta elkartasuna une zail hauetan. Beren arnasa lagungarri dugu bidean aurrera egiteko.

 

Caritaseko kideoi, kontratatutako langileoi, boluntariooi, bazkideoi, dohaintza-emaileoi eta, orokorrean, Bizkaiko Elizari: eskerrik asko inguruabar hauetan erakutsitako lasaitasunagatik, zuon laguntzagatik, zuon hurkotasunagatik eta –kasu askotan- zuon otoitzengatik. Gure egitekoaren sena ez da aldatu.

 

Osakidetzako eta Basurtuko Ospitaleko langile guztioi: eskerrik asko zuon profesionaltasunagatik, gauzak ondo egiteagatik eta, batez ere, zuon hurbiltasun eta gizatasunagatik.

 

Gizarte komunikabideoi: eskerrak ematen dizkizuegu berri zoritxarreko eta mingarri hau (bereziki biktimentzat eta beren senideentzat) zorroztasun eta errespetuz jaso duzuenoi, horrela izan da-eta kasu gehienetan. Gainerakoei: zorroztasuna eta errespetua, errespetua eta zorroztasuna. Biktimentzat, beren senideentzat eta kideentzat, oso gogorra da –gertatutakoa zein gogorra izan den kontuan hartuta- irudi eta testu batzuk ikusi eta entzutea. Hedabideren batek egiatzat jo izan dituen –eta beste batzuek iturri horiek zalantzan jarri gabe kopiatu egin dituzten- informazioaren alderdi batzuk ez dira egia. Esate baterako, gauza batzuek gertatutakoa desitxuratu baizik ez dute egiten:

  • asteartez jakinarazi zen kanporatzea (eta ez ostegunez, erasoak gertatu aurretik); jakinarazpen hori beste hezitzaile baten laguntzarekin egin zen, erakunde barneko protokoloek agintzen duten arabera eta erasotzailearen irteera –protokoloen arabera hau ere- bere egoerari egokitutako bitarteko berri batean lekua izateaz batera gertatuko zatekeen;
  • pisuan lan egiten duten pertsonek lanbide-prestakuntza egokia dute. Zehatz-mehatz, erasoa jasan duena Hezitzaile Soziala da eta Masterra du drogazaletasunetan eta –gaztea izanik ere- urte batzuetako esperientzia;
  • Caritasen etxebizitza honek sei urte daramatza jarduera honekin.

Auzotarroi eta, bereziki, pisua dagoen etxebizitza-blokekooi: eskerrik asko bizikide garen urte hauetan erakutsi diguzuen ulermen eta elkartasunagatik. Gertatutakoa gertatu eta, ondoren –premiazkoa izan gabe-, zuon etxe eta kaleetan jasan duzuen hedabideen ‘erasoaren’ aurrean lasai egon zaretelako eta biktimekiko, gainerako pisukideekiko eta Caritasekiko hurkotasuna erakutsi duzuelako. Orain arte bezala, eguneroko bizitzan elkarren eskutik joateko elkarrizketan jarduteko borondatean berresten gara.

 

Erakunde publikoei, kaltetuez eta beren senide eta ingurukoez arduratu izana eskertzen diegu. Eskerrak eman nahi dizkiegu, era berean, beren adierazpen publikoetan, erasoa jasan dutenei, beren senideei, gure erakundeari eta sektore sozial honi, beren estimu eta hurkotasuna gizalegezko ikuspuntutik, gizarteratzea jomugatzat harturik, erakutsi dietenei.

 

Geure buruari, Elizbarrutiko Caritas erakundeari: Aurrera! Bitarteko hauetan jarduten duten pertsonen sendotasunak adoretuta, jarrai dezagun sendo gure gizarteko kaltetuenen aldeko jardunean. Eta gertaera honek ekintza sozialerako dugun eredua aztertzera eraman gaitzala, beti ere gizarte bazterketa jasaten duten gizon eta emakumeen aldeko arreta hobetzeari begira.

 

Bizkaiko gizarteari: eskerrik asko bere argitasun eta tolerantziagatik. Bizkaia aspalditik da gizarte integratzailea, abegitsua, aurreratua eta begirunetsua; giza eskubideen eta gizabanakoen, familien eta gizatalderik kaltetuenen gizarteratzearen babeslea. Ez dezagun ardura hori galdu…

 

 http://www.caritasbi.org/

COMUNICADO DE CÁRITAS BIZKAIA:

http://www.caritasbi.org/?p=3479

COMUNICADO DE CÁRITAS BIZKAIA: 

 

Cáritas Bizkaia lamenta profundamente las graves agresiones que recibieron ayer a la tarde dos personas (una persona usuaria y una educadora social de uno de los pisos de acogida del área de adicciones de la entidad) a manos de una tercera persona, usuaria también del mismo recurso residencial, con patología mental.

