7 AÑOS DE GUERRA EN SIRIA: PROTEJAMOS LA EDUCACIÓN// SIRIAN, 7 URTE GERRAN: BABES DEZAGUN HEZKUNTZA!

Desde Entreculturas y ALBOAN queremos responder al llamado de JRS, movilizando a la opinión pública en torno a la urgencia de proteger la educación para proteger a su vez la infancia que está siendo víctima del conflicto tanto dentro como fuera de las fronteras sirias. Queremos además defender una cultura de la hospitalidad en nuestros países. Asimismo, pedimos al Gobierno que apueste por políticas que contribuyan a tales fines tanto a nivel nacional, como de la UE y en el marco de las Naciones Unidas.

Desde que comenzó la guerra en Siria en 2011 se estima que más de 5,5 millones de personas han huido del país, 6,1 millones se han desplazado internamente, 450.000 ha perdido la vida y 1,5 millones han resultado heridas. La guerra ha sido y continúa siendo devastadora no solo en términos de víctimas mortales y desplazados, sino también en lo que respecta a la destrucción de las instituciones y los sistemas necesarios para el funcionamiento del país.

Millones de personas han huido del asedio para encontrar refugio. Millones de niños y niñas han sido víctimas de la violencia en el camino a la escuela o cuando se encontraban en ella. Además, otros muchos se han visto privados de su derecho a la educación dentro su país en guerra o cuando han tenido que huir del mismo.

A lo largo de estos 7 años de conflicto, que se ha recrudecido en las últimas semanas, 2’4 millones de niños y niñas sirias han visto interrumpido el ejercicio de su derecho a la educación (1’75 mil siguen en Siria y 730 mil se encuentran en países limítrofes como Líbano) y uno de cada tres centros escolares sirios han sido destruidos o están destinados a otros usos. Privar a niños y niñas de su educación supone perder su presente y su futuro, sus posibilidades de aprender, jugar y vivir una infancia y una vida adulta con dignidad. Ese tiempo no se recupera.

La mayor parte de los 12 millones de personas en situación de desplazamiento forzado han sido acogidas en países limítrofes como Líbano, Jordania, Turquía e Irak, que cuentan con menos recursos y servicios para ello. En este contexto, la Unión Europea restringe la acogida de personas que huyen del conflicto en nuestros países a través de la firma de acuerdos como el Tratado UE- Turquía, que opera en la retención de los flujos de personas con derecho a asilo hacia Europa a cambio de una retribución económica.

Nuestro trabajo con personas refugiadas en Líbano junto a JRS

Líbano acoge a un millón de personas refugiadas sirias en la actualidad. Se trata de un país pequeño y, sin embargo, es el tercer país que más refugiados acoge en todo el mundo, siendo el que más población refugiada tiene en relación a su población total. El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS), que está presente en la zona desde 2008, trabaja en Líbano garantizando el derecho a la educación de 3.500 niños y niñas refugiadas, una labor que apoyamos desde Entreculturas y ALBOAN. 

La atención a estos 3.500 niños y niñas comprende su matriculación en el colegio, el mantenimiento de las infraestructuras educativas y el equipamiento de las aulas, la distribución de materiales educativos, el desayuno escolar diario y materiales de higiene básicos, el transporte, la formación al profesorado, la realización de actividades extracurriculares y la atención psicosocial a estudiantes y familias de las escuelas.

En Bourj Hammoud, que se encuentra en la capital, Beirut, apoyamos la educación de 150 niños y niñas refugiadas urbanas en un centro de aprendizaje acelerado que proporciona educación a nivel de primaria y secundaria mediante el uso de ordenadores para refuerzo escolar y su inserción en el sistema educativo libanés. En Baalbek y Bar Elias, ambos en la región de Bekaa, al este del Líbano, 2.363 niños y niñas ejercen su derecho a una educación de calidad en condiciones de seguridad y protección en un total de 6 escuelas. Igualmente 1.074 niños y niñas refugiados sirios de dos escuelas en Nahrya y Telyani tienen acceso a una educación que contribuye a su inserción en el sistema educativo libanés.

También trabajamos en En Jbeil (Biblos), atendiendo a 300 familias sirias que han llegado a Líbano huyendo de la guerra y que necesitan ayuda humanitaria. Trabajamos para aumentar su resiliencia a través de visitas a domicilio y distribución de alimentos para su supervivencia.

La educación y la infancia deben protegerse dentro y fuera del conflicto

Desde Entreculturas y ALBOAN queremos responder al llamado de JRS, movilizando a la opinión pública en torno a la urgencia de proteger la educación para proteger a su vez la infancia que está siendo víctima del conflicto tanto dentro como fuera de las fronteras sirias. Queremos además defender una cultura de la hospitalidad en nuestros países. Asimismo, pedimos al Gobierno que apueste por políticas que contribuyan a tales fines tanto a nivel nacional, como de la UE y en el marco de las Naciones Unidas.

