ESCLEROSIS MÚLTIPLE Y FELICIDAD

¿Es posible ser feliz teniendo esclerosis múltiple, una enfermedad degenerativa incurable de momento? ¿Es posible ser feliz teniendo ELA? ¿Y teniendo cáncer? Vaya preguntas ¿Eh?

Sobre la ELA os aconsejo consultar el blog de Mikel Trueba, “Las sorpresas que da la vida” en vidasolidaria.com. Sobre Em me esfuerzo día a día en encontrar cosas que son valiosas y en estas páginas está escrito todo. Incluidas vuestras aportaciones siempre valiosas. Evidentemente yo también me caigo y me duele y desfallezco, a continuación no queda otra que levantarse ¿qué, si no? con ayuda de lo que sea, entorno  ayudas técnicas, profesionales, médicas… pero siempre adelante

———————————————————————————————————————

Sólo es feliz quien quiere serlo, si no quieres, no lo eres. Tenemos un regalo que es la vida y no podemos malgastarla en odios, competiciones y mentiras, tenemos que gozar de ella y para eso hemos de ser absolutamente conscientes de todo lo que nos ofrece. Incluso de la tristeza que es parte de la vida.

———————————————————————————————————————-

Me he decantado por este tema para “desengrasar” un poco y verlo todo desde otra perspectiva. No quiero estar siempre centrada en  nuestra  caprichosa okupa (aunque siempre se cuela…)

A ver qué os parece esto que he encontrado en el libro “Las palabras que curan” de Álex Rovira y que da qué pensar

——————————————————————————————

“Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad” Peral S. Buck

“Nuestra sociedad ha hecho de la felicidad un objeto, algo que conseguir, algo a lo que llegar. Desde esta perspectiva la hemos confundido con el confort, el placer o el bienestar, que si bien pueden apuntar hacia ella, no son lo mismo.

Nos es realmente difícil ser felices si buscamos incesante y angustiadamente en qué consiste la felicidad. Porque ésta no es un lugar al que llegar, es más bien una manera de andar. No es un destino, es un síntoma que aparece al caminar. Y mientras hay quienes se dedican a perseguir la felicidad, otros la crean amando, sirviendo, desarrollando su conciencia, procurando cuidar lo esencial o brindando pellizcos de alegría a quienes los rodean y, cuando lo hacen, son felices.

En un mundo donde cada vez más se confunde valor con precio y dejamos de valorar lo esencial, la infelicidad (léase la depresión y la angustia) no para de aumentar. La cuestión es que las pastillas no nos darán la felicidad como tampoco nos liberarán completamente de esos dos males que nos aquejan hoy más que nunca. Pretenden también borrar la tristeza, eliminarla como algo innecesario, incómodo. Grave error: cuando ésta es tan necesaria para hacernos personas, humildes, compasivas, lúcidas. Es más, gracias a la tristeza, reconocemos, por contraste, la alegría, el gozo, la felicidad.

¿Dónde está entonces la felicidad? ¿Dónde la debemos buscar? Quizá más que buscarla podemos encontrarla en el aquí y ahora. En el viaje por las palabras de los sabios que tanto meditaron o que tuvieron el don de la lucidez estamos viendo que la vida es un arte y que, como tal, todo lo bello que de ello deriva también lo es.

 Luego, en ese arte que es vivir nos daremos cuenta de que la felicidad no se busca, se encuentra; que la felicidad no está en las cosas, sino que se pone en ellas;  que más que un destino es el viaje; y que en definitiva  es un lenguaje que podemos desarrollar, porque depende de nosotros.

——————————————————————————————————————–

Hasta aquí las palabras de hoy. Uff! ¿parezco un cura en el púlpito? bueno igual suelto mucho speech, ya me conoceis

Ah! se me olvidaba, hace poco, a través de ADEMBI he descubierto red pacientes.com Es una web sobre enfermedades crónicas entre las que está la em y es muy interesante, la gente hace consultas y cuenta su situación, la recomiendo.

Espero vuestros comentarios

Cuidaos mucho, mucho, mucho

Vibraciones positivas on-line a motrollón

Con afecto

Laura

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.