 

Cáritas atiende y acompaña los últimos años más de 13.000 personas en situación o riesgo de exclusión social anualmente en Bizkaia; es la primera vez en los casi 60 años de historia de la entidad que ocurre una agresión de estas características y esperamos que sea la última.

 

Por último, informar que desde Cáritas Bizkaia estamos permanentemente tanto junto a las personas agredidas -y sus familiares- para todo aquello que puedan necesitar en estos momentos, como en contacto con las autoridades en lo referente al hecho en sí.

 

Bilbao, 24 de mayo de 2013.

 

 

Atzoko erasoaren aurrean

Bizkaiko Caritasen agiria

 

Bizkaiko Caritasek bere atsekabea adierazoten dau atzo arratsaldez lagun bik (erakundeak drogazaletasunei aurre egiteko sailean dauan harrera-etxeko pisuetako bateko erabiltzaile batek eta hezitzaile sozial batek) egoitza bereko erabiltzailea dan eta buruko gatxa dauan hirugarren baten eskutik jasan ebezan eraso larriak.

 

Caritasek, azkenaldian, urtean 13.000 lagun baino gehiagori eskaintzen dihardu arreta eta laguntza Bizkaian, gizarte bazterketa jasaten daben edo jasateko arriskua daukien personei; erakundearen 60 urteko historian, lehenengo aldiz gertatu da honako eraso bat eta azkena izatea gurako geunke.

 

Azkenik, Bizkaiko Caritasetik jakinarazo gura dogu, erasoa jasan daben lagunek –eta euren senideek- behar daben guztirako ondoan gaukiezala eta eten bako hartu-emonean gagozala agintariakaz, gertaeraren gorabeherak dirala-eta.

 

 

Bilbao, 2013.eko maiatzaren 24ª.

LA EXPERIENCIA DE BOSCO

Todo empezó con una charla que tuvimos en el colegio, cuando Miguel,  un miembro de Bidesari vino a contarnos cómo funciona la cárcel. Tras la exposición, nos dio la posibilidad de formar un grupo para ir a jugar un partido a la cárcel de Basauri. Ilusionados por la propuesta, nos juntamos unos compañeros y dos profesores para ir el pasado sábado 13 de abril.

Cuando íbamos a entrar en la prisión empecé a ponerme algo nervioso; el tener que identificarse y las puertas, que no se abrían hasta que la anterior no se hubiera cerrado por completo, me intranquilizó bastante. Cada vez que avanzábamos una puerta más mi nerviosismo aumentaba pensando en qué era lo que nos esperaba dentro. Quizá, la imagen estereotipada de las películas me hicieron imaginar ese lugar de otro modo: peleas continuas, malas miradas, ambiente tenso, un lugar lúgubre y sucio… De hecho, esa era la única referencia que tenía de la prisión. Sin embargo, el edificio era un poco antiguo pero estaba bien cuidado. El lugar estaba limpio y se notaba que lo mantenían bien.

Al entrar al patio nos encontramos con un recinto lleno de gente, aquello parecía un patio de instituto. Algunos jugaban a palas, otros a baloncesto, otros se entretenían con el balón de fútbol, y los restantes simplemente charlaban en grupos. ¡El ambiente era totalmente distinto del que me imaginaba!

Para cuando llegamos tenían hechos tres equipos y rápidamente empezamos a jugar contra ellos. Para que fuera un juego más dinámico hicimos rondas donde, en cada turno, jugábamos dos de los equipos: C.P.E.S. Somorrostro contra Basauri. Si, me imagino que os estaréis preguntando si los dos profesores que vinieron con nosotros jugaron, y la verdad es que sí. Los partidos fueron muy intensos pero en ningún momento hubo salidas de tono por parte de ningún equipo, algo que ni siquiera me lo imaginaba después de que Hollywood me creara impresiones distorsionadas por medio de películas como La Roca.

Esta experiencia me ha hecho tener otra visión de la cárcel. Una vez que empezamos a jugar, los partido fueron bastante competitivos, tanto unos como otros entrabamos fuerte al balón con el fin de que nuestro equipo ganara. Se notaba el pique, había empujones y tirones de camiseta, pero la atmósfera que se creó fue totalmente deportiva.