  • Exigimos que el papel de España en los diferentes espacios internacionales impulse de manera protagonista el respeto al Derecho Internacional Humanitario y la protección de las escuelas en el Consejo de Derechos Humanos, y trabaje por un política migratoria y de asilo europea que sea coherente con los derechos humanos.
  • Exigimos también que España garantice una forma más eficaz de compartir la responsabilidad frente a los grandes movimientos migratorios, en lugar de concentrar a los refugiados en los países limítrofes a los conflictos, que genera frecuentemente nuevas situaciones de vulnerabilidad y de malestar. El Gobierno español puede y debe hacer mucho más para favorecer la llegada de personas refugiadas por vías legales.
  • Finalmente, España debe recuperar e invertir en una política pública de cooperación al desarrollo (AOD) robusta ya que 8 de cada 10 personas refugiadas viven en países menos desarrollados y limítrofes con las zonas de conflicto por lo que los Gobiernos de acogida necesitan fortalecer sus políticas de integración para que las personas refugiadas pueden ejercer sus derechos, como el de la educación.
  • Asimismo, España debe aumentar la financiación destinada a la educación en situaciones de emergencia y conflicto, de forma significativa y predecible a lo largo del tiempo destinando un total dell 4% del total de la ayuda destinada a acción humanitaria a la educación en emergencias y avanzar con paso firme hacia el 6% destinado actualmente por la UE.

 

Entreculturas eta ALBOAN erakundeetatik Errefuxiatuentzako Zerbitzu Jesuitak (JRS) egindako  deiari erantzun nahi diogu eta, horretarako, iritzi publikoa mugiarazi gura dugu hezkuntza babesteko premiaren inguruan, horrela haurrak ere babestuak izango baitira: gatazkaren biktimak, bai Siria barruan bai Siriako mugetatik kanpo. Halaber, gure herrialdeetan garatu behar den hospitalitatearen kultura defendatu nahi dugu. Horregatik, Gobernuari eskatzen diogu helburu horiek lortu ahal izateko politikak ezar ditzan bai maila nazionalean bai Europar Batasunean eta Nazio Batuen Erakundean.

Sirian, 2011. urtean gerra hasi zenetik, kalkulatzen da 5,5 milioi pertsonak ihes egin behar izan dutela, 6,1 milioi lekualdatu direla herrialdearen barnean, 450.000 pertsona hil direla eta 1,5 milioi zaurituak gertatu direla. Gerra suntsitzailea izan da, eta horrelakoa ere bada oraindik, zeren eta hildakoen kopuruari gehitu behar baitzaio herrialdearen funtzionamendurako beharrezkoak diren sistema eta erakundeen suntsiketa.

Milioika pertsonak setiotik ihes egin dute babesa aurkitu ahal izateko. Milioika haur indarkeriaren biktimak izan dira eskolarako bidean zihoazelarik edo eskolan bertan zeudelarik. Gainera, beste askori ere hezkuntzarako eskubidea kendu zaie, herrialdean bertan, gerra barruan zeudelako edo gerragatik ihes egin behar izan dutelako.

Gatazkaren 7 urte hauetan zehar, 2,4 milioi haurrek geldiarazita izan dute beren hezkuntzarako eskubidea (1,75 milioik Sirian jarraitzen dute eta 730.000 herrialde mugakideetan daude, Libanon kasu). Sirian, hiru ikastetxetik bat suntsitua izan da, edo beste erabilera batzuetarako hartua. Haurrei hezkuntza kentzeak kalte handiak ekarri dizkie berekin: orainaldia eta etorkizuna galtzea, hau da, jolasteko, ikasteko eta haurtzaroa bizitzeko aukerak eta heldutasunerako bizitza duina galtzea. Eta egoera are gehiago gogortu da azken asteotan.

Behartutako lekualdaketa-egoeran dauden 12 milioi pertsonaren artean, gehienak herrialde mugakideetan izan dira onartuak, hau da, Libanon, Jordanian, Turkian edo Iraken. Baina herrialde horiek horretarako dituzten baliabideak eta zerbitzuak urriak izan ohi dira.

Testuinguru honetan, Europar Batasunak gatazkatik ihes egiten duten pertsonen harrera murriztu du gure herrialdeetan, eta horretarako akordioak erabili, hala nola, EB eta Turkiarren artean lortutakoa. Horren ondorioz, asilo-eskubidea duten pertsonen mugimenduak atxiki egiten dira, ordainsari ekonomikoaren truke.

