Engaños y tal, y tal…

Bueno, pues hola emnautas y emnautos, ya estoy de vuelta. ¿Qué bienj!

Entre infecciones de orina (qué incomodidad; bendito Monurol) faja para la espalda y cansancio generalizado, pues aquí seguimos. Imaginaos el glamour, y el sex-appeal ja, ja.
También es verdad que hemos pasado unas vacaciones maravillosas en Menorca. ¡Qué bonito! Y qué tranquilas han sido… Bueno pues el obligado descanso a la vuelta estaba cantado, así que no me quejo. Mi disco duro estaba ya saturado y ya era hora de formatearlo y desinfectar indeseables virus. La desinfección ha sido total, y sólo eso, merece la pena.

Llevo retocando esta idea ya unos cuantos días así que poco a poco ha ido saliendo.

Pues hablando de Menorca, un
día en un periódico de allí me encontré este titular:

Atrapada en un camarote: una mujer discapacitada se gasta 2600 € en un crucero adaptado que al final resulta no estarlo

(En Google lo encontráis sin pérdida)

Parece ser que le van a devolver íntegro el dinero pero a mí eso no me parece suficiente. ¿Qué menos, por favor? Mínimo devolver el dinero pagado por el servicio no prestado en las condiciones acordadas. Pero… ¿Y los daños morales? Si a esta persona le vendieron un crucero adaptado ¿cómo pueden ahora escudarse en la naviera? ¿Cómo no hay un reconocimiento público de la ofensa y una petición de disculpas? Sería lo menos.

Es alucinante que hoy en día ocurran estas cosas ¿no?
Tres mujeres encerradas una semana en un camarote que la tripulación tuvo que “apañar” para ponerlo un poco mejor.
Al final, son los de abajo del todo los que cargan, con buena voluntad, con lo que otros, que sólo querían vender, destrozaron. El autobús de las excursiones sin adaptar, sin visitar los puertos prometidos. Después de conseguido (vender) se olvidó lo prometido.

Y aún la chica de la agencia pide una disculpa por parte de Natalia por los términos que ésta utilizó en una carta. Disculpas deberían pedir la agencia, la naviera y todos. Después de encerrarla en Alcatraz le piden que se disculpe. Es que me parece surrealista.

Alguna asociación de personas con discapacidad local debería personarse y denunciar esta estafa con todos sus agravantes. ¿Sólo va a poder viajar a través de Asociaciones? No sé en Baleares, pero sé que Cocemfe y otras Asociaciones como las nuestras organizan todos los años salidas y vacaciones.

Imagino estas mujeres, con lo que han pasado, ni oír hablar del tema quieren, y lo entiendo.

Y sin denuncias, las estafas siguen adelante.

Así que, los viajes… habrá que hacer con gente de fiar. Consultar asociaciones, foros…Y cuidado con Internet, cuanto más virtual sea más peligro de engaño.

Bueno… es aquel antiguo (y moderno) de los apartamentos en primera línea de playa, que resultaban estar a 800m, o más… Es lo que ocurre hoy con líneas telefónicas, adsls y demás. Supongo que habréis tenido experiencias con ellos…

¿Hay que acostumbrarse a que nos engañen tanto todo el rato?¿Hay que convertirse en ciudadanos resignados (con ventas, con políticos, con injusticias…) y que sólo están abocados al consumo?

Pues rumiando tan ligera pregunta os dejo hasta la próxima

Compañeras y compañeros ha sido un placer escribir esto y ya sabéis, vuestros comentarios nos enriquecen a todos, así que los espero (ya he visto que unas cuantas habéis estado al pie del cañón)

Por cierto Ana, ayer mismo me acordé de tus gafas en un momento de esos en los que una tiende a dramatizar. Algún día hablaremos de generalizaciones, dramatizaciones y películas mil que a veces tendemos a inventarnos sin que todavía haya ocurrido nada de nada; pero de nada… Me voy a documentar y a madurar la idea, a ver qué saco

Cuidaos mucho todos y no dejéis que vuestro disco duro se sobrepase y se llene de virus.
Saludos
Laura

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.