CORAJE y PACIENCIA

¡Hola emnautas! ¿Cómo va eso?

Espero que bien, acercándonos al veranito y con la prevención por el calor. A mí es lo que me ocurre, al menos. Si sube mucho la temperatura me canso más, necesito beber fresco todo el rato, y yo que sé… Creo que bastantes me entenderéis, otros no, porque no a todos nos afecta de la misma manera.

Y eso que donde vivo no hace mucho… Buff… No podría en sitios en los que hace tremendo calor.

Bueno, ya veremos cómo viene el clima de los próximos meses.

Para empezar, deciros que ya me ha llegado mi turno en rehabilitación. La espalda, ¿os acordáis? Tocan sesiones diarias que espero den resultado. Ahora, paciencia, paciencia… porque estoy en muy baja forma y, aproximadamente, me duele todo. Je, je, ya pasará, yo creo que estoy un poquito mejor. Y eso es lo importante.

Pues os iréis enterando.

Hoy quiero dedicarle mi post a una emnauta y comentarista no enferma de em pero sí muy solidarizada con nuestro tema.

Ella es Mª Luz y su comentario fue de ánimo y comprensión. Bueno, pues ahora ella es la que se enfrenta a una espada de Damocles. Poco después de su comentario en este blog supe que se enfrenta a un cáncer de pulmón y que va a someterse a quimioterapia y radioterapia en breve. Verla en el hospital con su actitud de fuerza y coraje me impresionó y fue toda una lección para mí.

Ella es muy fuerte y está decidida a plantarle cara y luchar.

Cuando lo supe me vi enfrentada a mí misma y valorando como nunca todo lo que tengo. ¿No os ha pasado nunca daros cuenta de que sólo pensáis en vosotros mismos, en vuestros síntomas, en vuestros “problemas” y de repente quedaros inmovilizados, petrificados, al comprobar que otros se enfrentan a realidades tan serias o más? En esos casos yo digo: y yo me quejaba por mi espalda, y yo me quejaba porque no sé si voy a estar bien en vacaciones… Y yo me quejaba…

Supongo que en épocas más bajas: dolor, fatiga, más síntomas… una acaba pensando sólo en su circunstancia. Por eso es bueno escuchar a los demás, y salir del propio autismo para encontrarse otras realidades que nos dan muchas lecciones. También creo que las personas somos así y que, al menos, hay que darse cuenta de ello para apreciarlo todo en su justa medida.

En este caso, Mª Luz se enfrenta con coraje a su situación. Y me ha dado una gran lección cuando la he visto en el hospital. Ella y tanta gente…

Ni siquiera nosotros, que ya tenemos un “premio”, nos libramos de otras enfermedades. ¡Ja, estaría bueno!

La vida te da sus cartas e intentas sacar la mejor jugada posible. Ser el mejor jugador no es ganar siempre, sino jugar las cartas que tienes de la mejor manera posible. Lo obvio es que aquí no hay posibilidad de trampa. Esta es una metáfora que utilizo siempre para “ponerme las pilas”, la encontraría en algún libro del que ya ni me acuerdo.

Bueno pues desde aquí, Mª Luz, todos los ánimos posibles para mi dulce macarra preferida.

Sé fuerte, primero, por ti, y luego, por todos. Por aquí, ya lo sabes, todos te queremos un montón.

A todos los emnautas: cuidaos mucho y ¡¡¡A jugar… la mejor jugada !!!

Laura

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.