Gure lana pertsona errefuxiatuekin Libanon, Errefuxiatuentzako Zerbitzu Jesuita (JRS) erakundearen ondoan

Gaur egun, Siriako milioi bat pertsona errefuxiatu babesten du Libanok. Herrialde txikia da, baina, hala ere, errefuxiatu gehien onartzen duen hirugarrena da, mundu mailan, eta herrialdeko biztanleen kopuru osoa proportzioan kontuan hartuta, errefuxiatu gehien onartu duena. Errefuxiatuentzako Zerbitzu Jesuitak (JRS), eskualde hartan bertan 2008. urtetik arituak, Libanon dihardu 3.500 haur errefuxiaturen hezkuntza-eskubidea bermatu ahal izateko. Lan horretan, Entreculturas eta ALBOAN erakundeetatik ere laguntzen dugu.

3.500 haur horiekin egiten den lanak hainbat premia betetzen ditu: ikastetxean matrikula egin, heziketarako azpiegiturak mantendu eta gelak hornitu, hezkuntza-materialak banatu, egunero gosaria eman, higienerako oinarrizko materialak, garraioa, irakasleei prestakuntza eman, curriculumez kanpoko jarduerak egin eta arreta psiko-soziala eman eskoletako ikasleei eta familiei.

Bourj Hammoud-en, Beirut hiriburuan, 150 haur errefuxiatu hiritarren hezkuntzan laguntzen dugu, ikaskuntza trinkorako ikastetxe batean, lehen eta bigarren mailako hezkuntzan. Ordenagailuen erabileraren bidez, eskola-errefortzua ematen da, Libanoko hezkuntza sisteman sartu ahal izateko helburuaz. Baalbek eta Bar Elias hirietan, Bekaa eskualdean, Libanoko ekialdean, 2.362 haurrek beren kalitatezko hezkuntza-eskubidea erabiltzen dute 6 eskolatan, babes eta segurtasuneko baldintzetan. Era berean, Siriako 1.074 haur errefuxiatuk, Nahrya eta Telyaniko bi eskolatan, hezkuntzarako eskubidea dute Libanoko hezkuntza-sisteman integratu ahal izateko.

Biblosen, Jbeil-en ere lan egiten dugu eta, bertan, gerratik ihes egin nahian eta laguntza humanitarioaren beharretan, Libanora heldu diren 300 familia siriarri laguntze diegu. Beren erresilientzia areagotzen dihardugu eta, horretarako, bisitak egiten ditugu etxeetan eta biziraupenerako janaria banatzen dugu.

Hezkuntza eta haurtzaroa babestu behar dira gerra barruan eta gerratik kanpo

Entreculturas eta ALBOAN erakundeetatik Errefuxiatuentzako Zerbitzu Jesuitak (JRS) egindako  deiari erantzun nahi diogu eta, horretarako, iritzi publikoa mugiarazi gura dugu hezkuntza babesteko premiaren inguruan, horrela haurrak ere babestuak izango baitira: gatazkaren biktimak, bai Siria barruan bai Siriako mugetatik kanpo. Halaber, gure herrialdeetan garatu behar den hospitalitatearen kultura defendatu nahi dugu. Horregatik, Gobernuari eskatzen diogu helburu horiek lortu ahal izateko politikak ezar ditzan bai maila nazionalean bai Europar Batasunean eta Nazio Batuen Erakundean.

  • Exijitzen dugu Nazioarteko Zuzenbide Humanitarioarekiko errespetua bultzatzea izan dadin Espainiaren zeregina, baita Giza Eskubideen Kontseiluan eskolen babesa indartzea ere; azken finean, giza eskubideekiko koherentea den migrazio eta asiloko politikaren alde lan egitea.
  • Aldi berean, exijitzen dugu Espainiak modu eraginkorragoan mugimendu migratzaileei aurre egiteko ardura parteka dezan, errefuxiatuak gatazkaren ondoko herrialde mugakideetan bildu gabe, horrela sortzen baitira kalteberatasuneko eta egonezineko egoera berriak.
  • Azkenik, Espainiak berreskuratu behar du garapenerako lankidetzako politika, eta bertan gehiago inbertitu, zeren eta 10 pertsona errefuxiatutik 8 garapen urria duten herrialdeetan eta gatazkekiko mugakideetan bizi baitira. Horregatik, harrerako Gobernuek integrazio-politikak sendotu behar dituzte pertsona errefuxiatuek beren eskubideak erabil ditzaten, hezkuntzarako eskubidea kasu.
  • Modu berean, Espainiak handitu behar du larrialdi- eta gatazka-egoeretan garatzen den hezkuntzaren finantzaketa, modu nabarmenean eta denboran zehar aurretik ikustekoa. Ekintza humanitariorako kopuru osotik %4 bideratu beharko litzateke larrialdiko hezkuntzarako, eta eman urrats sendoak gaur egun EBk horretarako erreserbatzen duen %6rantz.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.