Pasado ya un tiempo, cuando llevábamos jugando bastante tiempo, me paso algo. Sólo por ello mereció la pena la experiencia. Hasta ese momento todo había ido bien, pero mi mente no pensaba en nada que pudiera transcender, parecía que estaba con mis amigos jugando un simple partido de fútbol. Si esta situación no se hubiera dado, probablemente hubiera salido de Basauri como si hubiera salido del Louvre, del Hermitage o, peor aún, de un zoológico donde todo me era indiferente. En medio de un partido uno de los presos me cubrió y nada más darme la vuelta me quedé paralizado, pude verme reflejado en él. En ese momento me recorrió un escalofrío por todo el cuerpo, sentí tal empatía por aquella persona que se me revolvió el estómago. Probablemente me vi reflejado en él por su juventud, no parecía haber alcanzado la mayoría de edad. Fue cuestión de segundos, pero pude apreciar un rostro con una mirada apagada, una mirada perdida sin proyectos que no podía ver más allá que las cuatro paredes que conformaban aquel patio.

Este fue el detonante, a partir de ahí comencé a experimentar una serie de sentimientos que no sabría cómo explicar, probablemente porque nunca había sentido algo así, era todo nuevo y necesitaba meditar y madurar una opinión.

Cambió la reflexión inicial de las instalaciones. Legué a pensar que yo había estado en colonias peores. Sin embargo, después de haber visto a aquel joven, pienso que lo importante no son las instalaciones en las que estés sino en el régimen en el que te encuentres. El de preso, desde luego, no es el mismo que el de libertad que se vive en unas colonias.

La cárcel pretende ser un lugar de castigo y es comprensible que todos aquellos familiares de gente a la que han violado sus derechos cualquier condena les parezca corta. Parto de que creo firmemente en la justicia y que las condenas de prisión son necesarias, pero la mirada de aquel joven me hizo creer en un sistema penitenciario en el que se apueste por la reinserción.

La otra gran conclusión que me llevo es la fuerte relación entre la cárcel y la pobreza que pude ver. La mayoría de las personas eran inmigrantes y respondían a un perfil concreto. La mayoría de ellos no han crecido en un entorno estructurado y probablemente ése haya sido un punto de inflexión que les haya llevado a ingresar en prisión. No es mi intención justificar la delincuencia pero creo en la reinserción, creo en que alguien, después de haber cumplido condena, quiera romper con su pasado y quiera, como aquel joven, mirar más allá de las cuatro paredes que le rodean. ¡Todos merecemos una segunda oportunidad!

BOSCO LOPEZ
2º BACHILLERATO

CENTRO SOMORROSTRO

BRÚJULAS ESTROPEADAS.

Es difícil tomar la decisión de dejar tu hogar, tu familia y viajar a otro país. Supongo que pensar que te espera un paraíso, desde el que puedes contribuir a la mejora del día a día de tu gente, es lo que tiene que impulsar esa decisión.

Hace solo cuatro meses que trabajo en el proyecto Hedatu de Bidesari y ya me siento parte de la familia. Mi familia negra y es que aunque no compartamos color de piel, ni religión, ni lugar de origen; los considero mi familia.

Recuerdo como al principio me costó acercarme a ellos. Ahora me doy cuenta de que después de llegar a un país que no conoces, de vivir en tu propia piel los aspectos más desagradables de la sociedad, de haberte rodeado de la gente inadecuada y de haber cometido errores que has pagado con creces; es difícil confiar en la gente. Cuando hablo de la inmigración siempre trato de ponerme en su lugar; imagino lo que es estar en un lugar donde no tienes a nadie, en el que no conoces el idioma y no sabes dónde ir… creo que eso es realmente la soledad. A veces pienso que utilizaron brújulas estropeadas que no les indicaron bien el camino; quizá por eso han estado un poco perdidos.

Sin embargo; mientras escribo estas líneas no pienso en eso; solo puedo recordar la sonrisa franca de Ismael, el gesto cariñoso de Innocent, el “Ah, Itziar!!” de Thiemoko cuando hablamos de cualquier tema y el entusiasmo de Hicham cuando hay partido de futbol. Y la verdad, me quedo con eso. Prefiero pensar que los tiempos de sufrir, de pasarlo mal, son ya cosa del pasado. Ahora es el momento del cambio, de tener una segunda oportunidad. Para eso trabajamos Miguel y yo, para acompañarles a buscar una formación, buscar un trabajo, conseguir el papel la documentación necesaria y la mayor parte de las veces, para escuchar mucho y hablar cuando hace falta.

En los tiempos que corren es difícil encontrar esa oportunidad y más todavía para las personas inmigrantes; pero estoy segura de que hoy están un poco más cerca de ese paraíso con el que soñaban cuando un día dejaron su hogar para venir aquí.

Itziar Sauto. Educadora social.

