EXPLOTAR MINERALES EN PAÍSES EN CONFLICTO

ALBOAN, junto con más de 40 organizaciones internacionales, critica una reciente propuesta de regulación europea que no consigue evitar que las compras de minerales por parte de empresas europeas financien conflictos en algunos países productores de esos recursos.

Más de 40 organizaciones de la sociedad civil, entre las que se encuentra ALBOAN, han firmado un comunicado dirigido a la Unión Europea, en el que se critica por “tener un impacto mínimo y no ser suficiente, por recomendar y no exigir” una propuesta de ley europea que en principio busca un comercio “responsable” de minerales procedentes de zonas en conflicto pero que según estas organizaciones “no garantizará que se siga comerciando con minerales que financian grupos armados en esos países”

Este proyecto de ley europea regula la extracción, suministro y comercialización de cuatro minerales: estaño, tantalio, wolframio y oro por parte de empresas europeas. No obliga a las empresas a informar a la UE de sus cadenas de extracción y distribución, sino que establece que lo hagan de manera voluntaria, afectando a un número limitado de empresas.

Las ONG consideran que la Comisión ha perdido la oportunidad de “hacer una ley fuerte que exigiera las empresas y no solo recomendara un mayor control sobre el aprovisionamiento de minerales”.

Las organizaciones también consideran que “la Comisión ha cedido ante un poderoso lobby industrial para reducir el alcance y hacer una propuesta más débil”, entiende que “la resistencia de las empresas es infundada y muestra un fracaso a la hora de reconocer la necesidad y los beneficios potenciales de conocer lo que sucede en la cadena de suministro. El hecho de que las empresas basadas en Estados Unidos, impulsadas por la legislación, están llevando a cabo una mayor diligencia debida muestra que esto es posible”.

Se espera que el Parlamento Europeo y el Consejo voten la propuesta este mismo año. En ese momento, los parlamentarios y los Estados miembro deben tener como prioridad el fortalecimiento de la legislación para que rompa el vínculo entre minerales y financiación de conflicto. En caso contrario, según consideran los firmantes de este escrito, “la UE continuará siendo un centro de comercio dañino”.

Comunicado de la UE.

ALBOAN y sus organizaciones en el Sur, trabajan desde hace años con las peores consecuencias de un fenómeno que tiene como origen la explotación de los recursos minerales en zonas de conflicto: financiación de grupos armados y de conflictos, violencia, desplazamiento forzoso de las personas, condiciones laborales de esclavitud o semi-esclavitud., prostitución, economías locales devastadas, degradación medioambiental…Todas estas derivadas tienen como “alimento” constante la extracción en países del Sur de coltán para los dispositivos móviles, de oro para el gran mercado mundial abierto hace tiempo o de wolframio.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.