Síguenos en http://www.facebook.com/pages/Bidesari/441104375925520

 

52 HORAS, UNA LLAMADA Y EL TIRAMISÚ

Y llegó el viernes.

Tras una semana tensa en la que he descubierto que las medidas para crear empleo que se han implantado en este país, han sido utilizadas en mi empresa (y no sé porque me da que no es la única) para aumentar con mayor facilidad -¿será sinónimo de impunidad?- las frías cifras del paro; nos tocaba salida de fin de semana con Bidesari. Balmaseda. Casa de La Garbea. 5 chicos y 7 voluntarios. Y muchas, muchas ganas.

Ya son las 5 de la tarde, después de comer y antes de hacer la mochila, suelo echarme un rato; hay que coger fuerzas para poder acompañar de la mejor manera posible a los chicos. Suena el teléfono. Es Miguel. Suele ir solo a Nanclares a recoger a los chicos; esta vez me toca acompañarle. Mezcla de ilusión y responsabilidad.

A todo correr hago la mochila, y casi sin darme cuenta estoy de nuevo en Bilbao subiéndome a nuestra imprescindible furgo amarilla, camino de Nanclares. Vamos charlando; me siento como en casa.

Una vez en la sala de espera del nuevo y despampanante centro penitenciario, nos toca esperar un buen rato; da vértigo pensar que es el hombre el que ha decidido construir estos muros aun mas altos, y las ventanillas por las que puedes hablar con el funcionario de la puerta aun mas pequeñas.

Consiguen salir los 5! Empezamos bien. Hasta que no entré en Bidesari no entendía en toda su magnitud lo que significaba la imprevisibilidad de última hora.

Creo que ese momento de verles salir no se me borrará en mucho tiempo. Espero que nunca. El mayor de ellos llevaba casi 4 años sin pisar la calle. Los olores, los ojos achinados al mirar al horizonte, los coches, el perro,…sí, definitivamente me reafirmaba en mi idea de que otro derecho, más humano al menos, es posible.

El fin de semana es una experiencia muy completa, potente. Y éste no iba a ser menos. Nuevos chicos, nuevos voluntarios, pero el mismo espíritu. Intentando utilizar todos los momentos para que tengan un componente educativo. Acompañamos a los chicos en su proceso de cambio (porque es solo suyo) a un mundo en el que la droga pasa a ser de verdad una experiencia del pasado, y la actitud positiva y la fuerza de su gente, dos herramientas que no tengan precio en su futuro.

Podríamos hacer varios posts sobre las actividades que hicimos, las conversaciones durante los paseos, la elaboración de los menús, la velada, los ronquidos,…pero eso queda en el fin de semana y en un rincón de cada uno de nosotros.

El domingo, después de evaluar con ellos y despedirnos de los chicos subidos de nuevo en la furgo, nos toca evaluar a nosotros. Hasta llegar a casa a las 9 de la noche han sido 52 horas de una intensidad alta. Y se me han pasado de rápido como un día de 8 horas de mi jornada laboral.

3 años después de entrar en este proyecto sigo con el mismo gusanillo, y eso me hace sentir vivo. Y veo vivo al proyecto, y eso me hace sentir orgulloso.

Siendo un poco vanidoso, creo que mi entorno también se enriquece con mi experiencia, les traslado una realidad desconocida hasta el momento para ellos, y tengo la suerte de que entienden mi necesidad de aportar mi grano de arena a la creación de una sociedad mas humana. Tengo mucha suerte con ellos. Y que leches! Les voy a hacer un tiramisú casero que nos enseñó Amaia durante la salida que van a flipar…

 

Miguel Hidalgo

Voluntario del proyecto de Fines de Semana

Creciente precarización de la situación de las personas sin hogar en Bizkaia.

Kepa Eguskiza, miembro de la Plataforma BesteBi, se hace eco de la concentración que esta mañana ponía de manifiesto la creciente precarización de la situación de las personas sin hogar en Bizkaia. En “Es posible” de Radio Popular – Herri Irratia.
Ahora, lo puedes escuchar íntegramente AQUÍ:
http://bit.ly/13y1y4F (mp3)Foto: Kepa Eguskiza, miembro de la Plataforma BesteBi, se hace eco de la concentración que esta mañana ponía de manifiesto la creciente precarización de la situación de las personas sin hogar en Bizkaia. En "Es posible" de Radio Popular - Herri Irratia.Ahora, lo puedes escuchar íntegramente AQUÍ:http://bit.ly/13y1y4F (mp3)

Kepa Eguskiza, miembro de la Plataforma BesteBi

 http://www.bestebi.net/

 

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.